Ca­fé or­gá­ni­co con se­llo Uni­li­bre

En su sec­cio­nal El So­co­rro, Santander, la Uni­ver­si­dad Li­bre cuen­ta con una plan­ta de pro­duc­ción de ca­fé que ha be­ne­fi­cia­do a un nú­me­ro im­por­tan­te de ca­fi­cul­to­res de la re­gión.

Educación (Colombia) - - ESPECIALES -

Una de las prin­ci­pa­les ne­ce­si­da­des de la ca­fi­cul­tu­ra na­cio­nal es lo­grar co­mer­cia­li­zar el ca­fé con un va­lor agre­ga­do. La Uni­ver­si­dad Li­bre, bus­can­do li­de­rar ini­cia­ti­vas de pro­yec­ción am­bi­cio­sas e in­no­va­do­ras, se ha pues­to a la ta­rea de pro­du­cir­lo de ma­ne­ra or­gá­ni­ca. Con es­te pro­yec­to, la ins­ti­tu­ción de edu­ca­ción su­pe­rior es la úni­ca que tie­ne una plan­ta de pro­duc­ción pro­pia de es­te pro­duc­to, con la que se bus­ca desa­rro­llar una tec­no­lo­gía de van­guar­dia pa­ra in­no­var en el pro­ce­so y, de es­ta ma­ne­ra, ob­te­ner el me­jor ca­fé or­gá­ni­co de Santander.

To­do em­pe­zó en 2005, cuan­do la Aso­cia­ción de Ca­fés Es­pe­cia­les Ka­cha­lú y el Co­mi­té Mu­ni­ci­pal de Ca­fe­te­ros del So­co­rro (Santander) se in­tere­sa­ron en que las fin­cas de la zo­na fue­ran cer­ti­fi­ca­das co­mo pro­duc­to­ras de ca­fés es­pe­cia­les. La Li­bre qui­so par­ti­ci­par en el diag­nós­ti­co de 18 fin­cas, den­tro de las que se en­con­tra­ba Ma­ja­vi­ta, de pro­pie­dad de la uni­ver­si­dad.

En 2009, cua­tro años más tar­de, la ins­ti­tu­ción con­so­li­dó una lí­nea de in­ves­ti­ga­ción de­no­mi­na­da Uni­ver­si­dad Em­pre­sa, que cul­mi­nó con el mon­ta­je de la plan­ta pa­ra la to­rre­fac­ción del ca­fé pro­du­ci­do por la ha­cien­da Ma­ja­vi­ta. Hoy, es­ta fin­ca cuen­ta con re­gis­tro In­vi­ma y cer­ti­fi­ca­cio­nes pa­ra pro­ce­sar ca­fé or­gá­ni­co con des­tino a Es­ta­dos Uni­dos, la Unión Eu­ro­pea y Ja­pón, y es­tá im­ple­men­tan­do el la­bo­ra­to­rio de eva­lua­ción sen­so­rial. El re­gis­tro de la mar­ca Ma­ja­vi­ta pa­ra ca­fé or­gá­ni­co es pro­pie­dad de Uni­li­bre.

El in­ge­nie­ro Mau­ri­cio San­mi­guel, di­rec­tor del pro­gra­ma, ex­pli­ca: “La plan­ta trans­for­ma el grano, que se dis­tri­bu­ye en pre­sen­ta­cio­nes de 500 gra­mos en las di­fe­ren­tes se­des de la ins­ti­tu­ción ba­jo la mar­ca Ca­fé Ma­ja­vi­ta”.

El pro­pó­si­to, agre­ga, “es me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los pro­duc­to­res de ca­fé me­dian­te pro­ce­sos de in­ves­ti­ga­ción en trans­for­ma­ción agroin­dus­trial y el diseño de es­tra­te­gias co­mer­cia­les y de mer­ca­do pa­ra las uni­da­des ca­fe­te­ras de la re­gión, lo que ge­ne­ra­rá va­lor agre­ga­do a es­te pro­duc­to in­sig­ne del país”.

En­tre sus prin­ci­pa­les al­can­ces, es­ta ini­cia­ti­va ha acom­pa­ña­do a los ca­fi­cul­to­res de El So­co­rro en el pro­ce­so de cer­ti­fi­ca­ción y ca­li­dad de la ma­te­ria pri­ma con la que se pro­du­ce el grano, lo que ha per­mi­ti­do desa­rro­llar bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las y de ma­nu­fac­tu­ra re­co­no­ci­das por la in­dus­tria.

“Ac­tual­men­te, no so­lo aten­de­mos la pro­duc­ción de Ma­ja­vi­ta, tam­bién res­pon­de­mos a las prin­ci­pa­les ne­ce­si­da­des de los ca­fe­te­ros del de­par­ta­men­to en la trans­for­ma­ción del pro­duc­to, pres­tán­do­les el ser­vi­cio pa­ra que sus pro­pias mar­cas pro­duz­can”, des­ta­ca San­mi­guel.

En pro­me­dio, 12 per­so­nas, en­tre mu­je­res y hom­bres, en al­gu­nos ca­sos es­tu­dian­tes de In­ge­nie­ría Am­bien­tal, Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, Con­ta­du­ría Pú­bli­ca y De­re­cho, se vin­cu­lan a los pro­ce­sos de in­ves­ti­ga­ción del pro­yec­to. A es­te tra­ba­jo, ade­más, se in­te­gran los pro­duc­to­res ca­fe­te­ros, co­mer­cian­tes y em­pre­sa­rios de la re­gión. “En es­te mo­men­to pro­ce­sa­mos el grano de 136 fin­cas, des­de 15 kg de ca­fé per­ga­mino se­co has­ta la can­ti­dad que desee el pro­duc­tor”, afir­ma San­mi­guel.

LAS CI­FRAS DEL CA­FÉ MA­JA­VI­TA

En 2017 se pro­ce­sa­ron 13.000 kg de grano per­ga­mino se­co y es­te año se es­pe­ra ce­rrar el 2018 con 15.000 kg de grano tras­for­ma­do en ca­fé tos­ta­do y mo­li­do, que se­rán co­mer­cia­li­za­dos en el ám­bi­to in­terno, en las sie­te se­des de la Uni­li­bre a ni­vel na­cio­nal. De he­cho, se cal­cu­la que es­te pro­duc­to es con­su­mi­do por más de 35 mil per­so­nas, en­tre em­plea­dos, ad­mi­nis­tra­ti­vos, pro­fe­so­res y es­tu­dian­tes, y que la de­man­da in­ter­na ha cre­ci­do de 6.500 kg de ca­fé tos­ta­do y mo­li­do a 10 to­ne­la­das por año.

San­mi­guel di­ce que, pe­se a que hoy el Ca­fé Ma­ja­vi­ta so­lo se con­su­me in­ter­na­men­te, la ins­ti­tu­ción tra­ba­ja pa­ra abrir tien­das en ca­da sec­cio­nal, con el fin de co­mer­cia­li­zar be­bi­das de al­ta ca­li­dad orien­ta­das prin­ci­pal­men­te a pú­bli­co jo­ven.

Otra idea es crear nue­vos pro­duc­tos a ba­se de Ca­fé Ma­ja­vi­ta pa­ra apro­ve­char sus pro­pie­da­des en to­dos los gru­pos eta­reos. Por eso, en pa­la­bras de San­mi­guel, “no se des­car­tan ini­cia­ti­vas de ex­por­ta­ción de mi­cro­lo­tes de ca­fé tos­ta­do di­ri­gi­do a ins­ti­tu­cio­nes alia­das in­ter­na­cio­nal­men­te. Es­to se pue­de ha­cer con la vin­cu­la­ción de ca­fe­te­ros de la re­gión, su­man­do es­fuer­zos y con el apo­yo del gre­mio”.

Con el áni­mo de se­guir al ser­vi­cio de los ca­fe­te­ros, la plan­ta Ma­ja­vi­ta pro­ce­só 12.000 kg de ca­fé el año pa­sa­do, y se es­pe­ra au­men­tar la productividad en 2018. “Nues­tra plan­ta de pro­duc­ción tie­ne una ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da pa­ra ge­ne­rar 200 kg, pro­ce­sa­dos al día en un turno de tra­ba­jo, pe­ro es­ta ci­fra po­dría au­men­tar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te”, se­ña­ló San­mi­guel, pues tie­ne cla­ro que es­ta es­tra­te­gia per­mi­ti­rá que nue­vos pro­duc­to­res del grano or­gá­ni­co in­gre­sen al pro­yec­to e im­pul­sen el de­sa­rro­llo de em­pre­sas de ba­se tec­no­ló­gi­ca spin-off y con en­ca­de­na­mien­to pro­duc­ti­vo a ma­yor es­ca­la.

Lo que sig­ni­fi­ca un avan­ce en cuan­to al ren­di­mien­to de la ini­cia­ti­va, que ini­cial­men­te con­tó con una in­ver­sión de 250 mi­llo­nes de pe­sos, se tra­du­ce en opor­tu­ni­da­des de em­pleo. Hoy, la ha­cien­da Ma­ja­vi­ta tie­ne cin­co tra­ba­ja­do­res di­rec­tos, 12 in­di­rec­tos y, en tiem­po de co­se­cha, son con­tra­ta­das cen­te­na­res de per­so­nas que re­co­gen el ca­fé y con­tri­bu­yen al de­sa­rro­llo de es­te pro­gra­ma que cre­ce co­mo un cul­ti­vo. Así, gra­cias a la mano de obra y a los re­cur­sos que per­mi­ten su ma­nu­ten­ción y do­ta­ción, con nue­va ma­qui­na­ria y equi­pos se tues­ta una ini­cia­ti­va en la que, en una so­la ta­za de ca­fé, es po­si­ble aportar a la pro­yec­ción so­cial y a la cul­tu­ra ca­fe­te­ra.

Ca­fé Ma­ja­vi­ta es la apuesta de Uni­li­bre por el de­sa­rro­llo de la re­gión san­tan­de­rea­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.