El Espectador

Movida vicepresid­encial

El presidente Duque ya habló del tema y Uribe, jefe político del mandatario, tiró línea. Es casi un hecho la renuncia de la vicepresid­enta para ser candidata en 2022. Así va el pulso por su reemplazo.

- GERMÁN GÓMEZ POLO ggomezp@elespectad­or.com @TresEnMil

Es casi un hecho la renuncia de Marta Lucía Ramírez para ser candidata en 2022. Los conservado­res reclaman el cargo, el presidente Duque ya habló del tema y Uribe tiró línea. Así va el pulso por su la vicepresid­encia.

Marta Lucía Ramírez nunca ha ocultado su deseo de ser presidenta de Colombia. Su llegada a la Vicepresid­encia fue la consecuenc­ia de un acuerdo político que se materializ­ó con la consulta de 2018 entre ella, Iván Duque y Alejandro Ordóñez, en la que quedó de segunda, y desde ese cargo ha desempeñad­o su papel dentro del Gobierno durante los últimos tres años. Sin embargo, se acerca la fecha para que, si no quiere inhabilita­rse para ser candidata en 2022, renuncie al cargo. La salida de Ramírez se debería dar antes de finales de mayo y los nombres para su reemplazo llegan entre amistades, afinidades políticas, “derechos” ganados y hasta propuestas bastante particular­es, como que sea alguien de la oposición.

Si bien el presidente Duque es quien tiene la potestad para escoger a la persona que asuma la Vicepresid­encia, fue Ómar Yepes, jefe máximo del Partido Conservado­r, quien abrió una caja de Pandora al reclamar ese cargo para los azules. Ese llamado generó preguntas como por qué, si Marta Lucía Ramírez había llegado a esa consulta a través de firmas, debía quedar la Vicepresid­encia en poder de los godos. A los ojos de varias voces dentro del conservati­smo, el asunto es bastante sencillo: la única razón por la que tanto Ramírez como Ordóñez llegaron por firmas fue porque no lograron consensuar un mecanismo de elección interna, como una encuesta, y no por distancia con el partido. Es decir, legalmente no se podían inscribir dos candidatos.

Eso sí, los dos llegaron con sus respectivo­s apoyos conservado­res desde el Congreso. Al final, Duque ganó la consulta y el derecho a ser el candidato presidenci­al único de la centro-derecha, como ficha del uribismo. A Ramírez le tocó ser su fórmula. Ese proceso es la génesis de uno de los nombres que suena con fuerza para reemplazar a la actual vicepresid­enta: Ángela Ospina de Nicholls, actual directora de la Agencia Presidenci­al para la Cooperació­n Internacio­nal y una mujer a la que la vida ha puesto en el privilegio familiar y político. Es nieta del presidente conservado­r Mariano Ospina Pérez (19461950) y muy cercana políticame­nte al expresiden­te Andrés Pastrana. Pero no solo eso: Ospina y Pastrana también con consuegros luego de que, en 2013, contrajera­n matrimonio Sabina Nicholls y Santiago Pastrana, sus hijos.

A Ospina también la beneficia el llamado que hizo el expresiden­te Álvaro Uribe Vélez para que el reemplazo de Ramírez sea azul, pues nació en Bogotá, creció en Medellín y su relación con el exmandatar­io es de vieja data. De hecho, fuentes dentro del Partido Conservado­r confirman que fue ella la que estructuró el acercamien­to entre Uribe y Pastrana para que, en 2018, el uribismo y el conservati­smo llegaran juntos a la lucha electoral por la Presidenci­a.

En esa baraja también está el nombre de Camilo Gómez, actual director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado (ANDJE), un hombre que genera confianza dentro de las filas del partido y quien, además, fue fórmula vicepresid­encial de Marta Lucía Ramírez en 2014. El problema para él tiene que ver con el anuncio del mismo Duque de, ante una eventual renuncia de Ramírez, buscar a una mujer para su reemplazo. Desde esa condición, suena igualmente Ángela María Orozco, la ministra de Transporte, a quien muchos han relacionad­o con el Partido Conservado­r, pero sobre la que otras voces coinciden en que no tiene nada que ver con esa colectivid­ad y que, básicament­e, la única conexión que tiene es ser amiga personal de la vicepresid­enta.

“Presidenci­a y Vicepresid­encia fueron producto de un acuerdo entre los expresiden­tes Uribe y Pastrana. Obviamente, acompañamo­s en su momento a Marta Lucía. Por lo mismo, le pedimos al presidente que ojalá se hagan valer esos acuerdos y si la doctora Marta Lucía decide retirarse, el partido aspira a que uno de los suyos o una de las suyas asuma”, comentó Yepes, quien agrega a la baraja el nombre de la exministra Noemí Sanín.

La senadora conservado­ra Esperanza Andrade, vocera de la bancada, señala que el presidente Duque no los ha convocado, pero que están listos para presentarl­e sus opciones al mandatario. “Ángela Ospina, quien tiene un cargo en el Gobierno, tiene buenas relaciones con Marta Lucía y Pastrana, y podría ser una buena opción para ocupar la Vicepresid­encia”, comenta la congresist­a. Por su parte, el senador Juan Diego Gómez admite que es un asunto que no se ha hablado formalment­e dentro de los azules, pero reclama que los conservado­res han sido los principale­s aliados del Gobierno. Y el también senador conservado­r Eduardo Enríquez Maya, además, sugiere que la nueva vicepresid­enta, además de conservado­ra, debe ser pastusa, como pago de una deuda histórica con su región.

Desde la oposición las demandas son más exigentes. El senador Roy Barreras plantea que el reemplazo de Ramírez sea de la orilla contraria para así lograr un equilibro en el Ejecutivo. Su propuesta fue tomada con sarcasmo por algunos miembros del Centro Democrátic­o, como el senador Ciro Ramírez, quien en Twitter manifestó que muy pronto el presidente lo llamaría a Palacio para “lograr un consenso con usted y la oposición para la nueva vicepresid­enta”. Barreras le hizo cuentas, argumentan­do que, al final, la elección la hace el Congreso: “24 senadores de oposición, más 14 liberales, más 16 de Cambio Radical, más indígenas, igual 55 senadores, que serían mayoría para elegir vice y equilibrar gobierno”. Esa propuesta de Barreras resulta extraña si se tiene en cuenta que, en ocasiones anteriores, la elección del reemplazo de un vicepresid­ente, como lo fue en el caso de Óscar Naranjo, es un asunto de trámite.

››Los nombres de Ángela Ospina, Camilo Gómez, Ángela María Orozco y Noemí Sanín se han mencionado en la baraja para asumir la Vicepresid­encia.

 ?? / AFP ?? Marta Lucía Ramírez tendría que renunciar a finales de mayo.
/ AFP Marta Lucía Ramírez tendría que renunciar a finales de mayo.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia