Co­lom­bia: cin­co men­sa­jes pa­ra el mun­do

El Heraldo (Colombia) - - OPINIÓN - Car­los Hol­mes Tru­ji­llo

El Go­bierno del pre­si­den­te Iván Du­que es­tá com­pro­me­ti­do con la cons­truc­ción de un gran Pac­to Na­cio­nal pa­ra im­pul­sar a Co­lom­bia, con el con­cur­so plu­ral de to­dos los co­lom­bia­nos, por el ca­mino de la le­ga­li­dad y el em­pren­di­mien­to, y así, ge­ne­rar más equi­dad y más opor­tu­ni­da­des. Esos se­rán tam­bién los pi­la­res de la po­lí­ti­ca ex­te­rior de los pró­xi­mos cua­tro años. So­bre esa ba­se, con una pers­pec­ti­va in­no­va­do­ra y me­dian­te ini­cia­ti­vas sos­te­ni­bles, Co­lom­bia se­gui­rá afian­zan­do su po­si­ción en el con­cier­to de las na­cio­nes, pro­mo­ve­rá es­tra­té­gi­ca­men­te sus in­tere­ses y par­ti­ci­pa­rá ac­ti­va­men­te en la dis­cu­sión de los gran­des asun­tos glo­ba­les -que son tam­bién asun­tos na­cio­na­les-.

Co­lom­bia ha­bla con cla­ri­dad y fran­que­za con el res­to del mun­do. Así lo he­mos ve­ni­do ha­cien­do des­de el pa­sa­do 7 de agos­to: sin ocul­tar nues­tras preo­cu­pa­cio­nes ni los pro­ble­mas que en­fren­ta­mos, pe­ro ex­pre­san­do nues­tra fir­me vo­lun­tad pa­ra aten­der­las y re­sol­ver­los, y con la con­vic­ción de que, al ha­cer­lo, es­ta­re­mos con­tri­bu­yen­do a una me­jor go­ber­nan­za in­ter­na­cio­nal.

Nos re­ti­ra­mos de Una­sur, an­te su ex­tra­vío, su es­tan­ca­mien­to y su inope­ran­cia. Y tam­bién, an­te su inacep­ta­ble com­pli­ci­dad con quie­nes han des­man­te­la­do la de­mo­cra­cia en Ve­ne­zue­la.

Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que otros es­ce­na­rios ofre­cen me­jo­res opor­tu­ni­da­des pa­ra el diá­lo­go, la con­cer­ta­ción, la coope­ra­ción, la in­te­gra­ción y el desa­rro­llo de la go­ber­nan­za re­gio­nal, y con­cen­tra­re­mos nues­tro es­fuer­zo en su for­ta­le­ci­mien­to.

He­mos res­pon­di­do con li­de­raz­go, so­li­da­ri­dad y res­pon­sa­bi­li­dad, fren­te al flu­jo mi­gra­to­rio pro­ce­den­te de Ve­ne­zue­la. Li­de­raz goa­laho­ra de im­pul­sar una res­pues­ta re­gio­nal pa­ra que la mi­gra­ción sea or­de­na­da, se­gu­ra y re­gu­lar; y pa­ra con­fi­gu­rar una pla­ta­for­ma fi­nan­cie­ra mul­ti­la­te­ral que res­pal­de los es­fuer­zos in­di­vi­dua­les de los Es­ta­dos afec­ta­dos. So­li­da­ri­dad pa­ra ofre­cer aten­ción hu­ma­ni­ta­ria in­te­gral a los mi­gran­tes, no obs­tan­te los li­mi­ta­dos re­cur­sos dis­po­ni­bles. Res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra con las co­mu­ni­da­des re­cep­to­ras y con los co­lom­bia­nos re­tor­na­dos. Que­re­mos cons­truir un mo­de­lo in­no­va­dor de ges­tión mi­gra­to­ria hu­ma­ni­ta­ria que pue­da ins­pi­rar a otras na­cio­nes. Man­te­ne­mos nues­tro com­pro­mi­so con la de­mo­cra­cia, el Es­ta­do de De­re­cho y los de­re­chos hu­ma­nos, co­mo pi­la­res de la paz, la se­gu­ri­dad y la es­ta­bi­li­dad, no so­lo en ca­da na­ción sino en el con­tex­to in­ter­na­cio­nal. Por eso par­ti­ci­pa­mos en el Gru­po de Li­ma, con el pro­pó­si­to de con­tri­buir, me­dian­te to­das las he­rra­mien­tas po­lí­ti­cas y di­plo­má­ti­cas dis­po­ni­bles, al res­ta­ble­ci­mien­to de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad y a que los ve­ne­zo­la­nos re­cu­pe­ren su de­mo­cra­cia y su li­ber­tad. Por eso re­mi­ti­mos a la Cor­te Pe­nal In­ter­na­cio­nal, jun­to con otros seis paí­ses, la gra­ve si­tua­ción que se ha pre­sen­ta­do en Ve­ne­zue­la co­mo con­se­cuen­cia de los abu­sos del ré­gi­men.

He­mos reite­ra­do an­te la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal nues­tra vo­lun­tad de se­guir ade­lan­te con la im­ple­men­ta­ción del Acuer­do Fi­nal pa­ra la ter­mi­na­ción del con­flic­to con las Farc, co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra con­so­li­dar la con­vi­ven­cia pa­cí­fi­ca so­bre las ba­ses de la jus­ti­cia y la se­gu­ri­dad, y a pe­sar de las gra­ves de­fi­cien­cias que he­mos en­con­tra­do en el pro­ce­so, a las cua­les apli­ca­re­mos los ajus­tes ne­ce­sa­rios en el mar­co de la Cons­ti­tu­ción y la ley.

El in­gre­so de Co­lom­bia a la OCDE es una apues­ta de Es­ta­do, y un ejem­plo de có­mo la po­lí­ti­ca ex­te­rior pue­de con­tri­buir al per­fec­cio­na­mien­to ins­ti­tu­cio­nal, el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y el pro­gre­so so­cial. Por eso for­ma­li­za­re­mos el ac­ce­so a Co­lom­bia a esa or­ga­ni­za­ción, una vez se adop­te la ley co­rres­pon­dien­te, y apo­ya­re­mos el tra­ba­jo de to­dos los sec­to­res pa­ra uti­li­zar apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des que se de­ri­van de ello.

Du­ran­te es­tos pri­me­ros cien días he­mos que­ri­do trans­mi­tir cin­co men­sa­jes al mun­do: que es­ta­mos com­pro­me­ti­dos con un mul­ti­la­te­ra­lis­mo efi­caz; que ac­tua­mos con so­li­da­ri­dad y res­pon­sa­bi­li­dad co­mo miem­bros de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal; que nos to­ma­mos en se­rio la de­mo­cra­cia y los de­re­chos hu­ma­nos; que se­gui­re­mos avan­zan­do en la es­ta­bi­li­za­ción na­cio­nal; y que nues­tra ac­ción in­ter­na­cio­nal re­fle­ja­rá nues­tros pro­pios es­fuer­zos pa­ra se­guir cons­tru­yen­do­país co­mo lo he­mos ve­ni­do ha­cien­do du­ran­te los dos­cien­tos años de nues­tra vi­da in­de­pen­dien­te. Mi­nis­tro de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.