Edu­ca­ción: la cla­ve pa­ra ce­rrar bre­chas

Bo­go­tá pre­sen­ta la ta­sa más ba­ja de de­ser­ción es­co­lar en los úl­ti­mos 20 años. Pa­só de 3,6% en 2015 a 1,6% en 2017.

Educación (Colombia) - - ESPECIALES -

Un ni­ño po­bre se­gui­rá sien­do po­bre si aban­do­na la es­cue­la. Dra­má­ti­ca reali­dad que, se­gún Uni­cef, no se de­tie­ne en el mun­do. Más de 123 mi­llo­nes de pe­que­ños de­jan las au­las ca­da año, lo que equi­va­le a 11,5% de los me­no­res en edad es­co­lar, jus­ta­men­te en los paí­ses en don­de las con­di­cio­nes de vi­da de las fa­mi­lias son más pre­ca­rias.

Co­lom­bia, un país en el que 28% de sus ha­bi­tan­tes son po­bres (Da­ne, 2017), no se sal­va de es­te pa­no­ra­ma. Aun­que la ta­sa ha des­cen­di­do pau­la­ti­na­men­te en los úl­ti­mos años, más de 320 mil es­tu­dian­tes de­ser­ta­ron el úl­ti­mo año.

¿Las ra­zo­nes? Em­ba­ra­zos tem­pra­nos, tra­ba­jo in­fan­til, tra­ta de per­so­nas y sí, por la po­bre­za, cau­sa y con­se­cuen­cia de es­te fe­nó­meno so­cial. ¿Qué ha­cer? Uni­cef y ex­per­tos lle­gan a la mis­ma con­clu­sión: hay que in­ver­tir más y ha­cer más.

En Bo­go­tá, ca­pi­tal y en­te te­rri­to­rial con la matrícula más al­ta de to­do el país (780 mil es­tu­dian­tes en el sis­te­ma ofi­cial, equi­va­len­te a cer­ca del 10% de la matrícula na­cio­nal), la de­ser­ción es­co­lar no so­lo se de­tu­vo, sino que al­can­zó su ta­sa más ba­ja en los úl­ti­mos 20 años, pa­san­do de 3,6% en 2015 a 1,6% en 2017.

Es una ci­fra his­tó­ri­ca que el al­cal­de En­ri­que Pe­ña­lo­sa atri­bu­ye, jus­ta­men­te, a que en Bo­go­tá se es­tá ha­cien­do más e in­vir­tien­do más. Por es­to, des­ti­nó el pre­su­pues­to más al­to de la his­to­ria pa­ra la edu­ca­ción, que a la fe­cha su­pera los 10,5 bi­llo­nes de pe­sos, pa­ra con­so­li­dar una apuesta in­te­gral por la ca­li­dad que re­duz­ca bre­chas y ofrez­ca ver­da­de­ras opor­tu­ni­da­des de ser fe­li­ces a ni­ñas y ni­ños.

El re­to es con­ver­tir a Bo­go­tá en una ciu­dad edu­ca­do­ra; una que po­ten­cia los ta­len­tos, ca­pa­ci­da­des e in­tere­ses de los ni­ños y jó­ve­nes en to­das las di­men­sio­nes (in­te­lec­tual, cor­po­ral, afec­ti­va, per­so­nal-so­cial, crea­ti­va, en­tre otras) y que con­tri­bu­ye a al­can­zar la fe­li­ci­dad de to­dos en su con­di­ción de in­di­vi­duos, miem­bros de una fa­mi­lia y de la so­cie­dad.

Gra­cias a es­ta apuesta, en los úl­ti­mos años Bo­go­tá no so­lo re­du­jo su ta­sa de de­ser­ción es­co­lar, sino tam­bién la de anal­fa­be­tis­mo, pa­san­do de 1,82% a 1,47%. Su­peró ade­más to­das las me­tas es­ta­ble­ci­das por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción pa­ra el Ín­di­ce Sin­té­ti­co de Ca­li­dad Edu­ca­ti­va y, ac­tual­men­te, se si­túa en­tre las tres pri­me­ras ciu­da­des del país con me­jo­res re­sul­ta­dos en to­das las áreas eva­lua­das en las prue­bas Sa­ber 11 y ha au­men­ta­do el por­cen­ta­je de co­le­gios dis­tri­ta­les con re­sul­ta­dos so­bre­sa­lien­tes (B, A y A+), pa­san­do de 74,6% en 2015 a 84,5% en 2017.

Una de las es­tra­te­gias es­pe­cí­fi­cas pa­ra de­te­ner el aban­dono es­co­lar fue el diseño y pues­ta en mar­cha de la Ru­ta de Ac­ce­so y Per­ma­nen­cia, que tie­ne co­mo re­to ga­ran­ti­zar a la po­bla­ción en edad es­co­lar las mis­mas opor­tu­ni­da­des de ac­ce­der al co­le­gio y cul­mi­nar sus es­tu­dios.

Es­ta ini­cia­ti­va, que la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción de Bo­go­tá ca­li­fi­ca co­mo pio­ne­ra en el país, per­mi­tió iden­ti­fi­car 36 cau­sas di­fe­ren­tes por las cua­les ni­ñas y ni­ños de­jan el co­le­gio en Bo­go­tá e ini­ciar el acom­pa­ña­mien­to a las 100 ins­ti­tu­cio­nes con ma­yo­res ín­di­ces de de­ser­ción, lo­gran­do que más de 26 lo re­du­je­ran a me­nos del 1% en 2017.

La ru­ta tam­bién in­clu­ye la bús­que­da ac­ti­va ca­sa por ca­sa, puer­ta a puer­ta, de ni­ñas, ni­ños, jó­ve­nes y adul­tos deses­co­la­ri­za­dos, du­ran­te to­do el año y en to­das las lo­ca­li­da­des de la ciu­dad, con­si­guien­do que, a la fe­cha, más de 10 mil per­so­nas ha­yan re­gre­sa­do a la es­cue­la.

Pa­ra aten­der in­te­gral­men­te las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de es­tas po­bla­cio­nes, Bo­go­tá cuen­ta con es­tra­te­gias edu­ca­ti­vas fle­xi­bles en el mar­co de la po­lí­ti­ca de edu­ca­ción in­clu­si­va de la ciu­dad con la que se

be­ne­fi­cian a más de 20 mil per­so­nas ac­tual­men­te, en­tre ellas, jó­ve­nes, adul­tos, mu­je­res y hom­bres en ejer­ci­cio de la pros­ti­tu­ción, mu­je­res víc­ti­mas de di­fe­ren­tes vio­len­cias, tra­ba­ja­do­res in­for­ma­les y ha­bi­tan­tes y ex­ha­bi­tan­tes de ca­lle.

Ade­más, ofre­ce aten­ción di­fe­ren­cial a más de 66 mil víc­ti­mas del con­flic­to, cin­co mil miem­bros de gru­pos ét­ni­cos, 16 mil con dis­ca­pa­ci­dad, más de mil con ca­pa­ci­da­des ex­cep­cio­na­les y 12.400 es­tu­dian­tes de zo­nas ru­ra­les.

Co­mo lo ex­pli­ca el al­cal­de, la ca­pi­tal es­tá for­ta­le­cien­do las competencias bá­si­cas y so­cio­emo­cio­na­les de los alum­nos, la cua­li­fi­ca­ción de los do­cen­tes y la am­plia­ción de la jor­na­da y, ade­más, es­tá ofre­cien­do a ni­ños y jó­ve­nes opor­tu­ni­da­des de apren­der, vi­vir y sen­tir en la ciu­dad, más in­fra­es­truc­tu­ra edu­ca­ti­va, el me­jor Pro­gra­ma de Ali­men­ta­ción Es­co­lar del país y entornos es­co­la­res se­gu­ros y pro­tec­to­res.

En es­te sen­ti­do, en Bo­go­tá se am­plió la co­ber­tu­ra de es­tu­dian­tes del Dis­tri­to con jor­na­da úni­ca, pa­san­do del 4% en 2015 al 14% en la ac­tua­li­dad; se di­se­ñó e im­ple­men­tó un plan de for­ta­le­ci­mien­to de competencias en lec­toes­cri­tu­ra, que be­ne­fi­cia a alum­nos de 141 ins­ti­tu­cio­nes y, gra­cias a la ‘Re­vo­lu­ción de los co­le­gios’, las ni­ñas y ni­ños de Bo­go­tá cuen­tan con 12 co­le­gios nue­vos, dos en lo­te nue­vo y diez en lo­te exis­ten­te.

“Sa­be­mos que la de­ser­ción es­co­lar in­ci­de en la con­ti­nui­dad del ci­clo de la po­bre­za, ge­ne­ra ta­sas más ba­jas de em­plea­bi­li­dad y me­no­res dis­po­si­cio­nes y ca­pa­ci­da­des pa­ra la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na. Es ur­gen­te de­te­ner es­ta pro­ble­má­ti­ca, por nues­tros ni­ños y jó­ve­nes, en un tra­ba­jo de­ci­di­do que nos in­vo­lu­cre a to­dos”, con­clu­ye el al­cal­de.

“En los úl­ti­mos años, Bo­go­tá no so­lo re­du­jo su ta­sa de de­ser­ción es­co­lar, sino tam­bién la de anal­fa­be­tis­mo, pa­san­do de 1,82% a 1,47%. Su­peró ade­más to­das las me­tas es­ta­ble­ci­das por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción pa­ra el Is­ce”.

La SED ofre­ce aten­ción di­fe­ren­cial víc­ti­mas del con­flic­to, miem­bros de gru­pos ét­ni­cos, per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad y es­tu­dian­tes de zo­nas ru­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.