“No se pue­de creer en Dios y ser ma­fio­so”: el Pa­pa en vi­si­ta a Pa­ler­mo

Fran­cis­co ho­me­na­jeó al sa­cer­do­te Gui­sep­pe Pu­gli­si, ase­si­na­do por la ma­fia ita­lia­na.

El Heraldo (Colombia) - - GENERALES -

PA­LER­MO, ITA­LIA. El pa­pa Fran­cis­co reite­ró ayer que los ma­fio­sos no vi­ven co­mo cris­tia­nos, con mo­ti­vo de una vi­si­ta a Pa­ler­mo pa­ra ho­me­na­jear la me­mo­ria de un cu­ra si­ci­liano al que la ma­fia ase­si­nó ha­ce 25 años.

“No se pue­de creer en Dios y ser ma­fio­so. El que es ma­fio­so no vi­ve co­mo cris­tiano, por­que blas­fe­ma con su vi­da el nom­bre de Dios”, de­cla­ró du­ran­te una ho­mi­lía al ai­re li­bre en el ba­rrio del puer­to de Pa­ler­mo, don­de le es­pe­ra­ba una gran mul­ti­tud.

“Hoy ne­ce­si­ta­mos hom­bres y mu­je­res de amor, no hom­bres y mu­je­res de ho­nor, de ser­vi­cio y no de abu­so, de ca­mi­nar jun­tos y no de per­se­guir el po­der”, ase­gu­ró.

“Si la le­ta­nía ma­fio­sa es ‘tú no sa­bes quien soy yo’, la cris­tia­na es ‘te ne­ce­si­to’. Si la ame­na­za ma­fio­sa es ‘me lo pa­ga­rás’, la ple­ga­ria cris­tia­na es ‘se­ñor ayú­da­me a amar’. Es por es­to que le digo a los ma­fio­sos: ¡Cam­bien! De­jen de pen­sar en us­te­des mis­mos y en su di­ne­ro, con­viér­tan­se”, ex­pli­có el pa­pa. Fran­cis­co apro­ve­chó igual­men­te su ho­mi­lía pa­ra de­nun­ciar el po­pu­lis­mo.

“Es­cu­cha la vi­da de las per­so­nas que lo ne­ce­si­tan, es­cu­cha a tu pue­blo. Es­te es el úni­co po­pu­lis­mo po­si­ble, el úni­co ‘po­pu­lis­mo cris­tiano’: es­cu­char y ser­vir al pue­blo sin gri­tar, acu­sar y sus­ci­tar po­lé­mi­cas”, co­men­tó en alu­sión al au­ge de los par­ti­dos po­pu­lis­tas en Eu­ro­pa, y en par­ti­cu­lar en Ita­lia don­de lle­ga­ron al po­der.

AFP

El pa­pa Fran­cis­co pu­so una co­ro­na de flo­res en el si­tio en el que ca­yó ase­si­na­do el sa­cer­do­te Pino Pu­gli­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.