Se ace­le­ra tran­si­ción a ener­gías re­no­va­bles

El mun­do aho­ra tie­ne la po­si­bi­li­dad de ace­le­rar la tran­si­ción ha­cia fuen­tes más ami­ga­bles con el am­bien­te. ¿Co­lom­bia apro­ve­cha­rá la opor­tu­ni­dad?

El Colombiano - - Portada - Por MA­RIA­NA HO­YOS ACOSTA

En 2020 han ba­ja­do las emi­sio­nes de CO2 y la de­man­da de pe­tró­leo, se­gún la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de Ener­gía. Pa­no­ra­ma.

La pan­de­mia de covid-19 cam­bió las di­ná­mi­cas de con­su­mo de ener­gía en to­do el mun­do. Así lo afir­ma la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de Ener­gía (AIE), que pre­sen­tó ayer cua­tro po­si­bles es­ce­na­rios que ex­plo­ran ca­mi­nos pa­ra tran­si­tar más rá­pi­do ha­cia las lla­ma­das ener­gías lim­pias.

En­tre sus pro­yec­cio­nes ge­ne­ra­les, la AIE pre­vé que es­te año la de­man­da de ener­gía se re­du­ci­rá un 5 %, las emi­sio­nes de CO2 un 7 % y la in­ver­sión en ener­gía un 18 %. La re­duc­ción de los com­bus­ti­bles fó­si­les re­ba­ja­rá las emi­sio­nes de CO2 en 2,4 gi­ga­to­ne­la­das, vol­vien­do al ni­vel de ha­ce una dé­ca­da. Lo que es positivo, si se tie­ne en cuen­ta que a me­no­res emi­sio­nes me­nos con­ta­mi­na­ción, lo que tam­bién ayu­da a fre­nar el au­men­to en la tem­pe­ra­tu­ra.

El doc­tor Fa­tih Bi­rol, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la AIE, ase­gu­ró que pa­ra el 2030 la era del cre­ci­mien­to de la de­man­da del pe­tró­leo lle­ga­rá a su fin, “pe­ro sin un gran cam­bio en las po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les, no hay se­ña­les de un rá­pi­do de­cli­ve. De acuer­do con las po­lí­ti­cas ac­tua­les, un re­pun­te eco­nó­mi­co glo­bal ha­ría que pron­to la de­man­da de pe­tró­leo vol­vie­ra a los ni­ve­les an­te­rio­res a la cri­sis”, asun­to que hay que tra­tar de evi­tar, pa­ra ca­pi­ta­li­zar las re­duc­cio­nes que se pre­sen­tan du­ran­te la pan­de­mia.

Un pa­no­ra­ma am­bi­cio­so

Las ener­gías re­no­va­bles son cla­ve en los cua­tro es­ce­na­rios plan­tea­dos por la AIE, en es­pe­cial la ener­gía solar, que aho­ra es más ba­ra­ta que las plan­tas de ener­gía de car­bón o gas en la ma­yo­ría de paí­ses y ofre­ce al­gu­nos de los cos­tos más ba­jos en elec­tri­ci­dad nun­ca an­tes vis­tos. Es por es­to que en la próxima dé­ca­da, las ener­gías re­no­va­bles po­drían cu­brir has­ta el 80 % de la de­man­da de ener­gía mun­dial, si se man­tie­nen las po­lí­ti­cas ac­tua­les.

Por otra par­te, en es­te mis­mo es­ce­na­rio, la de­man­da re­cu­pe­ra­ría su ni­vel an­te­rior a la cri­sis en el 2023. Sin em­bar­go, en un es­ce­na­rio de re­cu­pe­ra­ción re­tar­da­da, en don­de la pan­de­mia se­ría más pro­lon­ga­da y ten­dría una de­pre­sión más pro­fun­da, es­ta se da­ría en el 2025.

Otro es­ce­na­rio es el de desa­rro­llo sos­te­ni­ble, en don­de se au­men­tan las po­lí­ti­cas e in­ver­sio­nes pa­ra cum­plir los ob­je­ti­vos de ener­gía sos­te­ni­ble, si se cum­plie­ra es­te pa­no­ra­ma, el mun­do po­dría lle­gar a ser ce­ro emi­sio­nes de CO2 (lo ideal) en el 2070. Sin em­bar­go, es­to se po­dría lo­grar dos dé­ca­das an­tes, se­gún las pre­vi­sio­nes más am­bi­cio­sas.

Pa­ra lo­grar­lo, la AIE afir­ma que se de­ben to­mar ac­cio­nes adi­cio­na­les du­ran­te los pró­xi­mos diez años, co­mo lo­grar que las fuen­tes de ener­gía ba­jas en emi­sio­nes pro­por­cio­nen el 75 % de la elec­tri­ci­dad mun­dial y ase­gu­rar que el 50 % de los ca­rros ven­di­dos sean eléc­tri­cos.

Nue­vas al­ter­na­ti­vas

De acuer­do con el in­for­me, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co se po­dría im­pul­sar a tra­vés de la in­ver­sión en ener­gías re­no­va­bles pa­ra crear nue­vos em­pleos y re­du­cir las emi­sio­nes. Se­gún la AIE, es­te en­fo­que so­lo lo han plan­tea­do la Unión Eu­ro­pea, el Reino Uni­do, Ca­na­dá, Co­rea del Sur y Nue­va Ze­lan­da.

“Los go­bier­nos tie­nen la ca­pa­ci­dad y la res­pon­sa­bi­li­dad de to­mar ac­cio­nes de­ci­si­vas pa­ra ace­le­rar las tran­si­cio­nes de ener­gía lim­pia y de al­can­zar nues­tros ob­je­ti­vos cli­má­ti­cos, in­clui­das las emi­sio­nes ne­tas ce­ro”, ma­ni­fes­tó Bi­rol.

La AIE ha­ce én­fa­sis en su Plan de Re­cu­pe­ra­ción Sos­te­ni­ble, que con una in­ver­sión de un bi­llón de dó­la­res anua­les en­tre 2021 y 2023 en re­des eléc­tri­cas y elec­tri­ci­dad con ba­jas emi­sio­nes po­dría lo­grar que 2019 fuera el año con el pi­co más al­to de emi­sio­nes de CO2 de la historia. Pa­ra al­can­zar los ob­je­ti­vos, la AIE tam­bién ase­gu­ra que los es­fuer­zos se de­ben con­cen­trar en cam­biar la in­fra­es­truc­tu­ra ener­gé­ti­ca, pues si continúa fun­cio­nan­do co­mo lo vie­ne ha­cien­do, la tem­pe­ra­tu­ra glo­bal su­biría 1,65 gra­dos cen­tí­gra­dos pa­ra 2050.

Una mi­ra­da lo­cal

El pro­ble­ma pa­ra Co­lom­bia si se ace­le­ra la tran­si­ción ha­cia las

ener­gías re­no­va­bles, de acuer­do con Sergio Ca­bra­les, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de los An­des, es que el Es­ta­do de­ja­ría de per­ci­bir los in­gre­sos de la in­dus­tria pe­tro­le­ra, que en 2019 re­pre­sen­ta­ron el 4 % del PIB: “Res­pec­to a la re­duc­ción en la de­man­da de car­bón, hay de­par­ta­men­tos que po­drían en­trar en cri­sis por­que se afec­ta­rían las re­ga­lías de la mi­ne­ría y de eso de­pen­den los pre­su­pues­tos re­gio­na­les”.

Sin em­bar­go, tam­bién ha­bría con­se­cuen­cias po­si­ti­vas pa­ra el país, se­gún Idi Amin Isaac-Millan, pro­fe­sor in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­cia Bo­li­va­ria­na: “Co­lom­bia ya tie­ne com­pro­me­ti­dos pro­yec­tos im­por­tan­tí­si­mos de ener­gía renovable y es­to nos pon­dría en sin­to­nía con las di­rec­tri­ces glo­ba­les de sos­te­ni­bi­li­dad”.

Ac­tual­men­te, de acuer­do con la Uni­dad de Pla­nea­ción Mi­ne­ro Ener­gé­ti­ca (Upme), en el país hay 294 pro­yec­tos pa­ra la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad a par­tir de plan­tas so­la­res, eó­li­cas, bio­ma­sa y pe­que­ñas cen­tra­les hi­dro­eléc­tri­cas, dis­tri­bui­dos en 25 de­par­ta­men­tos.

Isaac-Millan ma­ni­fes­tó que el sec­tor eléc­tri­co del país es­tá ha­cien­do bien la ta­rea de di­ver­si­fi­car­se pa­ra pro­du­cir ener­gía renovable, por lo que la ta­rea de mi­grar ha­cia las ener­gías lim­pias re­cae en otros sec­to­res: “Pa­ra re­du­cir los com­bus­ti­bles fó­si­les en el país, por ejem­plo, se po­dría elec­tri­fi­car el trans­por­te y des­mon­tar gra­dual­men­te to­dos los sis­te­mas de gas y trans­for­mar­los en es­tu­fas de in­duc­ción (que uti­li­za ca­lor elec­tro­mag­né­ti­co)”.

La AIE afir­ma que si, fi­nal­men­te, la pan­de­mia ayu­da o di­fi­cul­ta es­te cam­bio ha­cia las ener­gías lim­pias, de­pen­de­rá de có­mo res­pon­dan los go­bier­nos a los desafíos ac­tua­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.