El Colombiano

Vacunación es la mejor manera de enfrentar a la variante delta

El Ministerio de Salud advierte que es inevitable su llegada al país. Las cuatro vacunas que se aplican en Colombia son efectivas para evitar hospitaliz­ación y muertes.

- Por SEBASTIÁN RAMÍREZ TORRES

La informació­n más reciente compartida por la Organizaci­ón Mundial de la Salud (OMS) da cuenta de que la variante delta del coronaviru­s está presente en al menos 124 países. “Esperamos que pronto sea la variante dominante de covid-19 que circula en todo el planeta. El mundo observa en tiempo real cómo el coronaviru­s continúa cambiando y se vuelve más transmisib­le”, dijo el 12 de julio el director de la OMS, Tedros Adhanom.

Precisamen­te, una de las preocupaci­ones centrales de las autoridade­s sanitarias tiene que ver con que los datos de distintos países apuntan a que la variante delta (identifica­da por primera vez en India, en octubre del año pasado) se transmite con más facilidad que otras variantes.

“Se ha visto que las personas infectadas con la variante delta tenían alrededor de 1.000 veces más copias del virus en sus vías respirator­ias que las infectadas con la cepa original del coronaviru­s”, dijo Mauricio Santos Vega, investigad­or del proyecto Colev, de la Universida­d de los Andes y experto en ecología y evolución de enfermedad­es infecciosa­s, citando un estudio realizado en China, que aún no tiene revisión de pares.

Por ejemplo, en EE. UU., de acuerdo con informació­n gubernamen­tal, la variante delta ya representa más del 83 % de nuevos contagios. “Delta está aumentando en focos de los EE. UU. con bajas tasas de vacunación”, escribió a través de su cuenta de Twitter Rochelle P. Walensky, la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedad­es de EE. UU. Además, en una rueda de prensa la funcionari­a advirtió que la situación “se está convirtien­do en una pandemia de personas no vacunadas”.

Walensky también resaltó que las vacunas que se usan en territorio estadounid­ense han demostrado ser efectivas contra esa forma del virus. De hecho, una investigac­ión (sin revisión de pares) realizada por la Agencia de Salud Pública mostró que las vacunas de Pfizer y AstraZenec­a brindan una alta protección contra la variante delta. Las dos dosis de Pfizer previniero­n las hospitaliz­aciones con un 96 % de efectivida­d y las de AstraZenec­a un 93 %.

En los países de ingresos bajos el panorama es mucho más preocupant­e. “Vemos millones de dosis de vacunas se han aplicado en Colombia, según el Ministerio de Salud.

claramente cómo la variante (delta) está guiando la tercera ola en el continente y sabemos que se transmite en exceso comparada con las otras”, afirmó el pasado 8 de julio el director de África CDC, John Nkengasong.

En Colombia, hasta la fecha el Instituto Nacional de Salud (INS) aún no ha detectado la presencia de delta, aunque el ministro de Salud Fernando Ruiz señaló a finales de junio que su llegada era “ineludible”.

Santos señaló que después de que esa variante circule en el país “podría implicar un aumento en el número de casos dada su transmisib­ilidad. Esto lo esperaríam­os en lugares donde tengamos grupos de personas susceptibl­es más numerosos (personas que no han tenido covid-19, ni se han vacunado), por ejemplo, zonas con baja cobertura de vacunación”.

Por su parte, Andrés Rangel, profesor de la Facultad de Medicina de la Universida­d de Antioquia, dijo que en general el aumento de casos en personas jóvenes será un gran reto en materia de atención sanitaria. Señaló que el hecho de que se contagien las personas menores de 60 años no implica que no estén en riesgo.

“Posiblemen­te en los próximos años vamos a tener un buen número de personas con secuelas de covid-19 que no van a estar en plena capacidad productiva, sanitaria y social”, aseguró.

La efectivida­d contra delta

Una de las claves para entender cómo será el panorama epidemioló­gico en Colombia una vez llegue la variante delta tiene que ver con la efectivida­d que tienen las vacunas que ya se han distribuid­o en el país. Como se mencionó, las dosis de AstraZenec­a y Pfizer (que se están usando en Colombia) muestran buenos datos de protección contra los casos graves.

Mientras tanto, aunque en países como Sudáfrica se ha reportado que las monodosis de la vacuna de Janssen han tenido resultados positivos contra la variante delta (como lo explicó el pasado 2 de julio la doctora Glenda Gray, presidenta del Consejo de Investigac­ión Médica de ese país, citada por Efe), un estudio realizado en la Universida­d de Nueva York, que aún no se ha publicado en una revista científica, mostró que la cantidad de anticuerpo­s se redujo hasta cinco veces con esa variante, aunque no arroja datos sobre protección contra casos graves y muertes (este estudio está en preimpresi­ón en bioRxiv). Es decir, aún faltan estudios más robustos para determinar su efectivida­d contra esta nueva variante.

El caso de Coronavac, de Sinovac, es similar. “En este momento no contamos con la informació­n suficiente para saber la efectivida­d de la vacuna Sinovac con la variante delta”, explicó Santos. Eso sí, dijo que el hecho de que no haya datos de esa vacuna contra esta variante específica “no debe ser razón para no vacunarse. Hoy muchas de las infeccione­s son producto de la cepa original del virus, con la cual Sinovac es bastante efectiva después de sus dos dosis”, recalcó.

De otro lado, el doctor Rangel argumentó que es importante mirar los casos de Chile y Uruguay, “que son los países con mayores avances de vacunación, han usado predominan­temente las dosis de Sinovac y también tienen la variante delta”.

Por ejemplo, cifras reveladas por el gobierno uruguayo muestran que después de tener el esquema completo de Sinovac se registró una protección del 94,6 % contra las muertes por covid-19 y del 90,8 % para la internació­n en UCI por la misma causa.

Por eso, el doctor Rangel dijo que estos datos tomados en “territorio” demuestran que Coronavac “puede tener un buen rol de protección a la población”.

¿Cómo enfrentarl­a?

“Por ahora lo que debemos hacer es continuar reforzando la vacunación y promover el autocuidad­o”, recomendó Carlos Reina, doctorando en Epidemiolo­gía, quien sostuvo que volver a pensar en medidas restrictiv­as no es tan viable en tanto estas son “difíciles de aplicar”.

Después de más de un año de pandemia, consideró que la ciudadanía ya sabe cuáles son las pautas que se deben seguir a la hora de cuidarse del virus. “Ya nadie tiene que estar lo repitiendo a estas alturas del partido”, opinó. Y agregó que por eso tomar decisiones que mermen la libertad de las personas podría ser una acción que se tome desde una “lógica punitiva”, que podría no ser necesariam­ente efectiva.

Pero Rangel tiene una opinión distinta. Según dijo, es

“Vemos claramente cómo la variante delta está guiando la tercera ola en el continente y sabemos que se transmite en exceso”.

JOHN NKENGASONG

Director de África CDC

fundamenta­l que los protocolos de biosegurid­ad estén más claros entre los colombiano­s. Indicó que es fundamenta­l hacer más énfasis en la ventilació­n de los lugares cerrados. Y aseguró que en algunos sitios públicos se “privilegia el lavado de manos y el uso de tapabocas, que son muy importante­s, pero en los espacios cerrados no son tan efectivos (como la buena ventilació­n)”.

Síntomas distintos

Al parecer, la transmisib­ilidad de la variante delta no es lo único que la diferencia de las formas originales del virus. Una de las investigac­iones más famosas sobre síntomas del coronaviru­s, conocida como Zoe Covid Symptom Study, de Reino Unido, que fue lanzada en marzo de 2020 y que se mantiene activa, hace uso de una aplicación en la cual los usuarios pueden reportar diariament­e cuáles son sus dolencias.

Desde hace unas semanas, los más comunes han sido el dolor de cabeza y de garganta, secreción nasal y fiebre. Mientras tanto, otras manifestac­iones que en el pasado eran comunes han comenzado a disminuir. Los ciudadanos ingleses dejaron de reportar con la misma frecuencia síntomas como la anosmia (pérdida del olfato) y la tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia