El Espectador

“Una victoria decisiva”: ¿qué pasará en Gaza con las medidas de la CIJ?

-

Este viernes, la Corte Internacio­nal de Justicia en La Haya dictó una serie de medidas provisiona­les que ordenan que Israel se atenga a la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, aprobado en 1948. Mientras Israel ha dicho que continuará con su ofensiva militar en Gaza, Sudáfrica celebró el dictamen, llamándolo un “fallo histórico” para el pueblo palestino.

En diciembre del 2023, Sudáfrica presentó un caso de 84 páginas detallando las acciones de la ofensiva militar de Israel en Gaza. Esta, según Hamás, ha dejado más de 26.000 muertos desde el 7 de octubre, cuando sus milicias invadieron territorio israelí y asesinaron a 1.200 personas y secuestrar­on a 240, de acuerdo con autoridade­s israelíes. Estas medidas son de carácter provisiona­l; es decir, no se trata de la cuestión de fondo, en la que el Estado africano acusa a Israel de perpetrar presuntas acciones genocidas contra el pueblo palestino.

En total fueron seis medidas provisiona­les. En ellas, pide que Israel tome “todas las medidas dentro de su poder” para evitar el asesinato y el daño físico o mental al pueblo palestino, así como permitir el paso de los servicios básicos y la ayuda humanitari­a hacia Gaza.

No obstante, faltó la que, para algunos, era la más relevante: la suspensión inmediata de las operacione­s militares israelíes en y contra Gaza. En su opinión separada, el juez israelí ad hoc Aharon Barak, quien fue incluido en el panel de jueces de la CIJ para este caso, argumentó que, con el rechazo de esa medida, “la Corte ha reafirmado el derecho de Israel a defender a sus ciudadanos”.

Para muchos, no ordenar un cese al fuego es un intento de “neutralida­d” por parte del tribunal. Lorenzo Maggiorell­i, doctor en Ciencia Política y profesor de Relaciones Internacio­nales de la Universida­d Javeriana, asegura que es una posición “equilibrad­a”, pues se trata únicamente de medidas preliminar­es para limitar las violacione­s a los derechos humanos y el análisis sobre la cuestión de fondo “todavía está iniciando”.

Como se trata de un tema que correspond­e a una convención a la que Sudáfrica e Israel están suscritos, la decisión de la CIJ es jurídicame­nte vinculante. Sin embargo, el órgano no tiene forma de aplicarlas por sí mismo. Así, las “medidas inmediatas y efectivas” ordenadas dependen en su totalidad de la voluntad de Israel.

Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, aseguró que el hecho de que el órgano esté dispuesto a estudiar las acusacione­s de Sudáfrica es “una marca de la vergüenza que no se borrará por generacion­es”.

Las medidas de la CIJ representa­n un respaldo a los llamados para que haya un cese permanente al fuego. Aun así, un empujón no significa la materializ­ación del fin del conflicto. Faltan al menos tres años para que el tribunal tome una decisión sobre la cuestión de fondo. Como en cualquier otro caso, se necesita hablar con testigos y pasar por audiencias escritas y orales. Mientras tanto, los combates se recrudecen en Gaza, sin siquiera la posibilida­d de una tregua entre Hamás e Israel para la liberación de los rehenes y los presos palestinos.

 ?? EFE ?? Equipo legal de Israel ante la Corte Internacio­nal de Justicia (CIJ)/
EFE Equipo legal de Israel ante la Corte Internacio­nal de Justicia (CIJ)/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia