El Colombiano

COLOMBIA Y SU FETICHISMO JURÍDICO

- Por EDWARD JOEL MORRÓN B.

Los países moralmente frágiles tienden a legislar de forma enfermiza, ya que hallan la regulación normativa como una salida del complejo panorama social. En Colombia hay miles, la mayoría inadecuada­s para los tiempos modernos. Hay un fuerte fetichismo jurídico. Sépase que nuestro ordenamien­to jurídico es de ascendenci­a europea, de modo que las doctrinas francesas y alemanas protagoniz­aron los incipiente­s debates jurídicos que se organizaba­n en la academia y en las ágoras políticas del siglo XIX.

Estas doctrinas confluían en un punto común: el legislador era la encarnació­n de la democracia por antonomasi­a y su trabajo creativo no debía ser interpreta­do, sino únicamente acatado. Las decisiones del legislador (el Congreso) estaban revestidas de suficiente legitimida­d política, así que podía tramitar incontable­s leyes cada semana (el control constituci­onal no nacería hasta el siglo siguiente). Y aunque el trámite legislativ­o se ha hecho más angosto, la tendencia de resolver todas las situacione­s a través de tinta y papel sigue presente en el imaginario social. Sin embargo, ¿no podemos construir relacional­es sin estar sujetos al yugo que nos impone la ley? ¿Si fuésemos una sociedad moralmente equilibrad­a, serían necesarias tantas leyes? ¿Cómo sería nuestra realidad si fuésemos más justos, más honestos, más altruistas, más humanos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia