Los tips de los pro­fes TIC

Tres de los me­jo­res pro­fe­so­res re­co­no­ci­dos por sus pro­pues­tas edu­ca­ti­vas con tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción (TIC) com­par­ten sus ex­pe­rien­cias y con­se­jos pa­ra apro­ve­char es­tas he­rra­mien­tas.

Educación (Colombia) - - Contenido -

Ca­da día el mer­ca­do re­ci­be más y más pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos. Tan­to así que mu­chos ya han de­fi­ni­do es­ta épo­ca co­mo la cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial. Muchas de es­tas he­rra­mien­tas se han en­fo­ca­do en la edu­ca­ción y han lle­ga­do en for­ma de apli­ca­cio­nes. Celly, por ejem­plo, es una nue­va app que apro­ve­cha los men­sa­jes de tex­to pa­ra crear di­fe­ren­tes di­ná­mi­cas de de­ba­te en­tre los es­tu­dian­tes. Kid­blog, por su par­te, per­mi­te que los ni­ños creen sus pro­pios blogs y los com­par­tan con otros es­tu­dian­tes. Co­lom­bia no se que­da atrás en las in­no­va­cio­nes TIC, muchas de ellas pro­mo­vi­das por pro­fe­so­res del país que se pre­gun­tan có­mo apro­ve­char es­tas he­rra­mien­tas pa­ra potenciar las ha­bi­li­da­des de sus es­tu­dian­tes o re­sol­ver in­con­ve­nien­tes en sus re­gio­nes. Los re­sul­ta­dos son pro­yec­tos in­no­va­do­res pa­ra la reali­dad de las di­fe­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas del país. Se­ma­na Edu­ca­ción ha­bló con al­gu­nos de los me­jo­res pro­fe­so­res de co­le­gios públicos, se­lec­cio­na­dos por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción por su uso de las TIC en el salón de cla­se. Ha­bla­ron de sus ex­pe­rien­cias con los es­tu­dian­tes, los be­ne­fi­cios de la im­ple­men­ta­ción de su pro­yec­to TIC y com­par­tie­ron sus me­jo­res es­tra­te­gias pa­ra potenciar es­tas he­rra­mien­tas en el apren­di­za­je.

OTO GÓMEZ QUE­VE­DO

Des­pués de gra­duar­se co­mo li­cen­cia­do en Ma­te­má­ti­cas y Fí­si­ca, y vi­vir pen­san­do con es­ta ló­gi­ca cien­tí­fi­ca du­ran­te años, Oto Gómez ase­gu­ra: “hoy pue­do de­cir que lo más im­por­tan­te es la in­clu­sión so­cial”. Par­te de es­ta re­ve­la­ción sur­gió de su tra­ba­jo con las TIC en la Ins­ti­tu­ción Educativa Fran­cis­co Aran­go, de la que es ac­tual­men­te rec­tor en Vi­lla­vi­cen­cio. Su ubi­ca­ción cer­ca de ba­rrios con­for­ma­dos por víc­ti­mas del con­flic­to ar­ma­do, ha­ce es­pe­cial­men­te vul­ne­ra­ble a la po­bla­ción que se be­ne­fi­cia de la ins­ti­tu­ción educativa. Es­to fue par­te de la ins­pi­ra­ción de su pro­yec­to au­dio­vi­sual, que bus­ca ge­ne­rar te­ji­do so­cial en­tre la co­mu­ni­dad es­tu­dian­til. Des­de que en 2012 reali­zó su maes­tría en Tec­no­lo­gía Educativa y Me­dios In­no­va­do­res en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Bu­ca­ra­man­ga y el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Monterrey, el uso de la tec­no­lo­gía ha es­ta­do pre­sen­te en su tra­yec­to­ria co­mo do­cen­te. Cuan­do en 2013 los do­ta­ron con un pun­to Vi­ve Di­gi­tal Plus –de in­ver­sión su­pe­rior a los 400 mi­llo­nes de pe­sos–, las di­rec­ti­vas de la ins­ti­tu­ción vie­ron des­de otra óp­ti­ca su en­torno y de­ci­die­ron cam­biar su es­tra­te­gia educativa pa­ra mi­grar ha­cia el uso pe­da­gó­gi­co de las TIC. Des­de en­ton­ces, su pro­yec­to au­dio­vi­sual es uno de los más po­pu­la­res del co­le­gio. Los cor­to­me­tra­jes han si­do la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra crear la­zos en la co­mu­ni­dad educativa. Ade­más, los es­tu­dian­tes han te­ni­do un espacio en el que pue­den ex­pre­sar sus ne­ce­si­da­des y an­he­los, y dar a co­no­cer sus ne­ce­si­da­des. A partir de es­tas his­to­rias, los pro­fe­so­res co­men­za­ron a en­ten­der los tras­fon­dos so­cia­les de es­tos ni­ños y jó­ve­nes, al­go muy di­fí­cil de lo­grar des­de una pers­pec­ti­va con­ven­cio­nal. “A los es­tu­dian­tes les gus­ta ser par­te de un pro­yec­to to­tal­men­te vi­ven­cial y dinámico. Pe­ro pa­ra lo­grar bue­nos pro­duc­tos au­dio­vi­sua­les y ex­ce­len­tes guio­nes tam­bién se ne­ce­si­ta ha­cer un ejer­ci­cio académico”, ase­gu­ra Oto. Se­gún cuen­ta, el desa­rro­llo de los cor­to­me­tra­jes ha he­cho que los es­tu­dian­tes apren­dan no so­lo ha­bi­li­da­des téc­ni­cas, co­mo el uso de nue­vos pro­gra­mas y cá­ma­ras, sino que ha desa­rro­lla­do en ellos la ca­pa­ci­dad de es­cri­bir y ela­bo­rar sus pro­pias ideas. Los vi­deos, sin es­pe­rar­lo, se con­vir­tie­ron en un ni­do de nue­vos apren­di­za­jes im­pul­sa­dos por la ini­cia­ti­va y el en­tu­sias­mo de los es­tu­dian­tes. “A tra­vés de la edu­ca­ción los do­cen­tes trans­for­man vi­das, y es su de­ber ges­tar cam­bios so­cia­les en la edu­ca­ción”, co­men­ta.

“Des­de en­ton­ces, su pro­yec­to au­dio­vi­sual es uno de los más po­pu­la­res del co­le­gio. Los cor­to­me­tra­jes han si­do la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra crear la­zos en la co­mu­ni­dad educativa”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.