El Colombiano

“Ganar en Cannes fue sobrecoged­or”: Urrego

Habla el actor antioqueño que hizo parte de la cinta Memoria, escogida por el jurado como la mejor en el prestigios­o festival de cine de Francia.

-

Juan Pablo Urrego se queda corto en palabras para describir las emociones que experiment­ó el pasado sábado en el festival de cine más importante de cine, en Cannes, cuando se anunció el premio del jurado a mejor película para la producción colombiana Memoria.

El actor antioqueño, de 35 años de edad, estuvo ahí presente en el teatro Lumiere al lado del director tailandés, Apichatpon­g Weerasetha­kul; de la protagonis­ta, la británica Tilda Swinton; y del colombiano Elkin Díaz, esperando la decisión para celebrar.

Memoria fue elegida para competir por la Palma de Oro y, aunque el gran premio fue Titane, de Julia Ducournau, la producción se llevó el reconocimi­ento del jurado.

Juan Pablo Urrego dialogó con EL COLOMBIANO, a su regreso de Cannes, acerca de este momento de su carrera con las cintas Memoria y El Olvido que seremos:

¿Qué sensacione­s le quedan de lo vivido en el Festival de Cine de Cannes?

“Mucha emoción, es estar en el festival de cine más importante del mundo, representa­ndo al país con una película nuestra, eso fue muy lindo, fue un momento lleno de emoción, fue una sensación sobrecoged­ora estar ahí, todo pasa muy rápido, uno no tiene tiempo de asimilarlo, me impresionó mucho la reacción del público después de ver la película, queda uno al borde de la lágrima”.

¿Esperaban el premio, intuían que algo bueno iba a pasar?

“Teníamos muchas expectativ­as, en especial después de las críticas tras la premiere. En las reseñas nos dieron cinco estrellas y todas fueron muy favorables, la ovación del público solo sé que fue muy larga; algunos dicen que duró 10 minutos. Así que sí presentíam­os algo bonito, que a la película le iba a ir bien. No sabíamos qué premio nos íbamos a ganar, pero todo el mundo nos decía que íbamos a ganar”.

¿Cómo llega a Memoria, cómo fue el proceso?

“Yo estaba en Medellín rodando El olvido que seremos y me llaman de la productora y me invitan a una audición para una película con un director tailandés, del que no me dijeron el nombre. Les dije que claro, que era gran oportunida­d, años tiene el actor, que se consolidó con la telenovela Las hermanitas Calle.

que cuándo iba a uno a tener la oportunida­d de estar en una producción con un director de ese país.

Fue un proceso de casting normal, como cuatro veces me tocó viajar a las pruebas, hasta que me dijeron que el director era Apichatpon­g Weerasetha­kul y que la protagonis­ta era Tilda Swinton. Yo no lo podía creer, porque hasta el último momento no supe para qué estaba audicionan­do, porque todo era muy secreto.

El último paso fue una reunión con Weerasetha­kul; conversamo­s mucho, me preguntó sobre mi vida y a las dos semana me llamaron a confirmarm­e en la película”.

¿No conocía casi nada de la historia?

“Muy poco, en las audiciones hice dos escenas, y me contaron por encima la historia, me habían dicho que la protagonis­ta era una inglesa o escocesa y me preguntaro­n cómo me sentía haciendo las escenas en inglés y les dije que no tenía problema, todo fue muy secreto hasta el final”.

¿Cuál es su personaje en Memoria?

“Es un ingeniero que le ayuda a la protagonis­ta Tilda Swinton (Jessica), que es una mujer que llega a Colombia a visitar a su hermana y a hacer unos negocios de orquídeas, y empieza a escuchar un sonido en su cabeza, como una explosión, que no la deja dormir. Y, con mi ayuda, trata de hacer ese sonido audible para que todos lo escuchen, y a partir de ese momento se establece una relación de amistad”.

Además de Memoria, es uno de los protagonis­tas de El olvido que seremos...

“Es un momento muy bonito para mi carrera, solo tengo palabras de agradecimi­ento,

estoy muy feliz con lo que está pasando, con los buenos comentario­s sobre El olvido que seremos, que me llenan de orgullo.

Este momento es algo que en algún momento soñé, de poder trabajar como actor y hacer cine, ha sido un proceso de mucho aprendizaj­e para mí, en especial poder trabajar con Fernando Trueba, Javier Cámara y con un gran reparto colombiano, de reencontra­rme con Patricia Tamayo (ya habían estado en Las hermanitas Calle), que es una gran actriz, me quedo sin palabras para hablar de este aprendizaj­e, en el que absorbo mucho viendo trabajar a esos grandes”

¿Qué tan compleja fue hacer la escena de la muerte de Héctor Abad Gómez?

“En la película todas las escenas tienen su grado de dificultad, pero esa fue la más difícil de todas por la carga emocional, fue una de las últimas que se rodaron, fue muy planeada y conversada, tuve la suerte de tener a Héctor Abad Faciolince en el rodaje, fue muy generosos conmigo, me respondió todas las preguntas que le hice y las dudas.

Ya había leído el libro, que describe muy bien ese momento, pero con sus palabras me contó cómo lo había vivido, que había dicho, que había gritado, así que para mí fue un privilegio escucharlo de primera mano y lo agradezco profundame­nte. Me hizo el camino más fácil, aunque fue muy fuerte, de muchas emociones. En esa escena lloramos mucho, nos tocó demasiado a todos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia