“La vi­da me cam­bió pa­ra bien”

Br­yan Cas­tri­llón ha si­do la gran re­ve­la­ción del Me­de­llín es­te se­mes­tre. Pa­só del equi­po sub-20 a dispu­tar su pri­me­ra fi­nal del fút­bol co­lom­biano.

El Colombiano - - DEPORTES - Por JOHN ERIC GÓ­MEZ MA­RÍN JUAN AN­TO­NIO SÁN­CHEZ

Cuan­do el téc­ni­co Oc­ta­vio Zam­brano bus­ca­ba so­lu­cio­nes al di­fí­cil mo­men­to que atra­ve­só el DIM a co­mien­zos de temporada, cuan­do no ga­na­ba y se da­ba por sen­ta­do que no iba a cla­si­fi­car en­tre los ocho, un jo­ven de 19 años apa­re­ció co­mo la pie­za que fal­ta­ba en el rom­pe­ca­be­zas ro­jo pa­ra po­ten­ciar al equi­po del ecua­to­riano.

Fue Br­yan Cas­tri­llón, de­lan­te­ro del elen­co sub-20, que fue lla­ma­do a en­tre­nar con los pro­fe­sio­na­les y, de in­me­dia­to, sor­pren­dió a pro­pios y ex­tra­ños. Pa­re­cía que lle­va­ra lar­go tiem­po ju­gan­do jun­to a Ger­mán Cano, An­drés Ri­caur­te y Juan Fer­nan­do Cai­ce­do.

Há­bil, rá­pi­do e in­can­sa­ble pa­ra el ida y vuel­ta, por un cos­ta­do, son las vir­tu­des que des­ple­gó des­de un prin­ci­pio en las prác­ti­cas.

De­bu­tó el 22 de sep­tiem­bre an­te San­ta Fe y des­de ese día se ga­nó la po­si­ción co­mo si fue­ra un ve­te­rano. No han pa­sa­do 4 me­ses des­de su es­treno y ya es­tá en su pri­me­ra fi­nal del fút­bol co­lom­biano.

Es un mu­cha­cho de­vo­to, fa­mi­liar y en­tre­ga­do a Dios, y de eso dan tes­ti­mo­nio sus ta­tua­jes, uno con las ini­cia­les de su fa­mi­lia jun­to a la pa­la­bra “fe”, y otro que di­ce: “con Dios to­do es po­si­ble”. Dia­lo­ga­mos con él an­tes de es­te do­ble en­fren­ta­mien­to con el Ju­nior.

¿Có­mo ha to­ma­do lo que se­rá su pri­me­ra fi­nal?

“Con tran­qui­li­dad, al la­do de la fa­mi­lia y tra­ba­jan­do muy duro pa­ra po­der apor­tar en es­te due­lo de­ci­si­vo”.

¿El cam­bio de fe­cha afec­tó al equi­po?

“No creo, no­so­tros pa­sa­mos esa pá­gi­na rá­pi­do y he­mos es­ta­do en­fo­ca­dos en el ob­je­ti­vo y el ri­val, y lo pri­me­ro que de­be­mos su­pe­rar es el par­ti­do de es­te sá­ba­do pa­ra sa­car un buen re­sul­ta­do de Ba­rran­qui­lla, y oja­lá po­der traer­nos los tres pun­tos”.

Ya co­no­cen bien al Ju­nior...

“Sí, el pro­fe ya lo tie­ne vis­to y no­so­tros tam­bién. La idea es tra­tar de sa­car ven­ta­ja de las ca­ren­cias de ellos”.

¿Qué sien­te por lle­gar tan rá­pi­do al pro­fe­sio­na­lis­mo y es­tar en es­ta ins­tan­cia?

“Tran­qui­lo, con­fia­do en Dios y con la men­te pues­ta en que to­do me va a sa­lir muy bien”.

Ya es una pie­za im­por­tan­te, ¿qué le di­ce el pro­fe?

“Lo de siem­pre, que ha­ga el ida y vuel­ta y que no ten­ga te­mo­res pa­ra rea­li­zar mi fút­bol, que en­ca­re con con­fian­za y to­me las de­ci­sio­nes que crea co­rrec­tas du­ran­te el par­ti­do. La ver­dad es que él y mis com­pa­ñe­ros me lle­nan de mu­cha con­fian­za y por eso me he desen­vuel­to bien en la can­cha”.

Ha ar­ma­do una sociedad im­por­tan­te con Ri­caur­te...

“Nos he­mos en­ten­di­do muy bien y los dos nos po­ten­cia­mos el uno al otro pa­ra ge­ne­rar­le mo­vi­li­dad al equi­po y que pro­gre­se en ataque”.

¿Les sir­vió el amis­to­so de es­te miér­co­les pa­ra re­to­mar el rit­mo?

“Sí, siem­pre uno quie­re com­pe­tir y eso se lo­gra con es­tos par­ti­dos”.

¿Có­mo le ha cam­bia­do la vi­da des­de que jue­ga con el equi­po pro­fe­sio­nal?

“Mu­cho, y afor­tu­na­da­men­te pa­ra bien, pe­ro lo he asu­mi­do con tran­qui­li­dad, co­mo di­go siem­pre, con Dios a mi la­do y pen­san­do con op­ti­mis­mo de ca­ra al fu­tu­ro”.

¿Ha cam­bia­do su for­ma de ser con las per­so­nas?

“Pa­ra na­da, si­go sien­do el mis­mo, soy muy fa­mi­liar y con ellos asu­mo hu­mil­de­men­te las co­sas que me han es­ta­do su­ce­dien­do, por­que hu­bo per­so­nas que me han apo­ya­do des­de cuan­do no era na­die en el fút­bol”.

¿Fí­si­ca­men­te pue­den lle­gar us­te­des me­jor que Ju­nior a es­te do­ble cho­que?

“La ver­dad es que nun­ca en­ten­dí lo de los cam­bios de fe­chas, por­que ellos van a lle­gar

con el mis­mo ro­da­je. Pe­ro pien­so que más allá de lo fí­si­co, la cla­ve en es­ta fi­nal es­ta­rá en apro­ve­char las des­ven­ta­jas del otro, es un due­lo que va a ser muy pa­re­jo”.

¿Có­mo creen us­te­des que pue­den sa­car ven­ta­ja?

“Ha­cien­do nues­tro jue­go, ata­cán­do­lo des­de el prin­ci­pio e im­po­nien­do las con­di­cio­nes de la ma­ne­ra que no­so­tros sa­be­mos ha­cer­lo”.

Así que en Ba­rran­qui­lla no van a es­pe­rar­los...

“No, el equi­po siem­pre tra­ta de te­ner el ba­lón, de sa­lir a bus­car al ri­val y ha­cer da­ño”.

¿Tie­ne mu­cha ilu­sión de ser ti­tu­lar en es­ta fi­nal?

“Eso lo de­fi­ne el pro­fe, pe­ro en es­te gru­po es­ta­mos se­gu­ros de que el que va­ya a es­tar siem­pre hará lo me­jor po­si­ble pa­ra el equi­po, y si me to­ca a mí se­rá igual”.

¿Có­mo ana­li­zan a Ju­nior?

“Es un gran con­jun­to, por eso es­tá ju­gan­do dos fi­na­les, tie­ne un me­dio­cam­po con mu­cho talento, pe­ro deja es­pa­cios y eso hay que apro­ve­char­lo. Tra­ta­re­mos de ata­car­lo”

FO­TO

Br­yan Cas­tri­llón se ha in­te­gra­do per­fec­ta­men­te con el res­to de sus com­pa­ñe­ros, le im­pri­mió ale­gría al gru­po, y en la can­cha ex­pre­sa ese mis­mo sen­ti­mien­to con su fút­bol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.