Un fis­cal ge­ne­ral que es­tá en­tre la es­pa­da y la pa­red

En­ti­dad pre­sen­tó ba­lan­ce en me­dio de las po­lé­mi­cas y du­ra si­tua­ción de su je­fe.

El Colombiano - - PORTADA - Por RI­CAR­DO MONSALVE GA­VI­RIA

Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez aho­ra afron­ta una de­man­da que bus­ca tum­bar su elec­ción co­mo prin­ci­pal hom­bre de la Fis­ca­lía. Es­to se su­ma a las pro­tes­tas so­cia­les que exi­gen su re­nun­cia por lo que ha ocu­rri­do con las in­ves­ti­ga­cio­nes en el es­cán­da­lo de Ode­brecht. Mien­tras es­to ocu­rre, la Fis­ca- lía con­ti­núa su tra­ba­jo y en un co­mu­ni­ca­do re­ve­ló el ba­lan­ce que de­jó la cri­mi­na­li­dad en el país du­ran­te el año 2018, en el que se con­fir­ma el au­men­to de di­fe­ren­tes de­li­tos co­mo el hur­to y el ho­mi­ci­dio. No obs­tan­te, tam­bién hu­bo más es­cla­re­ci­mien­to de esos fla­ge­los.

“Es­ta­mos de­man­dan­do la nu­li­dad por­que cree­mos que hu­bo una irre­gu­la­ri­dad al mo­men­to del nom­bra­mien­to”. RO­DRI­GO UPRIMNY So­cio fun­da­dor de De­jus­ti­cia

La tor­men­ta por la que atra­vie­sa el fis­cal ge­ne­ral, Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez, no pa­re­ce te­ner fin.

A las mul­ti­tu­di­na­rias mar­chas que se die­ron en las di­fe­ren­tes ciu­da­des del país pi­dien­do su re­nun­cia por lo re­la­cio­na­do con el es­cán­da­lo Ode­brecht y las muer­tes que han ocu­rri­do al­re­de­dor de ese ca­so, se les su­ma una de­man­da que bus­ca tum­bar su elec­ción co­mo prin­ci­pal hom­bre del en­te acu­sa­dor.

Des­de el pa­sa­do vier­nes re­po­sa en el Con­se­jo de Es­ta­do una de­man­da in­ter­pues­ta por el Cen­tro Ju­rí­di­co de Es­tu­dios y So­cia­les, De­jus­ti­cia, jun­to con la Co­mi­sión Co­lom­bia­na de Ju­ris­tas, con la que bus­can com­pro­bar que Mar­tí­nez omi­tió in­for­ma­ción sus­tan­cial sobre el ca­so de co­rrup­ción de Ode­brecht en Co­lom­bia, que pu­do ha­ber cam­bia­do la de­ci­sión de la Cor­te de ele­gir­lo sobre los otros dos can­di­da­tos.

Ro­dri­go Uprimny, so­cio fun­da­dor de De­jus­ti­cia, afir­mó que a pe­sar de que la elec­ción de Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez co­mo fis­cal ge­ne­ral se dio ha­ce más de dos años, “es­ta­mos de­man­dan­do la nu­li­dad por­que cree­mos que fue una irre­gu­la­ri­dad al mo­men­to del nom­bra­mien­to. Se de­jó de con­si­de­rar un he­cho esen­cial que po­día al­te­rar la de­ci­sión y por con­si­guien­te la fal­sa mo­ti­va­ción, sin em­bar­go so­lo pu­di­mos te­ner co­no­ci­mien­to de ese he­cho ha­ce unas po­cas se­ma­nas cuan­do se di­vul­ga­ron las con­ver­sa­cio­nes en­tre el con­tro­ller y el fis­cal”.

Pa­ra Uprimny, es­ta y otras prue­bas, per­mi­ten “con­cluir con al­tos ni­ve­les de cer­te­za que el fis­cal co­no­cía de la exis­ten­cia de de­li­tos de co­rrup­ción de Ode­brecht en la Ru­ta del Sol”.

Con es­ta ac­ción ju­rí­di­ca, los de­man­dan­tes es­pe­ran que el Con­se­jo de Es­ta­do de­cla­re nu­la la de­ci­sión de la elec­ción de Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez co­mo fis­cal ge­ne­ral.

En­tre tan­to, hay re­sul­ta­dos

Mien­tras la ca­be­za de la Fis­ca­lía se en­cuen­tra en­tre la es­pa­da y la pa­red, la en­ti­dad con­ti­núa tra­ba­jan­do en to­do el te­rri­to­rio y en las úl­ti­mas ho­ras re­ve­ló el cen­so con­so­li­da­do de las ac­ti­vi­da­des ile­ga­les ocu­rri­das du­ran­te el año 2018 en el país y lo que de­mues­tran las cifras es que hu­bo au­men­to en las prin­ci­pa­les ac­cio­nes ilí­ci­tas. Se­gún los da­tos, los fla­ge­los con más re­por­tes fue- ron: de­li­tos in­for­má­ti­cos (55.98%), cons­tre­ñi­mien­to (28.96%), fal­se­da­des (25.46%) y hur­to (17.97%).

Afir­ma la Fis­ca­lía que el año que re­cién ter­mi­nó fue en el que más se aten­die­ron de­nun­cias pe­na­les. En to­tal el en­te in­ves­ti­ga­dor re­ci­bió 1’370.995 ca­sos fren­te a 1’268.427 del año 2017; es de­cir, un cre­ci­mien­to de noticias cri­mi­na­les de 8.09%.

Uno de los de­li­tos que más afec­ta la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y que más im­pac­to tie­ne en los co­lom­bia­nos es el hur­to y allí la preo­cu­pa­ción de las au- to­ri­da­des es gran­de, pues du­ran­te el 2018 se de­nun­ció un to­tal de 422.247 ro­bos de di­fe­ren­tes ti­pos, lo que re­fle­ja un au­men­to del 30,80% res­pec­to al año 2017, cuan­do fue­ron re­por­ta­dos 357.922.

“Te­ne­mos una es­tre­lla ro­ja que es el hur­to a per­so­nas y que tie­ne un au­men­to im­por­tan­te y bá­si­ca­men­te es­ta fo­ca­li­za­do en su ma­yo­ría al hur­to de te­lé­fo­nos ce­lu­la­res y sobre es­to te­ne­mos que ac­tuar de ma­ne­ra de­ci­di­da. El hur­to a mo­to­ci­cle­tas tam­bién es una de las preo­cu­pa­cio­nes”, di­jo el mi­nis­tro de la De­fen­sa, Gui­ller­mo Bo­te­ro, du­ran­te un con­se­jo de se­gu­ri­dad rea­li­za­do en el de­par­ta­men­to de Ca­sa­na­re.

Pa­ra la Fis­ca­lía, con “la pues­ta en mar­cha de nue­vos ca­na­les tec­no­ló­gi­cos co­mo la pla­ta­for­ma ADe­nun­ciar y el Cen­tro de Con­tac­to de la Fis­ca­lía, los co­lom­bia­nos de­nun­cian ca­da vez más el hur­to, que se con­vier­te en el de­li­to con más re­gis­tros en 2018”.

Ho­mi­ci­dio tam­bién cre­ció

Aun­que en ca­pi­ta­les co­mo Bo­go­tá, Ca­li, Car­ta­ge­na y Ba­rran­qui­lla el ho­mi­ci­dio des­cen­dió,

las cifras que pre­sen­ta­ron Me­de­llín y otras po­bla­cio­nes de An­tio­quia y Cór­do­ba ele­va­ron el pro­me­dio na­cio­nal y lue­go de va­rios años en des­cen­so, el nú­me­ro to­tal de muer­tes vio­len­tas en el país cre­ció. Se re­gis­tra­ron, en­ton­ces, 12.458 ho­mi­ci­dios do­lo­sos, 3.25% más que los 12.066 crí­me­nes co­no­ci­dos en 2017.

Des­de la Fundación Ideas pa­ra la Paz (FIP) ya se ha­bía ad­ver­ti­do es­te au­men­to en los ho­mi­ci­dios y en dia­lo­go con EL CO­LOM­BIANO Jerónimo Castillo, di­rec­tor del área de Se­gu­ri­dad y Po­lí­ti­ca Cri­mi­nal de esa fundación, ase­gu­ró que el in­cre­men­to tie­ne re­la­ción con la au­sen­cia de una po­lí­ti­ca de Es­ta­do pa­ra pre­ve­nir las muer­tes vio­len­tas co­me­ti­das en el país.

Res­pec­to a los ho­mi­ci­dios do­lo­sos, la Fis­ca­lía ase­gu­ra que hay un im­por­tan­te au­men­to en el es­cla­re­ci­mien­to de ese ti­po de de­li­tos.

“Por pri­me­ra vez en su historia, lle­gó a ni­ve­les de es­cla­re­ci­mien­to de muer­tes vio­len­tas sin an­te­ce­den­tes. En efec­to, en el año an­te­rior la Fis­ca­lía au­men­tó el pro­me­dio de impu­tacio­nes por ho­mi­ci­dios do­lo­sos en el país e iden­ti­fi­có a los au­to­res ma­te­ria­les e in­te­lec­tua­les en el 28.78% de los ca­sos ocu­rri­dos. De es­ta for­ma, do­bló el re­gis­tro de 2016, que fue de 14%”, ex­pli­ca­ron des­de la Fis­ca­lía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.