Na­ta­ción co­lom­bia­na si­gue en as­cen­so

El pre­si­den­te de la en­ti­dad que ri­ge es­te de­por­te a ni­vel glo­bal elo­gió el he­cho de que nues­tro país cuen­te con un cam­peón olím­pi­co y mun­dial ju­ve­nil: Da­niel Res­tre­po.

El Espectador - - Portada - SE­BAS­TIÁN ARE­NAS sa­re­[email protected]­pec­ta­dor.com @Se­ba­sA­re­nas10

Ju­lio Cé­sar Ma­glio­ne, quien des­de 2009 es el má­xi­mo di­ri­gen­te de la na­ta­ción a es­ca­la mun­dial, des­ta­có el de­sa­rro­llo de es­te de­por­te en Co­lom­bia y elo­gió los triun­fos del cla­va­dis­ta ju­ve­nil Da­niel Res­tre­po.

Ju­lio Cé­sa­rMa­glio­ne siem­pre fue fe­liz en el agua. Ga­na­dor de medallas en Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos, el oriun­do de Mon­te­vi­deo es un enamo­ra­do de la na­ta­ción, aun­que tam­bién le ha de­di­ca­do tiem­po en su vi­da a la aca­de­mia. Se gra­duó de odon­tó­lo­go, pe­ro po­co la ejer­ció. Con­ti­nuó por el sen­de­ro de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca des­de el as­pec­to di­ri­gen­cial y ha si­do pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Uru­gua­ya de Fút­bol (1989-1990), ade­más de un fanático del club Racing de su ciu­dad na­tal. To­da­vía se sien­ta a ob­ser­var lo que ha­cen los ju­ga­do­res con la pe­lo­ta, pe­se a que es­tá en­fo­ca­do en la ges­tión co­mo má­xi­mo di­rec­ti­vo de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Na­ta­ción (FI­NA), la cual pre­si­de des­de 2009. En la ce­le­bra­ción de los ochen­ta años de la Fe­de­ra­ción Co­lom­bia­na de Na­ta­ción, Ma­glio­ne dia­lo­gó con El Es­pec­ta­dor­so­bre el ma­ne­jo que se le ha da­do a es­ta dis­ci­pli­na en el país.

¿Qué sig­ni­fi­ca­do les da a los ochen­ta años de la Fe­de­ra­ción Co­lom­bia­na de Na­ta­ción?

No es sim­ple­men­te cum­plir ochen­ta años, sino una tra­yec­to­ria bri­llan­te con ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos de­por­ti­vos, con or­ga­ni­za­ción de even­tos co­mo el se­gun­do Cam­peo­na­to Mun­dial de Na­ta­ción en Ca­li, en 1975. Ade­más, aquí, con di­ri­gen­tes de la na­ta­ción de aquel mo­men­to, se ce­le­bra­ron los se­gun­dos Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos. La na­ta­ción es una ac­ti­vi­dad bri­llan­te que no se de­tie­ne y que, en es­te mo­men­to, con el doc­tor Jor­ge So­to (pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Co­lom­bia­na de Na­ta­ción) al fren­te, tie­ne un pro­ce­so que va en pro­gre­so. Hay un cons­tan­te de­sa­rro­llo. Tam­bién el Co­mi­té Olím­pi­co Co­lom­biano ha de­mos­tra­do una ex­ce­len­te ca­pa­ci­dad, con un tra­ba­jo de gran ni­vel y sen­ti­do del de­sa­rro­llo del de­por­te. La ges­tión de Bal­ta­zar Me­di­na es im­por­tan­te.

¿Qué aná­li­sis ha­ce de la ac­tua­li­dad de la na­ta­ción co­lom­bia­na?

La veo en un pro­ce­so de de­sa­rro­llo en un de­por­te en el que Chi­na, Ru­sia y otros paí­ses se han des­ta­ca­do y en el que Co­lom­bia tie­ne al cam­peón olím­pi­co y mun­dial ju­ve­nil, el cla­va­dis­ta Da­niel Res­tre­po. Es de­cir, es un de­por­te que va en as­cen­so. El po­lo acuá­ti­co no se de­tie­ne, si­guen apa­re­cien­do muy bue­nos na­da­do­res y es­tá en un cons­tan­te pro­gre­so. Ade­más, So­to y sus com­pa­ñe­ros han he­cho to­do pa­ra el cre­ci­mien­to de la na­ta­ción y es­tán tra­tan­do de que lle­gue a to­dos los rin­co­nes del país, a las es­cue­las, a las per­so­nas con ca­pa­ci­da­des di­fe­ren­tes y, en ese sen­ti­do, es que no­so­tros ad­mi­ra­mos lo que se es­tá ha­cien­do aquí.

¿Cuál ha si­do la ma­yor en­se­ñan­za que le ha de­ja­do el de­por­te en tan­tos años de ges­tión co­mo di­ri­gen­te?

Que el de­por­te es un gran es­pec­tácu­lo, pe­ro, por otro la­do, es edu­ca­ción, sa­lud, in­clu­sión so­cial y unión, por en­ci­ma de con­ce­sio­nes po­lí­ti­cas, re­li­gio­sas, fi­lo­só­fi­cas y eco­nó­mi­cas. El de­por­te une. Hay paí­ses que es­tán en una gue­rra que no se de­tie­ne y que oja­lá en al­gún mo­men­to des­apa­rez­ca, y en com­pe­ten­cias in­ter­na­cio­na­les se les ve uni­dos. He vis­to de­por­tis­tas de dis­tin­tos paí­ses que des­pués de una com­pe­ten­cia se abra­zan. Es de­cir, el de­por­te es par­te de la bús­que­da de la paz, que es­pe­re­mos en al­gún mo­men­to lle­gue a es­te mun­do.

¿Ha si­do tes­ti­go de al­gún ti­po de co­rrup­ción en la di­ri­gen­cia de­por­ti­va?

Hay que ser ho­nes­to. Si us­ted tie­ne en cuen­ta to­do lo que le di­je so­bre las vir­tu­des del de­por­te, el he­cho de que es­te di­ri­gi­do por gen­te equi­vo­ca­da y co­rrup­ta es una con­tra­dic­ción. No con­ci­bo có­mo al­guien pue­de te­ner de­ter­mi­na­do ti­po de ac­ti­tu­des in­co­rrec­tas, cuan­do hay que te­ner un pro­ce­di­mien­to ho­nes­to y tra­ba­jar con idea­les.

¿En­ton­ces sí ha sa­bi­do de ac­ti­tu­des in­co­rrec­tas?

No ten­go conocimien­to. Los di­ri­gen­tes po­de­mos co­me­ter erro­res y des­pués te­ner que rec­ti­fi­car­los, pe­ro to­mar di­ne­ro cuan­do lo que hay es que bus­car apo­yo pa­ra los de­por­tis­tas no tie­ne jus­ti­fi­ca­ción. Hay que apo­yar a téc­ni­cos y fun­cio­na­rios, por­que los di­ri­gen­tes es­ta­mos jus­ta­men­te en bús­que­da de re­cur­sos pa­ra el de­sa­rro­llo del de­por­te. Por eso so­mos fe­li­ces cuan­do en­con­tra­mos al­gún país, co­mo Co­lom­bia, que le da im­por­tan­cia al de­sa­rro­llo de la ac­ti­vi­dad de­por­ti­va.

Us­ted es un con­fe­so amante del fút­bol y exdirectiv­o de ese de­por­te en Uru­guay. ¿Qué opi­na de la ac­tual se­lec­ción cha­rrúa?

Creo que es­tá bien. El fút­bol uru­gua­yo ha es­ta­do en un pro­ce­so de muy bue­nos re­sul­ta­dos, de cre­ci­mien­to y oja­lá que no se de­ten­ga. Es­pe­ra­mos­cla­si­fi­car a Jue­gos Olímpicos en el tor­neo que se dispu­tará aquí, en­tre enero y fe­bre­ro. El fút­bol tie­ne su sor­pre­sa, uno tie­ne de­ter­mi­na­das ideas y de re­pen­te cam­bian las co­sas. El ba­lom­pié en Uru­guay, co­mo en Co­lom­bia y en to­da Amé­ri­ca del Sur, es el de­por­te que más atrae a la gen­te. Eso no lo po­de­mos ne­gar, es así.

/ EFE

Des­de ju­lio de 2009, Ju­lio Cé­sar Ma­glio­ne pre­si­de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Na­ta­ción.

/ EFE

El bo­go­tano Ómar Pin­zón ha par­ti­ci­pa­do en cua­tro edi­cio­nes de los Jue­gos Olímpicos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.