PRE­GUN­TAS Y RES­PUES­TAS

Educación (Colombia) - - AL INICIO - DIE­GO MAHFOUZ FA­RIA LI­MA Pro­fe­sor de la Es­cue­la Mu­ni­ci­pal Darcy Ri­bei­ro en San José del Río Ne­gro, Bra­sil, y uno de los 10 finalistas del Glo­bal Tea­cher Pri­ze 2018 por reha­bi­li­tar una es­cue­la con mu­cha vio­len­cia.

“LA VIO­LEN­CIA MOL­DEA LAS RE­LA­CIO­NES DE LOS NI­ÑOS”

Us­ted lle­gó en 2014 co­mo di­rec­tor a su es­cue­la, una ins­ti­tu­ción pla­ga­da de pro­ble­mas de dro­gas y vio­len­cia. ¿Cuál fue su im­pre­sión? Fue al­go com­ple­ta­men­te nue­vo pa­ra mí. Lle­gué y en­con­tré unos hue­cos en las pa­re­des. Me di­je­ron que era por don­de los tra­fi­can­tes pa­sa­ban dro­gas a la es­cue­la. Ade­más ha­bía una zo­na en la que los es­tu­dian­tes no po­dían in­gre­sar por­que es­ta­ba to­ma­da por los nar­co­tra­fi­can­tes en la ins­ti­tu­ción. No te­nía puer­tas y ha­bía gra­fi­tis por to­das par­tes. El pri­mer día los alum­nos pren­die­ron fue­go a las ca­ne­cas de ba­su­ra y me ti­ra­ron en­ci­ma man­za­nas y agua. ¿Có­mo reac­cio­nó us­ted a eso? Mi pri­me­ra reac­ción fue co­ger un mi­cró­fono y ha­blar­les. Les di­je que que­ría que me con­ta­ran qué opi­na­ban de la ins­ti­tu­ción y qué no les gus­ta­ba. Ahí co­men­cé a ga­nar­me su res­pe­to. ¿Qué es­tra­te­gias im­ple­men­tó pa­ra re­ver­tir esa si­tua­ción? Lo pri­me­ro fue rea­li­zar una en­cues­ta pa­ra co­no­cer a las fa­mi­lias del ba­rrio. Les pre­gun­té las di­fi­cul­ta­des que veían en la es­cue­la y las ex­pec­ta­ti­vas y sue­ños que te­nían. De ahí le­van­té una ta­bla con los cam­bios prio­ri­ta­rios que de­bía­mos ha­cer. Lue­go pe­dí a los pro­fe­so­res en­tre­vis­tar a su es­tu­dian­te más pro­ble­má­ti­co, pa­ra que tam­bién se sen­si­bi­li­za­ran ante sus reali­da­des. Fi­nal­men­te, im­ple­men­té un pro­yec­to pa­ra que los pro­pios es­tu­dian­tes crea­ran sus nor­mas de con­vi­ven­cia. Cuan­do los ado­les­cen­tes hacen sus re­glas, las cum­plen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.