Los li­bros por la edu­ca­ción

Du­ran­te si­glos el li­bro ha si­do el eje fun­da­men­tal del co­no­ci­mien­to y la edu­ca­ción. Su va­lor co­mo ar­ti­cu­la­dor de las con­ver­sa­cio­nes en­tre maes­tros y alum­nos y, por tan­to, de los pro­ce­sos de apren­di­za­je, de­be­ría re­fle­jar­se en una po­lí­ti­ca de go­bierno.

Educación (Colombia) - - ESPECIALES -

En su in­for­me “Ca­da ni­ño de­be­ría te­ner un li­bro de tex­to”, la Unes­co afir­ma que “la can­ti­dad de re­cur­sos que un país des­ti­na a ma­te­ria­les di­dác­ti­cos es un buen in­di­ca­dor de su com­pro­mi­so por ofre­cer una edu­ca­ción de ca­li­dad pa­ra to­dos”. Es­ta con­clu­sión sur­ge de los re­sul­ta­dos del es­tu­dio comparativo en­tre paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca, que re­ve­lan que un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble de ni­ños en la re­gión no cuen­ta con las he­rra­mien­tas de tex­to ne­ce­sa­rias, lo que afec­ta di­rec­ta­men­te su desem­pe­ño aca­dé­mi­co.

El ca­so de Co­lom­bia es es­pe­cial­men­te crí­ti­co en es­te con­tex­to. Se en­cuen­tra den­tro del gru­po de paí­ses en el que el por­cen­ta­je de ni­ños que tie­nen li­bros edu­ca­ti­vos de sus dis­ci­pli­nas os­ci­la en­tre el 16% y el 32%, el ran­go más ba­jo de la re­gión. Si se con­si­de­ra que, co­mo afir­ma la Unes­co, “los li­bros de tex­to re­sul­tan es­pe­cial­men­te per­ti­nen­tes pa­ra me­jo­rar los re­sul­ta­dos del apren­di­za­je”, es pri­mor­dial que la do­ta­ción de tex­tos es­co­la­res ha­ga par­te de la es­tra­te­gia del nue­vo go­bierno.

Pa­ra la Cá­ma­ra Co­lom­bia­na del Li­bro, ‘lec­tu­ra’, ‘li­bro’ y ‘bi­blio­te­cas’ son pa­la­bras cla­ve en la cons­truc­ción de nor­mas cul­tu­ra­les y edu­ca­ti­vas. Por es­to, “con­ver­tir la po­lí­ti­ca de lec­tu­ra en una po­lí­ti­ca de Es­ta­do es un im­pe­ra­ti­vo pa­ra un país que, a me­diano pla­zo, bus­ca ele­var los ni­ve­les de ca­li­dad de la edu­ca­ción co­mo una for­ma de for­ta­le­cer el te­ji­do so­cial y ele­var las competencias del re­cur­so hu­mano”. En ese con­tex­to, la dis­po­ni­bi­li­dad de tex­tos edu­ca­ti­vos es fun­da­men­tal. Otros go­bier­nos de la re­gión, co­mo el de Chi­le, re­co­no­cen es­te ti­po de tex­tos co­mo un ele­men­to ar­ti­cu­la­dor del pro­ce­so de apren­di­za­je de los es­tu­dian­tes y una guía esen­cial pa­ra los maes­tros.

De he­cho, con ple­na cons­cien­cia del cam­bio que han ge­ne­ra­do las tec­no­lo­gías, el sec­tor se ha ve­ni­do trans­for­man­do, am­plian­do sus con­te­ni­dos y la ma­ne­ra en que es­tos lle­gan a los alum­nos. Con es­to, ha lo­gra­do aten­der las nue­vas for­mas de ac­ce­so al li­bro y a la lec­tu­ra. Los in­di­ca­do­res de lec­tu­ra en Co­lom­bia vie­nen me­jo­ran­do. El nú­me­ro pro­me­dio de li­bros leí­dos por la po­bla­ción ma­yor de 5 años pa­só de 1,9 a 2,7. Si el ac­ce­so al tex­to edu­ca­ti­vo fue­ra uni­ver­sal, los in­di­ca­do­res se ele­va­rían de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va.

Pa­ra Luis Car­los Gil, pre­si­den­te del Gru­po Edi­to­rial Edu­car, la edu­ca­ción en el país se be­ne­fi­cia­ría de una po­lí­ti­ca pú­bli­ca cla­ra de in­ver­sión en tex­tos es­co­la­res, co­mo ha ocu­rri­do en otros paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca que han adop­ta­do es­tas me­di­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.