Aho­ra re­sul­ta que es cos­to­sa

Des­pués de cua­tro años de di­la­cio­nes, cuan­do la via­bi­li­dad del pro­yec­to so­lo pa­re­cía de­pen­der de la agen­cia am­bien­tal, la mi­nis­tra de Trans­por­te di­ce que hay que re­vi­sar por ca­ro el nue­vo tra­za­do de la vía a Cié­na­ga.

El Heraldo (Colombia) - - OPINIÓN -

Aho­ra re­sul­ta que el plan al­ter­na­ti­vo pa­ra la vía Ba­rran­qui­lla-Cié­na­ga, que per­mi­ti­ría sor­tear con via­duc­tos los dos pun­tos crí­ti­cos de la ca­rre­te­ra, es “de­ma­sia­do ca­ro”. Has­ta es­te mo­men­to nos te­nían en­tre­te­ni­dos con el te­ma de si el pro­yec­to se ajus­ta o no a las exi­gen­cias me­dioam­bien­ta­les. De que, una vez la Au­to­ri­dad Na­cio­nal de Li­cen­cias Am­bien­ta­les (An­la) die­ra luz ver­de al nue­vo tra­za­do, se pa­sa­ría de in­me­dia­to a su di­se­ño y cons­truc­ción.

Se nos ha­bía di­cho que es­ta vez sí se­ría la ven­ci­da. Que, des­pués de cua­tro años de vuel­tas y más vuel­tas, es­te pro­yec­to, cu­yo cos­to ron­da­ría los $1,4 bi­llo­nes, era el me­jor, el que de­ja­ría sin ar­gu­men­tos a los ce­lo­sos guar­dia­nes de la eco­lo­gía del Mi­nis­te­rio de Am­bien­te.

El an­te­rior Go­bierno pro­cla­mó más de una vez que no se iría sin an­tes de­jar en mar­cha la obra, que es esen­cial no so­lo pa­ra los ba­rran­qui­lle­ros, sino pa­ra la co­ne­xión de la Cos­ta con el res­to del país. Y lo que de­jó fue una me­ra pro­pues­ta, sin es­tu­dios ni di­se­ños, a la agen­cia am­bien­tal, pa­ra que es­ta se pro­nun­cie so­bre su con­ve­nien­cia.

En más de una oca­sión he­mos des­cri­to es­te pro­yec­to co­mo un cuen­to del ga­llo ca­pón, en el que el fa­mo­so cuen­to que no con­du­ce a nin­gu­na par­te es na­rra­do des­de los des­pa­chos bu­ro­crá­ti­cos de Bo­go­tá, sin que pa­rez­ca im­por­tar­les un ble­do las ne­ce­si­da­des de los cos­te­ños. En esas es­tá­ba­mos, es­pe­ran­do con una mez­cla de re­sig­na­ción y es­cep­ti­cis­mo el pro­nun­cia­mien­to de la An­la, cuan­do la nue­va mi­nis­tra de Trans­por­te, Ángela María Oroz­co, nos suelta por an­ti­ci­pa­do que la pro­pues­ta que hay so­bre la me­sa es “de­ma­sia­do ca­ra”. Que el an­te­rior Go­bierno de­jó des­fi­nan­cia­do el In­vías y la ANI. Que se van a es­ta­ble­cer me­sas de tra­ba­jo pa­ra es­tu­diar al­ter­na­ti­vas. Que una de es­tas po­dría ser que el tra­za­do de la ca­rre­te­ra pa­se por de­trás de la cié­na­ga.

Y de­jó es­ta­ble­ci­do el ca­len­da­rio: so­lo se li­be­ra­rán re­cur­sos pa­ra el pro­yec­to en 2020. Es­te año que vie­ne, el 2019, se de­di­ca­rá a la “es­truc­tu­ra­ción del pro­yec­to”. Agra­de­ce­mos a la mi­nis­tra que ha­ble cla­ro. Y en­ten­de­mos el ar­gu­men­to de que exis­ten di­fi­cul­ta­des en las cuen­tas pú­bli­cas. Pe­ro es­pe­ra­mos que, des­de su in­flu­yen­te po­si­ción, y es­pe­cial­men­te co­mo ba­rran­qui­lle­ra, ha­ga el má­xi­mo es­fuer­zo por cam­biar el cur­so de los acon­te­ci­mien­tos y sa­que a es­ta obra del ato­lla­de­ro en que se en­cuen­tra.

Y no es­ta­ría de más que los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, em­pre­sa­ria­les y cí­vi­cos de la Cos­ta, en par­ti­cu­lar los de Atlán­ti­co y Mag­da­le­na, hi­cie­ran oír con mu­cha ma­yor con­vic­ción y fir­me­za su voz an­te las au­to­ri­da­des cen­tra­les, cu­ya tra­di­cio­nal in­di­fe­ren­cia ha­cia nues­tra re­gión guar­da una ín­ti­ma re­la­ción con nues­tros si­len­cios.

Los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, em­pre­sa­ria­les y cí­vi­cos de la Cos­ta, en especial los de Atlán­ti­co y Mag­da­le­na, de­be­rían ha­cer oír con mu­cha ma­yor con­vic­ción y fir­me­za su voz an­te las au­to­ri­da­des cen­tra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.