DA­ÑOS CAU­SA­DOS POR MO­TO­CI­CLIS­TAS Y PLA­CAS ILEGIBLES

El Colombiano - - OPINIÓN - Por LUZ DARY GON­ZÁ­LEZ P.

Dos ve­ces mien­tras voy con­du­cien­do yo, en la ave­ni­da 80 de Me­de­llín, y otra mien­tras iba con una fa­mi­liar, he­mos si­do víc­ti­mas de des­tro­zo de uno de los espejos re­tro­vi­so­res por par­te de mo­to­ci­clis­tas. Nin­guno de ellos se ha de­te­ni­do pa­ra mi­rar qué hi­zo o pre­gun­tar có­mo arre­glar el da­ño. Uno de ellos si­guió de lar­go mien­tras se reía, pues se­gu­ro le pa­re­ció muy gra­cio­sa su ha­za­ña. Pe­ro apar­te de la im­po­si­bi­li­dad de ba­jar­se del ca­rro pa­ra per­se­guir a los in­frac­to­res (por lla­mar­los de al­gu­na for­ma) nos he­mos en­con­tra­do con la di­fi­cul­tad de ano­tar sus pla­cas. Cuan­do no las lle­van ta­pa­das, las que lle­van en los cas­cos son dis­tin­tas a las de la mo­to. Y las de la mo­to ter­mi­nan con una le­tra que se con­fun­de, por ejem­plo la le­tra D pa­re­ce un ce­ro, y así. To­mar los da­tos de la pla­ca de una mo­to es la­bor ca­si im­po­si­ble. Y apar­te de eso, es­tá la mo­da de lle­var cas­co ver­de-ama­ri­llo fos­fo­res­cen­te, que se con­fun­de con los de la Po­li­cía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.