Pri­me­ro la sa­lud

El coronaviru­s aplazó otro sue­ño de la mar­chis­ta ri­sa­ral­den­se de 26 años. “Por en­ci­ma de to­do, está la sa­lud de la gente”, di­ce.

El Espectador - - Portada -

La mar­chis­ta Sandra Lo­re­na Are­nas fue la primera de­por­tis­ta co­lom­bia­na en cla­si­fi­car a los Juegos de To­kio. An­te su apla­za­mien­to, ase­gu­ra que “por en­ci­ma de to­do está la sa­lud de la gente”.

La mar­chis­ta ri­sa­ral­den­se Sandra Lo­re­na Are­nas Cam­pu­zano fue la primera de­por­tis­ta co­lom­bia­na en cla­si­fi­car a los Juegos Olímpicos de To­kio 2020. Lo hi­zo ha­ce un año tras ga­nar el Ocea­ni Ra­ce Walk Cham­pions­hip, en Ade­lai­da (Aus­tra­lia), con un tiem­po de 1:28:49, me­jor que el 1:31:00, má­xi­mo que per­mi­te la Federación In­ter­na­cio­nal de Atletismo pa­ra la prueba de los 20 ki­ló­me­tros.

Se es­ta­ba pre­pa­ran­do ar­dua­men­te pa­ra su ter­ce­ra Olim­pia­da, pues ha­bía es­ta­do en Lon­dres 2012 y Río de Ja­nei­ro 2016, pe­ro con la ma­du­rez de sus 26 años y la ex­pe­rien­cia que le han da­do de­ce­nas de tí­tu­los na­cio­na­les, bo­li­va­ria­nos, su­r­ame­ri­ca­nos, pa­na­me­ri­ca­nos y has­ta mun­dia­les, asu­mió con cal­ma la no­ti­cia del apla­za­mien­to de las jus­tas, se­gu­ra­men­te pa­ra me­dia­dos de 2021.

“Siempre he pensado que por en­ci­ma de to­do está la sa­lud y el bie­nes­tar de la gente, así que la de­ter­mi­na­ción ha si­do la co­rrec­ta, por­que el coronaviru­s ha per­ju­di­ca­do a mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do y los atletas tam­po­co es­ta­ría­mos en óp­ti­mas con­di­cio­nes pa­ra com­pe­tir, ya que te­ne­mos que es­tar en cua­ren­te­na. Ade­más, hay muchos de­por­tis­tas que no han lo­gra­do su cla­si­fi­ca­ción y aho­ra ten­drán más tiem­po y even­tos pa­ra con­se­guir­la”, di­ce des­de su ca­sa en Bogotá, por es­tos días su si­tio de en­tre­na­mien­tos.

Sandra Lo­re­na lle­gó a la marcha por “co­sas de Dios”, pues fue un sa­cer­do­te, Jho­na­tan Da­río Gar­cía, quien la ani­mó pa­ra que prac­ti­ca­ra de­por­te. Eso sí, su in­cur­sión en la marcha tie­ne otro ges­tor: Jhon Ei­der Echa­va­rría, por allá en 2009, cuan­do su fa­mi­lia se ra­di­có en Me­de­llín.

“Des­de mis pri­me­ras com­pe­ten­cias ob­tu­ve bue­nos re­sul­ta­dos, mi ca­rre­ra fue rá­pi­do”, cuen­ta. Tan­to que en 2012 lo­gró la me­da­lla de bron­ce en los 10 ki­ló­me­tros del Cam­peo­na­to Mun­dial Ju­nior, en Bar­ce­lo­na (España) y des­pués ga­nó la Co­pa del­Mun­do de Marcha, en Sa­ransk (Ru­sia).

En sus dos par­ti­ci­pa­cio­nes olímpicas ocu­pó el pues­to 31 y apren­dió a co­dear­se con las mejores del mun­do en su es­pe­cia­li­dad. Pa­ra me­jo­rar su ni­vel, tu­vo que tras­la­dar­se a Bogotá y en­tre­nar con la se­lec­ción de Co­lom­bia, pues ne­ce­si­ta­ba per­fec­cio­nar su técnica.

En 2019, ade­más de lo­grar la mar­ca pa­ra To­kio, fue cam­peo­na pa­na­me­ri­ca­na en Li­ma y quin­ta en el Mun­dial de Ca­tar, por lo que soñar con un po­dio en Ja­pón no es des­ca­be­lla­do.

Y eso que su pre­pa­ra­ción es­pe­cí­fi­ca co­men­zó ape­nas ha­ce mes y medio por­que se es­ta­ba “re­cu­pe­ran­do de varias le­sio­nes en di­fe­ren­tes par­tes del cuerpo. Aun­que la in­cer­ti­dum­bre era gran­de es­ta­ba tra­ba­jan­do con to­do, no ha­bía­mos po­di­do parar y, de he­cho, no va­mos a parar, aun­que la no­ti­cia del apla­za­mien­to da más tran­qui­li­dad pa­ra vol­ver a planificar bien to­do”.

¿Cómo es su día de cua­ren­te­na? “Pues estoy en­tre­nan­do en bi­ci­cle­ta so­bre ro­di­llo pa­ra man­te­ner mi con­di­ción fí­si­ca y tam­bién ha­go al­go de for­ta­le­ci­mien­to. Mi téc­ni­co me manda el plan a rea­li­zar du­ran­te ma­ña­na y tarde, ade­más de los tiem­pos de descanso y re­cu­pe­ra­ción”.

Se co­mu­ni­ca cons­tan­te­men­te con él y con sus com­pa­ñe­ros, “ade­más del equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio: si­có­lo­go, mé­di­co y fi­sio­te­ra­peu­ta, por­que to­do se tu­vo que cam­biar, pues can­ce­la­ron las com­pe­ten­cias que te­nía­mos en Ru­sia y España”.

En su en­cie­rro obli­ga­to­rio, Sandra Lo­re­na pone a prueba su fortaleza men­tal tan­to o más que cuan­do com­pi­te. “No es fá­cil, pe­ro de ver­dad in­vi­to a to­dos a que sea­mos cons­cien­tes de que el vi­rus es una cosa muy se­ria, que no es­pe­re­mos a que le pa­se a al­guien cer­cano pa­ra reac­cio­nar. Hay que se­guir las re­co­men­da­cio­nes de las au­to­ri­da­des y en ca­sa te­ne­mos muchos pla­nes. Es una opor­tu­ni­dad pa­ra es­tar con no­so­tros mis­mos, ver te­le­vi­sión, pe­lí­cu­las, leer li­bros y, so­bre to­do, com­par­tir con la fa­mi­lia”.

Y aun­que se ha ga­na­do a pul­so el apoyo de In­de­por­tes An­tio­quia, el Co­mi­té Olím­pi­co, Min­de­por­te y al­gu­nas mar­cas de­por­ti­vas que la pa­tro­ci­nan, no deja de sen­tir in­cer­ti­dum­bre por el fu­tu­ro y la inminente cri­sis eco­nó­mi­ca que se vie­ne: “Yo creo en la pa­la­bra del mi­nis­tro Er­nes­to Lu­ce­na y con­fío en que es­ta emer­gen­cia no du­re mu­cho tiem­po. Mien­tras tan­to, en la medida de lo po­si­ble, se­gui­ré en­tre­nan­do duro, que es lo que me gusta ha­cer”.

Co­mo la ma­yo­ría de los co­lom­bia­nos en es­tos mo­men­tos, ella está an­sio­sa. Quie­re que pa­se rá­pi­do la cua­ren­te­na pa­ra ir a vi­si­tar a sus padres, José Oto­niel y Ma­ría, ade­más de sus tres her­ma­nos. Quie­re abra­zar­los y com­par­tir un buen tiem­po con ellos, ese que nos les ha po­di­do de­di­car por tan­tos via­jes y com­pro­mi­sos.

En medio de la emer­gen­cia sa­ni­ta­ria, Sandra Lo­re­na ha te­ni­do tiem­po pa­ra pen­sar en cum­plir otros ob­je­ti­vos, co­mo ter­mi­nar su ca­rre­ra de Edu­ca­ción Fí­si­ca y se­guir pre­pa­rán­do­se pa­ra el día en el que de­ci­da re­ti­rar­se.

Está le­jos, cla­ro. Pe­ro ella, que va siempre a pa­so ve­loz, no quie­re que la tome por sor­pre­sa co­mo el coronaviru­s al mun­do en es­te 2020, un año en el que te­nía una ci­ta con el des­tino, pe­ro la tu­vo que apla­zar.

›› Con­fío en que es­ta emer­gen­cia no du­re mu­cho tiem­po. Mien­tras tan­to, en la medida de lo po­si­ble, se­gui­ré en­tre­nan­do duro, que es lo que me gusta”

EFE

La mar­chis­ta Sandra Lo­re­na Are­nas, de 26 años de edad, tie­ne un ré­cord pa­na­me­ri­cano, cin­co su­r­ame­ri­ca­nos y 15 na­cio­na­les./

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.