EN OC­CI­DEN­TE

EN ES­TA­DOS UNI­DOS, EL IN­DI­VI­DUO ES LO MÁS IM­POR­TAN­TE.

Educación (Colombia) - - Mundo -

Es­ta so­cie­dad pue­de con­si­de­rar que cier­tas me­di­das dis­ci­pli­na­rias son de­ma­sia­do fuer­tes. En la otra ca­ra de la mo­ne­da es­tá la vi­sión oc­ci­den­tal que, se­gún el in­ves­ti­ga­dor cul­tu­ral Ch­ris Bau­mann, a ve­ces obe­de­ce a ló­gi­cas si­mi­la­res del “ser­vi­cio al clien­te”: bus­can ga­ran­ti­zar que el es­tu­dian­te “dis­fru­te” su edu­ca­ción y, en ge­ne­ral, no es tan es­tric­ta co­mo la orien­tal. De acuer­do con Amy Chua, aca­dé­mi­ca es­ta­dou­ni­den­se hi­ja de in­mi­gran­tes fi­li­pi­nos, en Oc­ci­den­te se de­fien­de la vi­sión de que “po­ner ex­tre­ma aten­ción so­bre el buen desem­pe­ño aca­dé­mi­co no es bueno pa­ra los ni­ños” y que “los pa­dres ne­ce­si­tan fo­men­tar la idea de que apren­der es di­ver­ti­do”. Mien­tras que la edu­ca­ción orien­tal fa­vo­re­ce el or­den y una dis­ci­pli­na es­tric­ta, re­pre­sen­ta­da por el gran res­pe­to de los es­tu­dian­tes ha­cia los pro­fe­so­res, de acuer­do al es­tu­dio "Wes­tern and Eas­tern Edu­ca­tio­nal Phi­lo­sop­hies" (Fi­lo­so­fías edu­ca­ti­vas orien­ta­les y oc­ci­den­ta­les), en Oc­ci­den­te el pa­pel de los pro­fe­so­res se ase­me­ja más al de un guía de los es­tu­dian­tes. Co­mo guía, el do­cen­te tie­ne que orien­tar el pro­ce­so edu­ca­ti­vo de ca­da alumno, quien de­be crear­lo por sí mis­mo, se­gún sus in­quie­tu­des y crea­ti­vi­dad. Los erro­res, a di­fe­ren­cia de Orien­te, son vis­tos co­mo par­te de un pro­ce­so, co­mo una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra apren­der. Con es­ta vi­sión so­bre las equi­vo­ca­cio­nes, los cas­ti­gos no son tan se­ve­ros, y los que son fí­si­ca y psi­co­ló­gi­ca­men­te es­tre­san­tes es­tán prohi­bi­dos por le­yes en la ma­yo­ría de paí­ses, co­mo ocu­rre en Bra­sil. Las me­di­das dis­ci­pli­na­rias más gra­ves en Oc­ci­den­te (usual­men­te las sus­pen­sio­nes) tie­nen otro ti­po de efec­tos en los alum­nos, co­mo la des­vin­cu­la­ción to­tal del sis­te­ma edu­ca­ti­vo y, en oca­sio­nes, el in­gre­so al sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio. En Es­ta­dos Uni­dos, el fe­nó­meno es co­no­ci­do co­mo “School to pri­son pi­pe­li­ne” (El tú­nel del co­le­gio a la cár­cel). El en­fo­que dis­ci­pli­na­rio, cul­tu­ral­men­te arrai­ga­do en las so­cie­da­des y pa­sa­do de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción en las es­cue­las, es más de­ter­mi­nan­te que la efec­ti­vi­dad de las cla­ses y di­ri­ge ha­cia me­tas di­ver­sas los años de apren­di­za­je en la es­cue­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.