UNA CIU­DAD LLE­NA DE CONDUCTORES IM­PRU­DEN­TES

El Colombiano - - OPINIÓN - Por RICARDO SA­LA­ZAR D.

Una gran par­te del caos de mo­vi­li­dad que su­fre Me­de­llín es­tá ex­pli­ca­da en la im­pru­den­cia de cien­tos de conductores que quie­ren ha­cer lo que ellos ne­ce­si­tan a cos­ta de los otros conductores que sí cum­plen las nor­mas.

¿Por qué al­gu­nos sí pue­den pa­rar­se en una ave­ni­da sin im­por­tar que for­men un ta­co gi­gan­te? ¿Por qué otros no quie­ren ha­cer las fi­las y se me­ten al fi­nal oca­sio­nan­do más ta­cos y mo­les­tias? ¿Por qué los bu­ses y ta­xis no res­pe­tan los pa­ra­de­ros y “pa­ran” 20 me­tros an­tes sin im­por­tan­tes el ta­co que for­men?

In­cul­tu­ra, im­pru­den­cia y con­chu­dez, per­mi­ti­da mu­chas ve­ces por la fal­ta de au­to­ri­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.