“LOS MAES­TROS TAM­BIÉN SON LÍ­DE­RES MUY PO­DE­RO­SOS”

Educación (Colombia) - - AL INI­CIO | BREVES - MAR­GA­RI­TA SÁENZ

¿Por qué los do­cen­tes no quie­ren en­se­ñar en las zo­nas ru­ra­les?

Los paí­ses que han lo­gra­do re­sol­ver el pro­ble­ma de la per­ma­nen­cia de los maes­tros en la zo­nas ru­ra­les tie­nen una se­rie de in­cen­ti­vos mo­ne­ta­rios pa­ra que se que­den allí. En Co­lom­bia, los maes­tros no tie­nen be­ne­fi­cios su­fi­cien­tes pa­ra ir­se a de­ter­mi­na­das re­gio­nes. Ade­más, du­ran­te mu­chos años, con el con­flic­to ar­ma­do fue muy di­fí­cil que en al­gu­nas zo­nas exis­tie­ran maes­tros.

¿Cuál es el perfil ac­tual de los do­cen­tes ru­ra­les y cuá­les de­be­rían ser sus com­pe­ten­cias?

Los maes­tros en las zo­nas ru­ra­les tie­nen un pa­pel muy im­por­tan­te en el au­la, pe­ro tam­bién jue­gan un pa­pel fun­da­men­tal en la re­la­ción es­cue­la-co­mu­ni­dad. Por­que, ade­más de maes­tros, son unos lí­de­res muy po­de­ro­sos. En­ton­ces, ve­mos que las ha­bi­li­da­des de li­de­raz­go son muy im­por­tan­tes y tam­bién sus des­tre­zas so­cio­emo­cio­na­les. Por esa ra­zón, las zo­nas ru­ra­les ne­ce­si­tan per­so­nas que quie­ran tra­ba­jar fue­ra del au­la, in­vo­lu­cran­do a la co­mu­ni­dad.

¿Cuál es la im­por­tan­cia del acom­pa­ña­mien­to a los pro­fe­so­res nue­vos?

A tra­vés de En­se­ña por Co­lom­bia, un pro­gra­ma de for­ma­ción de lí­de­res pa­ra el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, he­mos com­pro­ba­do que el acom­pa­ña­mien­to y la for­ma­ción du­ran­te los primeros años de ex­pe­rien­cia la­bo­ral es cru­cial pa­ra que un pro­fe­sor no­va­to lo­gre el do­mi­nio de la cla­se, desa­rro­lle sus ha­bi­li­da­des de en­se­ñan­za, y tam­bién pue­da adap­tar­se a su rol de lí­der en la co­mu­ni­dad.

Di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de En­se­ña por Co­lom­bia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.