La me­mo­ria de En­vi­ga­do se re­la­ta con via­jes a pie

Con re­co­rri­dos cul­tu­ra­les bus­can que los ciu­da­da­nos co­noz­can la his­to­ria del mu­ni­ci­pio y, ade­más, se me­jo­ren es­pa­cios pa­ra la mo­vi­li­dad pea­to­nal.

El Colombiano - - METRO - Por VA­LEN­TI­NA HERRERA CAR­DO­NA MA­NUEL SALDARRIAGA

Mien­tras los con­duc­to­res bus­can en­tre se­má­fo­ros en ro­jo y ca­lles con­ges­tio­na­das el re­torno a ca­sa, un gru­po de per­so­nas se reúne po­co a po­co en el sec­tor de la Bo­ta del Día en En­vi­ga­do.

Son las 7:00 p.m. y, co­mo ca­da lu­nes, las ca­lles del mu­ni­ci­pio se­rán re­co­rri­das por in­tere­sa­dos de la his­to­ria de la ciu­dad se­ño­rial, en el “Via­je a Pie”. En es­ta oca­sión las pa­ra­das e in­di­ca­cio­nes del guía es­tán de­di­ca­das a si­tios de mú­si­ca his­tó­ri­cos de En­vi­ga­do.

El otro­ra Ca­fé Geor­gia, fre­cuen­ta­do por el fi­ló­so­fo Fer­nan­do Gon­zá­lez, es el co­mien­zo del re­co­rri­do que pa­sa por la ac­tual zo­na ro­sa del mu­ni­ci­pio que, a pe­sar de ser lu­nes, tie­ne sus par­lan­tes re­tum­ban­do. Lue­go con­ti­nua­rá has­ta el bar Bar­naby Jo­nes.

His­to­rias de in­ter­cam­bio de ca­se­tes de mú­si­ca des­co­no­ci­da en el Abu­rrá y, que lue­go se­rían clá­si­cos, sa­len del baf­fle que se tur­nan en car­gar los or­ga­ni­za­do­res del re­co­rri­do que ayu­da a que la me­mo­ria sea es­cu­cha­da tan­to por los asis­ten­tes co­mo por los ve­ci­nos cu­rio­sos.

Sara Cuer­vo, se­cre­ta­ria de Mo­vi­li­dad , con­tó que los re­co­rri­dos ini­cia­ron en 2016 co­mo par­te de la cam­pa­ña de cul­tu­ra ciu­da­da­na. “La ta­rea es ge­ne­rar es­pa­cios de apro­pia­ción del pa­tri­mo­nio y la mo­vi­li­dad”, agre­gó Cuer­vo.

Ade­más, du­ran­te las ca­mi­na­tas se iden­ti­fi­can los pro­ble­mas u obs­tácu­los pa­ra el trán­si­to del pea­tón. “Ma­la se­ña­li­za­ción, da­ños en an­de­nes o li­mi­ta­cio­nes de ac­ce­si­bi­li­dad son re­por­ta­dos por los ciu­da­da­nos y lue­go re­mi­ti­dos a las de­pen­den­cias en­car­ga­das del pro­ble­ma”, di­jo Cuer­vo.

¿Pa­ra qué ca­mi­nar el ba­rrio?

Da­niel Mon­to­ya Es­co­bar, uno de los par­ti­ci­pan­tes, in­di­có que es­tos es­pa­cios son el pri­mer es­ca­la­fón pa­ra el reconocimiento del te­rri­to­rio.

“No es po­si­ble cui­dar ni ha­bi­tar lo que no se co­no­ce y por ello, sin im­por­tar cuál sea la te­má­ti­ca del re­co­rri­do, es­tos per­mi­ten co­nec­tar­nos con los ba­rrios y me­jo­rar la con­di­cio­nes de es­te”, ase­gu­ró Mon­to­ya.

Res­pec­to a las me­jo­ras, Mon­to­ya va­lo­ró la in­ten­ción de la ad­mi­nis­tra­ción; no obs­tan­te, opi­nó que aún fal­ta ca­mino por re­co­rrer.

“El ciu­da­dano an­tes que con­duc­tor es pea­tón, un ca­mi­nan­te, pe­ro hoy En­vi­ga­do es­tá cons­trui­do pa­ra el vehícu­lo. En La Mag­no­lia, por ejem­plo, se han he­cho in­ter­ven­cio­nes va­lio­sas que pre­ten­den pro­te­ger al pea­tón, pe­ro las­ti­mo­sa­men­te no se so­cia­li­za­ron bien con la co­mu­ni­dad”, ase­gu­ró.

En­tre tan­to, avan­za el re­co­rri­do, las ca­lles se han vuel­to más li­bres y los ca­mi­nan­tes han pa­sa­do por la tien­da de Lui­sFer o el Son de la Lo­ma, pa­ra lle­gar al Atle­nal, el tra­di­cio­nal bar que ho­me­na­jea al equi­po de fút­bol y es ca­ja de mú­si­ca de can­ti­na.

Allí, los par­ti­ci­pan­tes to­man fo­tos y al­gu­nos co­mien­zan a re­tor­nar a sus ca­sas o to­man asien­to pa­ra dis­fru­tar de la mú­si­ca. En la no­che de ese lu­nes, una par­te del mu­ni­ci­pio vol­vió a ser ha­bi­ta­do

FO­TOS

La es­cue­la de Fer­nan­do Gon­zá­lez y el bar Atle­nal, son dos pun­tos his­tó­ri­cos del mu­ni­ci­pio de En­vi­ga­do que son vi­si­ta­dos en el re­co­rri­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.