Tras can­ce­lar to­ros, ¿qué si­gue pa­ra la fies­ta bra­va?

An­ti­tau­ri­nos ce­le­bra­ron con cau­te­la el anun­cio de la can­ce­la­ción de la tem­po­ra­da tau­ri­na 2019, mien­tras el pro­yec­to pa­ra eli­mi­nar­las avan­za len­to.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por JU­LIÁN AMOROCHO BE­CE­RRA

El anun­cio de la can­ce­la­ción de la edi­ción 28 tem­po­ra­da tau­ri­na 2019 en Me­de­llín, pla­nea­da pa­ra enero y fe­bre­ro, re­vi­vió el de­ba­te so­bre el es­ta­do de la tau­ro­ma­quia en Co­lom­bia, uno de los ocho paí­ses del mun­do en don­de las co­rri­das aún si­guen exis­tien­do.

Ac­tual­men­te, es­ta ac­ti­vi­dad es­tá li­mi­ta­da (ver Po­lé­mi­ca) y aun­que es­tá cur­san­do un pro­yec­to de ley pa­ra abo­lir­la del to­do, han de­nun­cia­do un “plan tor­tu­ga” pa­ra di­la­tar su trá­mi­te. El mis­mo que tu­vo dos ini­cia­ti­vas si­mi­la­res en la le­gis­la­tu­ra pa­sa­da y que se hun­die­ron por tiem­po.

La can­ce­la­ción en Me­de­llín no se­ría de­fi­ni­ti­va, pues tie­ne una ra­zón con­trac­tual. Cor­ma­ca­re­na, or­ga­ni­za­do­ra de la tem­po­ra­da tau­ri­na, ex­pli­có que tras la ven­ta del 51 % de las ac­cio­nes de la Fun­da­ción Hos­pi­tal San Vi­cen­te a la fir­ma D´Grou­pe SAS, se de­cla­ra ter­mi­na­da su ra­zón de ser y por ello can­ce­la­rá sus even­tos.

No obs­tan­te, la fir­ma D´Grou­pe SAS in­for­mó que las puer­tas “es­tán abier­tas” pa­ra los es­pec­tácu­los tau­ri­nos. Es de­cir, si un em­pre­sa­rio lo­gra una pro­pues­ta via­ble pa­ra lle­var las co­rri­das, es­tas se po­drían rea­li­zar.

Aun­que la can­ce­la­ción no la mo­ti­va la cau­sa de pro­tec­ción ani­mal, pro­mo­to­res an­ti­tau­ri­nos ce­le­bra­ron que, a su jui­cio, se tra­ta de una mues­tra de que la apa­tía por el to­reo es­tá ha­cien­do más por aca­bar­lo que las ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas y ad­mi­nis­tra­ti­vas.

Así lo con­si­de­ró Eduar­do Pe­ña, coor­di­na­dor de cam­pa­ñas en La­ti­noa­mé­ri­ca de la Ong bri­tá­ni­ca Ani­mal De­fen­ders In­ter­na­tio­nal: “Fal­ta ver si es­te gru­po se atre­ve­rá a te­ner pér­di­das eco­nó­mi­cas y co­men­zar con una ma­la ima­gen an­te el pú­bli­co an­tio­que­ño”.

Qui­tan­do el nom­bre de Me­de­llín, en Co­lom­bia so­lo que­dan tres ciu­da­des ca­pi­ta­les que con­ser­van sus tem­po­ra­das tau­ri­nas: Ca­li, Ma­ni­za­les y Bo­go­tá. El año pa­sa­do se ha­bía can­ce­la­do en Car­ta­ge­na de­bi­do a pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les en­con­tra­dos en la Pla­za de To­ros de la ciu­dad he­roi­ca.

Al res­pec­to, Pe­ña ex­pu­so que “es di­fí­cil que em­pre­sa­rios quie­ran pa­tro­ci­nar un es- pec­tácu­lo vio­len­to, por­que la ima­gen de sus mar­cas se van a ver afec­ta­das”.

En es­to coin­ci­dió el con­ce­jal de Me­de­llín Ál­va­ro Mú­ne­ra, co­no­ci­do por su de­fen­sa de los ani­ma­les: “La no­ti­cia es ma­ra­vi­llo­sa, de­mues­tra que la cons­cien­cia por los ani­ma­les se im­po­ne, da­do que la asis­ten­cia a la pla­za es ba­jí­si­ma”.

El fin del to­ro de li­dia

Pa­ra los fa­ná­ti­cos de las co­rri­das, res­tar una pla­za es una mues­tra de la im­plan­ta­ción en la so­cie­dad de una fi­lo­so­fía an­ti­tau­ri­na lle­na de im­pre­ci­sio­nes y fal­se­da­des, se­gún lo ex­pu­so Juan Carlos Aran­go, fa- ná­ti­co taurino y ac­ti­vis­ta por la pre­ser­va­ción de la “fies­ta bra­va” en el país.

“Me da tris­te­za por el to­ro de li­dia. Los an­ti­tau­ri­nos lo­gra­ron ven­der la idea de que el to­ro de li­dia se pue­de ex­tin­guir, cuan­do más que pro­ba­do es­tá que las co­rri­das de es­ti­lo es­pa­ñol no son tor­tu­ras”, di­jo.

Aran­go sos­tie­ne que exis­te una cam­pa­ña po­lí­ti­ca que ha im­pe­di­do a los que aman las co­rri­das, co­mo él, ex­po­ner la na­tu­ra­le­za de las re­ses bra­vas.

“El to­ro de li­dia no tie­ne otro des­tino. Cuan­do ya no ha­yan co­rri­das, su des­tino se­rá in­va­ria­ble­men­te el fri­go­rí­fi­co”, con­si­de­ró. * Es­tos paí­ses tam­bién tie­nen ciu­da­des en don­de se ha prohi­bi­do el to­reo

Se­gún ex­pu­so, con las co­rri­das de to­ros en firme, me­nos del 6 % de las ca­ma­das de re­ses bra­vas del mun­do ten­drán co­mo des­tino mo­rir en la are­na. Sin es­ta ac­ti­vi­dad, “el 100 % de las ca­ma­das van a pa­rar a fri­go­rí­fi­cos, a mo­rir en un cuar­to oscuro, sin dar lu­cha. To­do por­que se em­pe­ña­ron en de­cir que to­dos los bo­vi­nos son igua­les”.

Por ello, pa­ra Aran­go, la ex­tin­ción del to­reo “es el final del to­ro de li­dia. Los afi­cio­na­dos se­gui­re­mos yen­do a don­de ha­ya co­rri­das, o ve­re­mos otras del pa­sa­do en in­ter­net, y los ga­na­de­ros pa­sa­rán a ga­na­do man­so y to­dos mo­ri­rán de

la mis­ma for­ma”.

Por otro la­do, Juan Ber­nar­do Cai­ce­do, el em­pre­sa­rio que que­dó a car­go de la tem­po­ra­da tau­ri­na de Bo­go­tá, fue en­fá­ti­co en que la fies­ta bra­va de­be con­ti­nuar: “De­be res­pe­tar­se a los tau­ri­nos, así co­mo res­pe­ta­mos a los que no gus­tan de la fies­ta bra­va”, di­jo.

El de­ba­te le­gal

Pa­ra sa­car a Co­lom­bia de la lis­ta de paí­ses que aún per­mi­ten el to­reo cur­sa el pro­yec­to de ley 064 en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes.

Es­te ar­ti­cu­la­do, de au­to­ría del re­pre­sen­tan­te li­be­ral Juan Carlos Lo­za­da, bus­ca prohi­bir co­rri­das, re­jo­neo, be­ce­rra­das y to­da ac­ti­vi­dad que im­pli­que el da­ño al to­ro. Tam­bién in­clu­ye que el Go­bierno pre­sen­te una ofer­ta cul­tu­ral pa­ra cam­biar es­tas co­rri­das y una eco­nó­mi­ca pa­ra no le­sio­nar a quie­nes vi­ven de la tau­ro­ma­quia.

Es­te pro­yec­to re­to­ma va­rios de los pos­tu­la­dos de los dos ar­ti­cu­la­dos que cur­sa­ron en la le­gis­la­tu­ra pa­sa­da, pe­ro fi­nal­men­te nau­fra­ga­ron por el “plan tor­tu­ga” al que fue­ron so­me­ti­dos, sim­bo­li­za­do en una gran can­ti­dad de pe­ti­cio­nes de au­dien­cias pú­bli­cas pa­ra di­la­tar el trá­mi­te.

Lo­za­da le ase­gu­ró a EL CO­LOM­BIANO que “el trán­si­to es su­pre­ma­men­te len­to, pe­ro ne­ce­si­ta­mos que agen­den el de­ba­te en la Cá­ma­ra”.

A es­ta ley or­di­na­ria le fal­ta­rá pa­sar dos de­ba­tes en ple­na­ria de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, más otros dos si­mi­la­res en el Se­na­do pa­ra po­der ser una reali­dad.

Por aho­ra, en el país se­gui­rá apli­can­do la nor­ma­ti­va vi­gen­te, que per­mi­te co­rri­das don­de es­ta ac­ti­vi­dad es con­si­de­ra­da pa­tri­mo­nio cul­tu­ral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.