Re­gre­sa la es­pe­ran­za de Ni­ca­nor Res­tre­po

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por VA­LE­RIA MUR­CIA VAL­DÉS

El en­sa­yo del em­pre­sa­rio pai­sa, es el pri­mer tí­tu­lo que lle­ga al pro­yec­to edi­to­rial Lec­tu­ras Com­fa­ma.

Afi­na­les de los años no­ven­ta, cuan­do se in­ten­ta­ban en­ta­blar los diá­lo­go en­tre el go­bierno de An­drés Pas­tra­na y las Farc, el em­pre­sa­rio an­tio­que­ño Ni­ca­nor Res­tre­po San­ta­ma­ría te­nía la fir­me con­vic­ción de que era po­si­ble ven­cer la gue­rra sin ba­las, a tra­vés del diá­lo­go.

Mu­chos de quie­nes lo co­no­cie­ron des­ta­can que Res­tre­po te­nía un don es­pe­cial con la gen­te, una ca­li­dez muy hu­ma­na. “Era ca­paz de te­ner el me­jor de los tra­tos con el pre­si­den­te de un país, con un mi­nis­tro o con un gran em­pre­sa­rio, al igual que con un cam­pe­sino o con el ser­vi­dor en un restaurante”, se­ña­la­ba el em­pre­sa­rio Jo­sé Al­ber­to Vé­lez en el ho­me­na­je inau­gu­ral que dio pa­so al lan­za­mien­to de la nue­va edi­ción del li­bro De­re­cho a La Es­pe­ran­za.

El en­sa­yo es­cri­to por Res­tre­po en 1999 es la pri­me­ra fue el año en el que se pu­bli­có por pri­me­ra vez obra que ha­ce par­te de la ini­cia­ti­va Lec­tu­ras Com­fa­ma, un nue­vo pro­yec­to edi­to­rial de la ca­ja de compensación que bus­ca ge­ne­rar con­ver­sa­cio­nes edi­fi­can­tes.

Su pos­tu­ra so­bre la paz

La in­tro­duc­ción del tex­to es­tu­vo a car­go de Jor­ge Gi­ral­do Ra­mí­rez, de­cano de la Es­cue­la de Cien­cias y Hu­ma­ni­da­des de la Uni­ver­si­dad Ea­fit, mien­tras el per­fil del em­pre­sa­rio fue es­cri­to por el pe­rio­dis­ta y exal­cal­de de Me­de­llín, Alon­so Sa­la­zar.

Am­bos char­la­ron du­ran­te el lan­za­mien­to del li­bro, en el que es­tu­vie­ron pre­sen­tes ami­gos, fa­mi­lia­res y co- le­gas de Res­tre­po.

“Lo que hi­zo en el en­sa­yo fue un aná­li­sis com­ple­ta­men­te frío de las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas, po­lí­ti­cas y so­cia­les del país –aña­dió Gi­ral­do–. Él veía que la so­lu­ción era a lar­go pla­zo y que el mo­men­to de la ne­go­cia­ción tar­de que tem­prano iba a lle­gar”.

Se­gún ellos, Res­tre­po nun­ca tu­vo la ten­ta­ción de aban­do­nar su con­vic­ción de que el diá­lo­go era el ca­mino co­rrec­to pa­ra lle­gar a la paz.

“Él te­nía un re­pa­so lar­go por la his­to­ria de Co­lom­bia y veía en esa his­to­ria las raí­ces del con­flic­to – di­jo Sa­la­zar. Y ca­da que fra­ca­sa­ba el pro­ce­so de paz, él de­cía que ese no era un fra­ca­so sino un apren­di­za­je más”.

Res­tre­po se man­tu­vo fir­me en esa idea y aun­que el pa­no­ra­ma ac­tual es otro, su aná­li­sis y sus pa­la­bras, que aho­ra regresan, ac­túan co­mo un tes­ti­mo­nio his­tó­ri­co y cer­cano de lo que pa­de­ció el país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.