Lo que cam­bia en Me­de­llín Me Cui­da tras fa­llo de tu­te­la.

Juez fa­lló a fa­vor de una ciu­da­da­na que in­ter­pu­so tu­te­la pa­ra que se le per­mi­tie­ra el re­gis­tro sin pro­por­cio­nar al­gu­nos da­tos de ca­rác­ter pri­va­do.

El Colombiano - - Portada - Por VA­NE­SA RESTREPO

Por con­si­de­rar que hay vul­ne­ra­ción de los de­re­chos a la in­ti­mi­dad, ha­beas da­ta y al tra­ba­jo, el Juz­ga­do 45 Pe­nal Mu­ni­ci­pal con fun­ción de co­no­ci­mien­to fa­lló en con­tra de la Al­cal­día de Me­de­llín y le or­de­nó, en una sen­ten­cia de tu­te­la, que efec­túe el re­gis­tro en la ba­se de da­tos de “Me­de­llín Me Cui­da” úni­ca­men­te de los da­tos de iden­ti­fi­ca­ción per­so­nal y la­bo­ral ne­ce­sa­rios.

El fa­llo, emi­ti­do el miér­co­les 20 de ma­yo, fue la res­pues­ta a una tu­te­la in­ter­pues­ta por una mu­jer que con­si­de­ró que al­gu­nos da­tos co­mo su nú­me­ro de ce­lu­lar, su di­rec­ción y pro­fe­sión no eran ne­ce­sa­rios pa­ra que se le au­to­ri­za­ra sa­lir a tra­ba­jar y que, si no los su­mi­nis­tra­ba, la pla­ta­for­ma no le per­mi­tía re­gis­trar­se y ob­te­ner el per­mi­so.

Raúl Eduar­do Mo­ra­les, se­cre­ta­rio Ge­ne­ral de la Al­cal­día, anun­ció que el go­bierno mu­ni­ci­pal aca­ta la de­ci­sión y fa­ci­li­ta­rá los me­ca­nis­mos pa­ra que la ciu­da­da­na pue­da ha­cer su re­gis­tro con los da­tos de iden­ti­fi­ca­ción y la­bo­ra­les ne­ce­sa­rios. Sin em­bar­go anun­ció que im­pug­na­rá el fa­llo acla­ran­do la na­tu­ra­le­za y la fi­na­li­dad de los da­tos so­li­ci­ta­dos.

Y en un men­sa­je com­par­ti­do en su cuen­ta de Twit­ter, el al­cal­de Da­niel Quin­te­ro di­jo: “Me­de­llín ha si­do ejem­plo de efec­ti­vi­dad en el uso de in­for­ma­ción pa­ra en­fren­tar la pan­de­mia. Hoy un tri­bu­nal di­ce que no po­de­mos pe­dir in­for­ma­ción cla­ve en Me­de­llín Me Cui­da pa­ra sal­var vi­das. Aca­ta­mos con res­pe­to la de­ci­sión del tri­bu­nal pe­ro no la com­par­ti­mos”.

Ar­gu­men­tos

En el trá­mi­te de la tu­te­la, la Al­cal­día de Me­de­llín le ex­pli­có a la jue­za que la pla­ta­for­ma in­te­gra da­tos de per­so­nas y em­pre­sas pa­ra de­ter­mi­nar quié­nes pue­den vol­ver a tra­ba­jar y evi­tar que per­so­nas no exen­tas in­cum­plan el ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo obli­ga­to­rio.

Res­pec­to a la pri­va­ci­dad de esos da­tos, el apo­de­ra­do de la ad­mi­nis­tra­ción se­ña­ló que se ri­gen por la Ley 1581 de 2012, y el De­cre­to 1906 de 2018 (con el que se fi­ja la po­lí­ti­ca de tra­ta­mien­to de da­tos de los por­ta­les de la al­cal­día). Pe­ro acla­ró que no es cier­to “que los da­tos su­mi­nis­tra­dos sean pú­bli­cos, de con­for­mi­dad con la con­di­ción 6° de los tér­mi­nos y con­di­cio­nes de la pla­ta­for­ma”.

Ca­be ano­tar que des­de que se lan­zó la pla­ta­for­ma de em­pre­sas y has­ta el 30 de abril, cuan­do se pu­bli­có en EL CO­LOM­BIANO el in­for­me lla­ma­do “¿Es­tán se­gu­ros sus da­tos en Me­de­llín Me Cui­da?”, es­te dia­rio en­con­tró cua­tro ac­tua­li­za­cio­nes en los tér­mi­nos y con­di­cio­nes de uso, y po­lí­ti­cas de pri­va­ci­dad, que no fue­ron no­ti­fi­ca­das a los ciu­da­da­nos ins­cri­tos en la pla­ta­for­ma.

En la sen­ten­cia, el juz­ga­do agre­gó que a pe­sar de que es­ta­mos en una emer­gen­cia por la pan­de­mia, es de­ber del Es­ta­do pro­te­ger los de­re­chos y ga­ran­tías de los ciu­da­da­nos es­pe­cial­men­te si, co­mo en es­te ca­so, se tra­ba­ja con da­tos sen­si­bles que, de acuer­do con la le­gis­la­ción co­lom­bia­na, pue­den ge­ne­rar dis­cri­mi­na­cio­nes cuan­do no se ma­ne­jan bien.

“De­be pro­pen­der­se por ge­ne­rar una ar­mo­nía entre los de­re­chos de la co­mu­ni­dad en ge­ne­ral, a la vi­da y a la sa­lud, y los de­re­chos a la li­ber­tad e in­ti­mi­dad de las per­so­nas, y efec­tuar la me­nor res­tric­ción po­si­ble de de­re­chos”, ex­pli­ca el juz­ga­do.

La Go­ber­na­ción de An­tio­quia, el Área Me­tro­po­li­ta­na y el em­plea­dor de la mu­jer que ins­tau­ró la tu­te­la, que tam­bién ha­bían si­do in­clui­dos en la ac­ción, fue­ron des­vin­cu­la­dos del pro­ce­so por el juz­ga­do.

Mo­ra­les, se­cre­ta­rio Ge­ne­ral de la Al­cal­día, co­men­tó que, al ser un fa­llo, es de obli­ga­to­rio cum­pli­mien­to. “Es­to sig­ni­fi­ca que so­lo tie­ne efec­tos pa­ra la per­so­na que in­ter­pu­so la ac­ción de tu­te­la”.

Pe­ro el fa­llo ins­ta a la al­cal­día pa­ra que “en nin­gún ca­so vuel­va a in­cu­rrir en la con­duc­ta que per­mi­tió es­ta ac­ción de tu­te­la, de lo con­tra­rio, in­cu­rri­ría en las san­cio

nes que por desaca­to es­ta­ble­cen los ar­tícu­los 51 y 52 del De­cre­to 2591 de 1991”.

Así sur­gió

Hay que re­cor­dar que el pa­sa­do 24 de abril el Go­bierno Na­cio­nal au­to­ri­zó el re­torno a la­bo­res de los tra­ba­ja­do­res de la cons­truc­ción y del sec­tor ma­nu­fac­tu­ras. Ese día el al­cal­de Quin­te­ro pre­sen­tó una pla­ta­for­ma lla­ma­da Me­de­llín Me Cui­da Em­pre­sas, y anun­ció que el re­gis­tro de em­plea­do­res y em­plea­dos era obli­ga­to­rio en ella.

“Los tra­ba­ja­do­res que va­yan a re­tor­nar a sus pues­tos tam­bién de­ben re­gis­trar­se en Me­de­llín Me Cui­da Fa­mi­lias (tam­bién lla­ma­do Me­de­llín Me Cui­da per­so­nas)”, di­jo ese día el al­cal­de y con esa de­ci­sión con­vir­tió en obli­ga­to­rio un re­gis­tro que has­ta ese mo­men­to era vo­lun­ta­rio, pues te­nía co­mo fin iden­ti­fi­car a fa­mi­lias que tu­vie­ran ne­ce­si­da­des eco­nó­mi­cas pa­ra dar­les au­xi­lios.

Ca­be acla­rar que los tér­mi­nos y con­di­cio­nes del por­tal son ta­jan­tes en de­cir que quien no es­tá de acuer­do con las dis­po­si­cio­nes y usos que se le da­rá a la in­for­ma­ción no de­be usar el for­mu­la­rio, pe­ro co­mo ya ex­pli­ca­mos, es­te es re­qui­si­to in­dis­pen­sa­ble pa­ra sa­lir a tra­ba­jar.

Has­ta ayer, se­gún los re­por­tes ofi­cia­les de la Al­cal­día de Me­de­llín, 3’108.049 per­so­nas de 1’289.330 fa­mi­lias se ha­bían re­gis­tra­do en las dos pla­ta­for­mas que com­po­nen Me­de­llín Me Cui­da

“Me­de­llín ha si­do ejem­plo de efec­ti­vi­dad en el uso de in­for­ma­ción pa­ra en­fren­tar la pan­de­mia”. DA­NIEL QUIN­TE­RO Al­cal­de de Me­de­llín

FO­TO JUAN AN­TO­NIO SÁN­CHEZ

La pla­ta­for­ma fue crea­da pa­ra au­to­ri­zar per­mi­sos de tra­ba­jo a per­so­nas co­bi­ja­das por ex­cep­cio­nes de los de­cre­tos na­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.