Hi­jo de tes­ti­go cla­ve en ca­so Ode­brecht mu­rió en­ve­ne­na­do

Fis­ca­lía in­ves­ti­ga­rá por qué ha­bía cia­nu­ro en la ca­sa de los Pi­zano. El su­ce­so siem­bra más du­das en torno al ca­so de co­rrup­ción .

El Heraldo (Colombia) - - PORTADA -

La Fis­ca­lía con­fir­mó la muer­te de Ale­jan­dro Pi­zano por in­ges­ta de cia­nu­ro. El jo­ven ha­bía lle­ga­do pa­ra el fu­ne­ral de su pa­dre, Jorge Enrique Pi­zano, muer­to ha­cía cin­co días, quien ha­bía en­tre­ga­do prue­bas de que el fis­cal Nés­tor Mar­tí­nez co­no­cía de los so­bor­nos. Es­te de­fen­dió su ac­tua­ción.

BO­GO­TÁ. A la no­ve­la de Ode­brecht en nues­tro país se le su­ma un nue­vo ca­pí­tu­lo que in­clu­ye unas po­lé­mi­cas de­cla­ra­cio­nes que in­vo­lu­cran al ac­tual fis­cal Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez y que fue­ron da­das por una per­so­na que ha­ce cin­co días mu­rió de un in­far­to. Se tra­ta de Jorge Enrique Pi­zano, quien en agos­to pa­sa­do le en­tre­gó una se­rie de prue­bas a No­ti­cias Uno pa­ra que fue­ran re­ve­la­das en dos es­ce­na­rios: cuan­do es­tu­vie­ra con pro­tec­ción en el ex­te­rior o en ca­so de que mu­rie­ra. Pa­só lo se­gun­do.

Jorge Enrique Pi­zano era la per­so­na en­car­ga­da del con­trol fi­nan­cie­ro en la fir­ma Cor­fi­co­lom­bia­na, que se alió con Ode­brecht pa­ra con­for­mar el con­sor­cio Ru­ta del Sol II. En sus de­cla­ra­cio­nes, gra­ba­das en agos­to pa­sa­do, se­ña­ló que Mar­tí­nez Neira, pa­ra ese en­ton­ces abo­ga­do del Gru­po Aval, te­nía co­no­ci­mien­to de los so­bor­nos que la bra­si­le­ña es­ta­ba en­tre­gan­do pa­ra que­dar­se con las obras de ese tra­mo vial.

Pi­zano re­ve­ló que le in­for­mó a Mar­tí­nez de las sos­pe­chas de las coimas. “A raíz de eso se ha­ce una reunión con el vi­ce­pre­si­den­te con­tra­lor del Gru­po Aval, don­de se pre­sen­tan las evi­den­cias cla­ras y con­cre­tas de los con­tra­tos que no ha­bían cum­pli­do los pro­ce­di­mien­tos de con­tra­ta­ción char­la­das y, pos­te­rior­men­te, ellos rea­li­zan reunio­nes con Ode­brecht, en las que no par­ti­ci­po yo, pa­ra que les acla­re es­tas si­tua­cio­nes y eso con­clu­ye con una mo­di­fi­ca­ción de los es­ta­tu­tos de la con­ce­sio­na­ria co­mo el con­sor­cio cons­truc­tor”.

Aña­dió que aun­que Nés­tor Hum­ber­to no hi­zo par­te de esos en­cuen­tros, sí te­nía co­no­ci­mien­to de lo que allí se ha­bló.

“Yo se lo in­for­mo per­so­nal­men­te”, ase­gu­ró Pi­zano y agre­gó que hi­zo lo pro­pio con al­tos eje­cu­ti­vos de la con­ce­sio­na­ria que fue­ron de­sig­na­dos por Cor­fi­co­lom­bia­na.

“To­das las reunio­nes es­tán per­fec­ta­men­te do­cu­men­ta­das, in­clu­so en au­dios (...) yo no ha­go es­pe­cu­la­cio­nes. Mis de­cla­ra­cio­nes siem­pre las ha­go por­que ten­go prue­ba de ca­da una de mis ac­tua­cio­nes, que las hi­ce de acuer­do a lo or­de­na­do por la ley”, en­fa­ti­zó el tes­ti­go.

A la par con la en­tre­vis­ta, Pi­zano en­tre­gó una se­rie de au­dios que son de una con­ver­sa­ción que tu­vo con el abo­ga­do Mar­tí­nez Neira, en su mo­men­to, en la que le ad­vier­te de una se­rie de irre­gu­la­ri­da­des fi­nan­cie­ras y con­trac­tua­les.

Tras es­tos se­ña­la­mien­tos, Mar­tí­nez Neira emi­tió un co­mu­ni­ca­do en la ma­ña­na de es­te mar­tes, en con­di­ción de ciu­da­dano más no co­mo fis­cal ge­ne­ral, to­da vez que las ac­tua­cio­nes de­nun­cia­das da­tan de la épo­ca en la que fun­gía co­mo apo­de­ra­do del gru­po eco­nó­mi­co.

En el ter­cer pun­to, el hoy fis­cal ma­ni­fies­ta que tras co­no­cer las pes­qui­sas que Pi­zano preparó “de ma­ne­ra in­me­dia­ta el doc­tor Sarmiento An­gu­lo re­ci­bió de mis ma­nos to­da la in­ves­ti­ga­ción (…) con ba­se en la cual los con­sor­cia­dos lle­ga­ron a un acuer­do por vir­tud del cual Ode­brecht se obli­gó a re­in­te­grar al Con­sor­cio Ru­ta del Sol la su­ma de 33.000 mi­llo­nes de pe­sos de los con­tra­tos cues­tio­na­dos”.

Pos­te­rior­men­te, Mar­tí­nez se­ña­la que le fue “con­fia­da la re­dac­ción del con­tra­to de transac­ción, pre­via ad­ver­ten­cia de que la em­pre­sa bra­si­le­ra no re­co­no­cía que di­chos pa­gos fue­ran ilí­ci­tos, al ex­tre­mo que –se me di­jo- ha­bían pre­sen­ta­do un in­for­me de una fir­ma de au­di­to­ría in­ter­na­cio­nal en ese sen­ti­do, pe­ro que pa­ra man­te­ner el acuer­do de aso­cia­ción se ha­bía lle­ga­do a di­cho re­in­te­gro”.

VO­CES EN EL CON­GRE­SO. Fren­te a las gra­ba­cio­nes que com­pro­me­ten al fis­cal Mar­tí­nez Neira, en el Con­gre­so se die­ron va­rias vo­ces, co­mo la del se­na­dor Germán Va­rón, quien se­ña­ló que “con res­pec­to a los he­chos par­ti­cu­la­res, de lo que tie­ne que ver con Ode­brecht, en­tien­do que hay un fis­cal ad hoc, ya las mi­nu­cias del pro­ce­so no las co­noz­co, creo que con la exis­ten­cia de un fis­cal ad hoc es su­fi­cien­te”.

A su turno, el ex­can­di­da­to pre­si­den­cial Gus­ta­vo Pe­tro sos­tu­vo que “los he­chos de­mues­tran que tan­to el so­cio de Ode­brecht co­mo su abo­ga­do, el hoy fis­cal, sa­bían del te­ma des­de 2015, de los de­li­tos co­me­ti­dos”.

Pa­ra el pre­si­den­te del Se­na­do, Er­nes­to Ma­cías, “lo que es­tá ocu­rrien­do es muy gra­ve. Yo soy un de­nun­cian­te. Yo de­nun­cié a las ex­mi­nis­tras Gi­na Pa­rody y Ce­ci­lia Álvarez, eso lo ar­chi­va­ron muy pron­to. Ahí hay pro­ble­mas. Yo no soy quién pa­ra pe­dir re­nun­cias, pe­ro la si­tua­ción es de­ma­sia­do de­li­ca­da, es una si­tua­ción muy gra­ve, es­pe­re­mos que sea el mis­mo fis­cal el que le di­ga al país qué hay que ha­cer”.

El se­na­dor de la U Roy Ba­rre­ras sos­tu­vo que “to­do lo que tie­ne que ver con Ode­brecht es os­cu­ro y se­gu­ra­men­te la opi­nión pú­bli­ca re­quie­ra mu­chas más cla­ri­da­des. So­lo ten­go una pre­gun­ta mé­di­ca que no he po­di­do re­sol­ver, es que hay una es­pe­cie de epi­de­mia de muer­tes re­pen­ti­nas, por­que el se­ñor tes­ti­go se mu­rió de muer­te re­pen­ti­na y dos días des­pués su hi­jo se mu­rió de muer­te re­pen­ti­na. Es­pe­ro que no ha­ya más muer­tes re­pen­ti­nas”.

Fi­nal­men­te, Jorge Enrique Ro­ble­do, uno de los más cons­tan­tes opo­si­to­res del fis­cal, di­jo en su cuen­ta de Twit­ter que “lle­ga­ré a la ple­na­ria del Se­na­do a pe­dir otro de­ba­te en es­te año so­bre la co­rrup­ción de la Ru­ta del Sol II (Ode­brecht-Gru­poA­val), y el des­ver­gon­za­do pa­pel del Fis­cal Mar­tí­nez Neira, cu­ya au­sen­cia de va­lo­res éti­cos y ci­nis­mo exi­gen que re­nun­cie a ese car­go in­me­dia­ta­men­te”.

Quien tam­bién pi­dió la re­nun­cia del Fis­cal fue Aso­nal Ju­di­cial, al con­si­de­rar que “la di­rec­ción del en­te acu­sa­dor de­be re­caer en una per­so­na que re­pre­sen­te la trans­pa­ren­cia e im­par­cia­li­dad en to­dos los sen­ti­dos en el ejer­ci­cio de tal mi­sión”.

Ale­jan­dro Pi­zano

COL­PREN­SA

Nés­tor Mar­tí­nez, fis­cal ge­ne­ral, quien fun­gía co­mo abo­ga­do del gru­po Aval.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.