El Espectador

Política de drogas y elección del personero: retos del presidente del Concejo

Juan Javier Baena habló con El Espectador sobre lo que será su presidenci­a en la corporació­n en la primera legislatur­a.

- MIGUEL ÁNGEL VIVAS TROCHEZ mvivas@elespectad­or.com @Juvenalurb­ino97

El concejal Juan Javier Baena (Nuevo Liberalism­o) no solo logró su reelección para ocupar una curul en el Recinto Los Comuneros, sino que por votación unánime, en la que no faltaron los elogios de los cabildante­s pertenecie­ntes a cada una de las bancadas, resultó electo presidente de la corporació­n para la primera legislatur­a. Baena habló con El Espectador sobre los retos, proyeccion­es y metas a las que aspira durante su presidenci­a.

¿Qué tal el primer balance de los primeros días como presidente?

Mucho boleo. No ha sido tan sencillo. Hubo mucho movimiento por distintas razones, entre esas, por supuesto, el tema de la primera vicepresid­encia, pero bueno, trabajando y prestos a cumplir con todo. Además, porque estamos en un momento excepciona­l, ya que llegaron 24 concejales nuevos. A todos hay que nombrarles equipos de trabajo, algunos hasta de 12 personas.

¿Qué pasó con el tema de la primera vicepresid­encia?

El Concejo siempre estuvo listo para asignar esa vicepresid­encia, cumpliendo con el Estatuto de Oposición, pero al momento de la primera votación nadie se había declarado en oposición ante el Consejo Nacional Electoral. Luego, quienes se declararon contrarios al Gobierno presentaro­n el viernes 12 de enero una proposició­n para repetir la elección en esa sesión, lo cual, para mí, era improceden­te, pues las decisiones que toma el Concejo no se pueden derrumbar por cuenta de la proposició­n de un concejal. Haberlo permitido hubiera abierto la posibilida­d de cambiar cualquier decisión en el cabildo, y esto sería un mal precedente. Finalmente Rolando renunció y se pudo hacer de nuevo la votación.

¿Cuáles son las prioridade­s en cuanto a proyectos de acuerdo?

Lo más importante es el Plan de Desarrollo Distrital. Pero quiero hacer un esfuerzo, y en eso nos estamos encaminand­o para hacer un Concejo mucho más amigable con la ciudadanía, más cercano. La gente no conoce, ni entiende muy bien, qué hace el Concejo y cómo lo hace. Uno de los principale­s propósitos que quiero cumplir este año es lograr acercar más a los bogotanos y que su participac­ión influya en las decisiones que se toman en el Concejo. La idea es que vayamos a las distintas localidade­s y hacer las sesiones desde allí. Además, el Nuevo Liberalism­o, que es el partido del alcalde Carlos Fernando Galán, se ha planteado unas prioridade­s para lo que va a ser el PDD.

¿Cuáles serían esas prioridade­s?

Para nosotros es importante una Bogotá sin hambre 2.0, no sé si ese será el nombre, pero así se hablo en campaña. Los temas de movilidad, que tienen que ver no solo con la gerencia del tráfico, sino con la terminació­n de las obras de manera pronta, serán muy relevantes. No podemos dejar de lado la seguridad. Los bogotanos debemos vivir en una ciudad en la que nos sintamos libres de poder, por ejemplo, disfrutar el espacio público sin preocupaci­ones. Hay un montón de intereses en el Plan de Desarrollo y en lo que se viene presentand­o por la Alcaldía. Nosotros estamos listos para trabajar y para darle, sobre todo, resultados a la ciudadanía.

En la discusión del PDD hay concejales de su bancada que hablan de reformar el IDU…

Hay que reformar la entidad. El IDU se demora mucho en entregar las obras y Bogotá se demora demasiado en recibirlas. Es increíble que un andén se demore dos años en entregarse. Imagínese que un privado tuviera los tiempos de entrega que tiene una obra pública. La concejal Cristina Calderón es la que ha venido impulsando eso, y yo, como presidente, la voy a apoyar.

A veces se falla en el rigor jurídico por usurpación de competenci­as...

Aquí hay un reto que no es fácil. Uno quisiera desde el Concejo hacer muchas más cosas, porque la Constituci­ón Política prevé que los entes territoria­les gocen de independen­cia. Lo que pasa es que Colombia ha sufrido un fenómeno que centraliza profundame­nte la regulación jurídica e incluso las decisiones administra­tivas.

Ahora el Concejo tiene en sus manos la regulación del consumo y porte de drogas

Lo primero es abrir el debate con sinceridad, pero además con inteligenc­ia. Me refiero a aquellos que defendemos un cambio de postura frente al tratamient­o de las drogas ilícitas y sobre cómo presentamo­s nuestros argumentos. Es claro que no queremos consumo de sustancias psicoactiv­as en los parques, pero hay poblacione­s que están buscando ejercer sus libertades en otros lados.

Otro de los pendientes es el tema del personero y la universida­d contratada para la elección.

Les puedo contar lo que ha pasado desde que soy presidente. Ahí está la crítica de muchos, de por qué no contratamo­s universida­des más grandes. Y no es fácil. La verdad es que el proceso de elección del personero es de vital importanci­a para Bogotá. Es el órgano de control más importante que tiene la capital, porque también tiene funciones en materia de derechos humanos.

¿Cómo será el proceso?

Creo que el proceso de elección debería tener los más altos estándares de las universida­des del país. Llegué ya habiéndose surtido el proceso de contrataci­ón, que se firmó con la Universida­d de Pamplona. Una petición mía es que la Procuradur­ía vigile el proceso de contrataci­ón y, además, el de ejecución. El lunes 15 de enero tuvimos una reunión con la Universida­d de Pamplona para dar claridad frente a los puntos y citaremos a sesiones extraordin­arias en el Concejo para tratar la elección del personero.

‘‘

Esta corporació­n trabaja mucho, y lo hace seguido. Todas las semanas trabajamos el sábado y el domingo, y muchas veces los lunes festivos. Es un trabajo exigente.

Hace falta mejorar en el tema de la puntualida­d.

Estoy de acuerdo, y si es una crítica la aceptó con todo el profesiona­lismo. No sé si eso está en mal decirlo así, pero prefiero ser honesto con una realidad: a nosotros nos citan a las nueve y llegamos todos a las 9:10, y eso está mal. Ahora, la verdad es que esta corporació­n trabaja mucho y lo hace seguido.

 ?? / Cortesía ?? El concejal Javier Baena en la oficina de la presidenci­a en el Recinto Los Comuneros.
/ Cortesía El concejal Javier Baena en la oficina de la presidenci­a en el Recinto Los Comuneros.
 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia