TEN­DEN­CIAS

La pe­lí­cu­la se ba­sa en la historia de un ni­ño sud­afri­cano que es­ta­ba en con­tra de la ca­za de leo­nes.

El Colombiano - - PORTADA - Por CLAU­DIA ARAN­GO HOL­GUÍN CORTESÍA

Ci­ne: la apa­sio­nan­te historia de una ni­ña y un león blan­co

Las re­la­cio­nes en­tre los ani­ma­les y hu­ma­nos han ins­pi­ra­do cien­tos de pe­lí­cu­las en el mun­do. La vi­da de Pi, por ejem­plo, le va­lió a su di­rec­tor Ang Lee ga­nar el Ós­car en la ca­te­go­ría de di­rec­ción al re­crear esa aven­tu­ra en un bo­te en me­dio del mar en­tre un jo­ven y un ti­gre de ben­ga­la. O la re­cién es­tre­na­da en pla­ta­for­mas de strea­ming, Mow­gli: re­la­tos de la sel­va, en la que el di­rec­tor Andy Ser­kins agi­ta la par­te más cruel de ca­da es­pe­cie y la re­la­ción en­tre hu­ma­nos y ani­ma­les.

Aho­ra se en­cuen­tra en car­te­le­ra una cin­ta que fue ro­da­da du­ran­te tres años pa­ra que la pro­ta­go­nis­ta, Da­niah De Vi­lliers, quien in­ter­pre­ta a Mía, tu­vie­ra una co­ne­xión real con el león, lla­ma­do Thor.

Guilles de Maistre, di­rec­tor del lar­go­me­tra­je, con­tó en es­ta en­tre­vis­ta, ce­di­da a EL CO­LOM­BIANO por Ci­ne Co­lom­bia, las di­fi­cul­ta­des que se tu­vie­ron du­ran­te el ro­da­je, en­tre ellas en­con­trar un ac­tor que no tu­vie­ra mie­do de in­ter­ac­tuar con un ani­mal salvaje.

¿Có­mo con­si­guió or­ga­ni­zar a su equi­po de ac­to­res y pro­duc­ción?

“Fue muy com­pli­ca­do. Al ini­cio me di­je­ron que es­ta­ba lo­co. Cuan­do co­no­cí al na­tu­ra­lis­ta y etólogo Ke­vin Ri­chard­son, el en­can­ta­dor de leo­nes, de­ci­di­mos que po­día­mos apli­car sus mé­to­dos de en­se­ñan­za pa­ra crear una ver­da­de­ra re­la­ción en­tre la ni­ña y el león.

Sa­bía­mos que eso nos iba a to­mar mu­chí­si­mo tiempo. Crear ese ti­po de co­ne­xión to­ca ha­cer­lo des­de que el león es pe­que­ño. De­bía­mos gra­bar to­do el pro­ce­so pa­ra que se vie­ra au­tén­ti­co”.

GUILLES DE MAISTRE Di­rec­tor fran­cés

¿Có­mo se lo­gra la co­ne­xión en­tre el león y la ac­triz de la pe­lí­cu­la?

“Co­gi­mos a Thor y a Da­niah y los cria­mos jun­tos, co­mían y ju­ga­ban, se veían ca­si to­dos los días. Así fue co­mo crea­mos el amor y la re­la­ción du­ran­te tres años, y eso fue lo que hi­zo es­ta pe­lí­cu­la po­si­ble”.

La historia tie­ne un com­po­nen­te de reali­dad...

“La ver­da­de­ra historia la en­con­tró mi es­po­sa, que fue quien es­cri­bió el guion. Su­ce­dió en un via­je a Su­dá­fri­ca en el que co­no­ci­mos a un ni­ño que es­ta­ba vi­vien­do en una gran­ja de leo­nes y es­ta­ba com­ple­ta­men­te enamo­ra­do de ellos, pe­ro se dio cuen­ta que su pa­dre se los es­ta­ba ven­dien­do a ca­za­do­res.

Así que nos ba­sa­mos en esa historia cen­trán­do­nos en

la reac­ción del ni­ño cuan­do des­cu­bría que su pa­pá ven­día los leo­nes. Nos pu­si­mos a pen­sar có­mo era la me­jor ma­ne­ra de sal­var a los fe­li­nos, aña­di­mos más aven­tu­ra, una fa­mi­lia y así crea­mos la pe­lí­cu­la”.

¿Y qué opi­nión le de­jó la ac­tua­ción de Da­niah?

“Al prin­ci­pio no fue fá­cil en­con­trar­la, hi­ci­mos un gran cas­ting en Su­dá­fri­ca. A las au­di­cio­nes lle­ga­ron más de 300 ni­ños an­tes de en­con­trar­la a ella. Es muy bue­na ac­triz. Que­ría­mos a una ni­ña que, ade­más de ac­tuar bien, no les tu­vie­ra mie­do a los leo­nes. Eso fue com­pli­ca­do”.

¿Es­pe­ra­ba que la re­la­ción en­tre Da­niah y Thor se desa­rro­lla­ría así?

“La ver­dad se en­ten­die­ron más de lo que yo es­pe­ra­ba. No me ima­gi­na­ba que la re­la­ción en­tre los dos fue­ra tan per­fec­ta. Es in­creí­ble có­mo se aman, se abra­zan, jue­gan, co­men jun­tos y co­rren por to­dos la­dos. Es muy ra­ro ha­cer eso con un león de 200 ki­los, por­que es muy pe­li­gro­so. Pe­ro Da­niah hi­zo que esa re­la­ción fue­ra po­si­ble”.

Leo­nes co­mo Thor es­tán en pe­li­gro de ex­tin­ción. ¿Cuál es la me­jor ma­ne­ra de ge­ne­rar con­cien­cia en cuan­to a es­te pro­ble­ma?

“Hay mu­chas for­mas de ge­ne­rar con­cien­cia en las per­so­nas. De­ci­di­mos ge­ne­rar va­rios sen­ti­mien­tos con es­ta pe­lí­cu­la pa­ra to­da la fa­mi­lia pe­ro en es­pe­cial que­re­mos lle­gar­le al co­ra­zón a los ni­ños en­tre los 5 y los 16 años, por­que son el fu­tu­ro de la so­cie­dad. Es­tos pue­den cam­biar el mun­do y al dar­se cuen­ta del pro­ble­ma, po­drán ha­cer al­go”

“Tra­ba­jar con ni­ños y ani­ma­les pa­ra ha­cer una pe­lí­cu­la es lo más difícil. Yo tu­ve a am­bos”.

FOTO

La jo­ven ac­triz Da­niah De Vi­lliers con­vi­vió y en­tre­nó con el león blan­co, lla­ma­do Thor, des­de que es­ta­ba ca­cho­rro. Es­te lar­go­me­tra­je re­fle­xio­na sobre la pro­tec­ción que ne­ce­si­tan los ani­ma­les sal­va­jes, en es­pe­cial, los que es­tán en pe­li­gro de ex­tin­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.