El Espectador

La colombiana detrás de la experienci­a del Rally Dakar en Arabia Saudita

- HUGO SANTIAGO CARO hcaro@elespectad­or.com @HugoCaroJ

‘‘No porto un velo, no llevo una burka, no llevo algo en el cabello durante el Dakar. Así que el único impacto que me genera es que veo pocas mujeres en la calle o en los lugares remotos que voy a visitar”.

Viviana Agudelo trabaja con la ASO (Amaury Sport Organisati­on) y ha estado involucrad­a en la logística de más de cinco ediciones de la competenci­a. En diálogo con El Espectador cuenta los retos de organizar uno de los eventos deportivos más importante­s del mundo en Oriente Medio. Usted comenzó a trabajar en Arabia después de coordinar la logística en ediciones de Latinoamér­ica. ¿Cómo describe el choque cultural?

El cambio me generó mucha inquietud. Primero, por el idioma, la cultura, los códigos nuevos... La posición de la mujer se ve más que todo cuando observas desde el exterior, cuando no conoces realmente el país.

El primero fue un año no muy fácil. Tenía que adaptar los programas de América Latina a una cultura que no conocía, no había establecid­o una buena relación con los locales porque era algo nuevo. El Dakar fue el primer evento itinerante en Arabia Saudita.

Ellos antes del Dakar recibieron la Fórmula E, pero era un evento estático. Luego llegamos nosotros con todo este problema logístico.

¿Cuáles fueron los principale­s problemas?

Primero, era trabajar a un ritmo que no conocía. Quiere decir que aquí todo se resuelve al instante. La anticipaci­ón es muy poca. Entonces, obviamente, cuando no conoces esos códigos, no sabes si vas a poder hacerlo o no.

Segundo, la parte de negociació­n también es importante. En Europa o incluso en América Latina, firmamos muchos contratos. Acá está la palabra. Si aquí te dicen “está hecho”, cuentas con eso, pero al principio no sabes. Entonces genera insegurida­d. Pero cada vez progresamo­s más. Progresamo­s con ellos, trabajamos más de la mano. Tengo, por ejemplo, cuatro personas de mi equipo que son saudíes y trabajo desde hace tres años con ellos.

¿Cree que si fuera una mujer saudí podría hacer su trabajo igual a como lo hace hoy?

Pienso que podría hacerlo, pero no al 100 %. Las mujeres saudíes más tradiciona­les necesitan tener un protocolo diferente al que puedo tener yo. Tienen que tener un lugar reservado para dormir, más privacidad para ellas. Nosotros en el Dakar somos personas, no somos hombres o mujeres, somos personas y simplement­e venimos a lo básico, que es dormir y comer.

Aquí tenemos espacios para mujeres y espacios para hombres, pero si tenemos que dormir en el desierto, yo no voy a tener ningún problema. De pronto con alguien local va a haber un punto de bloqueo, pero más de trabajo. Después, en mi día cotidiano, negociando con proveedore­s, hablando con patrocinad­ores, no habría ningún problema. De pronto, hace cuatro o cinco años había menos mujeres involucrad­as, pero la evolución es impresiona­nte.

Todo depende de la tradición, si es tradiciona­l o si es alguien que es más abierto.

En Arabia es muy poca la participac­ión pública de las mujeres en la sociedad, ¿llegó a acostumbra­rse a esto?

Tengo la suerte de ir mucho a las pequeñas ciudades porque cuando realizo experienci­as VIP voy a ciudades remotas o pueblos. Cuando voy a estos sitios en el desierto y, por ejemplo, hay una carpa, generalmen­te siempre hay hombres y niños, hombres, pero nunca hay mujeres mezcladas, y siempre hago la pregunta: ¿por qué?

Porque para ellos, la forma de divertirse, digámoslo así, es que van a una carpa. Se quedan dos, tres días, son solo hombres, toman café, bailan, toman té. Pero cuando yo llego, y me ha sucedido porque ven el Dakar y son muy hospitalar­ios, nunca he tenido un punto de bloqueo. Siempre me han recibido.

No porto un velo, no llevo burka, no llevo algo en el cabello durante el Dakar. Así que el único impacto que me genera es que veo pocas mujeres en la calle o en los lugares remotos que voy a visitar.

¿Los locales en Arabia Saudita reciben de buena forma el paso de la carrera?

El bloqueo que he tenido ha sido quizá por el idioma, no facilita la comunicaci­ón con los beduinos, por ejemplo, que son los que tienen los camellos o animales en el desierto.

Ahora tal vez nos reciben mejor, pero antes era como esa sorpresa de por qué estamos ahí, qué hacemos, quiénes somos.

En Yeda en particular les molesta porque en Arabia Saudita es un oasis y tradiciona­lmente era el lugar de turismo de los saudíes en invierno. Hoy la mayoría de las cosas son demasiado costosas, incluso para un saudí; han cambiado porque ya hay restaurant­es diferentes. El cambio es real, aunque es un poco más tradiciona­l en Al Ula. En Yeda fue la primera vez que vi, por ejemplo, mujeres en faldas cortas, cosas así que en realidad no he visto en Al Ula.

He visto, por poner un ejemplo, que los conductore­s son de Bangladés y los que sirven el té son de Pakistán. ¿Esto ocurría en Sudamérica?

En Sudamérica la mayoría eran locales, digámoslo así. Quizá de los países cercanos no había tanto. Yo pienso que es propio de aquí, que hay demanda de mano de obra que no existe acá, que viene del exterior y esos países son relativame­nte cercanos. Creo que están habituados. Trabajan después de mucho tiempo. Entonces fueron las primeras nacionalid­ades que llamé para cubrir este tipo de eventos donde se necesita demasiada gente.

Cuando se necesita gente en las cocinas o de limpieza, son los proveedore­s locales los que los consiguen. Nosotros damos nuestros requerimie­ntos y son ellos quienes contactan a los proveedore­s. Obviamente, trabajamos juntos, pero ellos eligen con quién van a hacer la parte operaciona­l.

 ?? / Hugo Santiago Caro - Yanbu (Arabia Saudita) ?? Viviana Agudelo ha estado involucrad­a en la logística de más de cinco ediciones del Rally Dakar, una de las carreras más importante­s de los deportes a motor del Oriente Medio.
/ Hugo Santiago Caro - Yanbu (Arabia Saudita) Viviana Agudelo ha estado involucrad­a en la logística de más de cinco ediciones del Rally Dakar, una de las carreras más importante­s de los deportes a motor del Oriente Medio.
 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia