Edu­ca­ción, el prin­ci­pal se­gu­ro an­te la au­to­ma­ti­za­ción

Educación (Colombia) - - Entrevista -

SE­MA­NA EDU­CA­CIÓN (S.E.): El Ban­co Mun­dial vie­ne ha­blan­do de una “cri­sis en el apren­di­za­je”. ¿Qué sig­ni­fi­ca eso?

JAI­ME SAA­VE­DRA (J.S.): A ni­vel mun­dial ha ha­bi­do un avan­ce en tér­mi­nos de que más chi­cos es­tán en la es­cue­la. Pe­ro, la­men­ta­ble­men­te, eso no se tra­du­ce en más apren­di­za­jes. En un país tí­pi­co de Amé­ri­ca La­ti­na, la mi­tad de los chi­cos que es­tán en la es­cue­la no lo­gran los ni­ve­les mí­ni­mos en ma­te­má­ti­cas, cien­cias y com­pren­sión lec­to­ra. Eso nos lle­va a un con­jun­to de te­mas a tra­ba­jar re­la­cio­na­dos con la edu­ca­ción bá­si­ca, por un la­do, y con la edu­ca­ción de adul­tos, por el otro. Pien­sa na­da más en el re­to que te­ne­mos con el stock de egre­sa­dos que han sa­li­do des­de ha­ce 15 años con con­di­cio­nes edu­ca­ti­vas de ba­ja ca­li­dad y que se han ido acu­mu­lan­do en el mer­ca­do de tra­ba­jo. ¿Có­mo dar­le las ca­pa­ci­da­des bá­si­cas a chi­cos que ya pa­sa­ron su vi­da es­co­lar? Esa es otra gran área com­ple­ja que se nos vie­ne a ni­vel glo­bal.

S.E.: So­bre eso, us­te­des vie­nen tra­ba­jan­do su pró­xi­mo In­for­me de De­sa­rro­llo Mun­dial so­bre el mer­ca­do la­bo­ral ¿Nos pue­de ade­lan­tar al­go de lo que en­con­tra­ron?

J.S.: Con to­dos los pro­ce­sos de au­to­ma­ti­za­ción, ro­bo­ti­za­ción e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, lo que ve­mos es que se es­tán aca­ban­do vie­jos em­pleos a ni­vel glo­bal y se es­tán crean­do otros nue­vos que ha­ce unos años ni co­no­cía­mos. No sa­be­mos exac­ta­men­te cuá­les se­rán los tra­ba­jos per­ti­nen­tes. Pe­ro sa­be­mos que el prin­ci­pal se­gu­ro an­te es­ta reali­dad es la edu­ca­ción. Te­ner un con­jun­to de ha­bi­li­da­des y com­pe­ten­cias bá­si­cas va a ser lo úni­co que te ase­gu­re que pue­das so­bre­vi­vir en un mer­ca­do de tra­ba­jo in­cier­to los pró­xi­mos 40 años.

S.E.: ¿Cuá­les son esas com­pe­ten­cias?

J.S.: Se ha­bla de dos asun­tos. Uno de ellos es el apren­di­za­je de com­pe­ten­cias so­cio­emo­cio­na­les: có­mo ase­gu­rar en las es­cue­las que los chi­cos ten­gan to­do el con­jun­to de ha­bi­li­da­des blan­das co­mo la per­se­ve­ran­cia, el tra­ba­jo en gru­po, la em­pa­tía, el pen­sa­mien­to crí­ti­co, etc. Es­tas siem­pre han si­do im­por­tan­tes, pe­ro aho­ra lo son más, par­ti­cu­lar­men­te el te­ma de apren­der cons­tan­te­men­te, de ca­ra a los cam­bios la­bo­ra­les que ven­drán. Lo otro son las com­pe­ten­cias di­gi­ta­les, ca­da vez más im­por­tan­tes y en las que en­con­tra­mos un desafío en va­rios paí­ses que, si no so­lu­cio­na­mos, pue­de ge­ne­rar mu­chas inequi­da­des. La tec­no­lo­gía es una he­rra­mien­ta que pue­de ha­cer­te mu­cho más pro­duc­ti­vo, pe­ro el ac­ce­so a ella es­tá todavía muy di­fe­ren­cia­do se­gún los in­gre­sos que ten­gas. Por eso lo te­ne­mos que ase­gu­rar a to­dos los chi­cos, en par­ti­cu­lar a los que vie­nen de me­no­res ni­ve­les so­cio­eco­nó­mi­cos.

S.E.: ¿Por qué es ne­ce­sa­rio ha­blar de la in­ver­sión en ca­pi­tal hu­mano?

J.S.: Es fun­da­men­tal po­ner so­bre la me­sa otra vez el te­ma. Ese dis­cur­so ha es­ta­do en la dis­cu­sión mu­chas ve­ces, pe­ro no ha te­ni­do su­fi­cien­te im­pac­to so­bre la in­ver­sión que se ha­ce en la ma­yo­ría de paí­ses. De he­cho, en es­te mun­do de aná­li­sis ma­croe­co­nó­mi­co siem­pre se oye que los sec­to­res so­cia­les son los soft sec­tors (sec­to­res sua­ves), cuan­do en reali­dad no hay na­da blan­do en ela­bo­rar una re­for­ma edu­ca­ti­va o de sa­lud. Lo gra­ve es que, en los paí­ses po­bres y de in­gre­so me­dio, es­tas car­te­ras –que ne­ce­si­tan re­for­mas ex­ce­si­va­men­te com­ple­jas– ra­ra vez tie­nen bu­ro­cra­cias con el mis­mo ni­vel de ca­li­fi­ca­ción que un Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía. Us­te­des tu­vie­ron de mi­nis­tro de Sa­lud y la Pro­tec­ción So­cial a Ale­jan­dro Ga­vi­ria (no pue­des pe­dir más que eso), pe­ro esa no es la re­gla en los paí­ses en vía de de­sa­rro­llo.

JAI­ME SAA­VE­DRA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.