Cap­tu­ran a Ram­sés Var­gas en Car­ta­ge­na

El ope­ra­ti­vo pa­ra de­te­ner al ex­rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be se cum­plió ano­che en el ho­tel El Pai­si­ta, ubi­ca­do en el sec­tor de Cres­po. Fun­cio­na­rios del CTI lo tras­la­da­ron de in­me­dia­to a B/quilla pa­ra le­ga­li­zar su cap­tu­ra.

El Heraldo (Colombia) - - PORTADA - Por Ken­ji Do­ku

De­tec­ti­ves del CTI de la Fis­ca­lía de Ba­rran­qui­lla de­tu­vie­ron la no­che de es­te do­min­go en Car­ta­ge­na al ex­rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be Ram­sés Jo­nás Var­gas La­ma­drid, bus­ca­do por su­pues­tos ac­tos de co­rrup­ción en el cen­tro edu­ca­ti­vo.

EL HE­RAL­DO co­no­ció en pri­mi­cia so­bre el ope­ra­ti­vo que se lle­vó a ca­bo en el Ho­tel El Pai­si­ta del ba­rrio Cres­po, en la zo­na nor­te de la ca­pi­tal de Bo­lí­var.

Pre­ci­sa­men­te un tes­ti­go del he­cho na­rró pa­ra es­ta ca­sa pe­rio­dís­ti­ca al­gu­nos de­ta­lles del pro­ce­di­mien­to ju­di­cial.

El tes­ti­go se­ña­ló que Var­gas La­ma­drid lle­gó so­lo en la tar­de, en un ca­rro par­ti­cu­lar y fue re­ci­bi­do por una de las re­cep­cio­nis­tas que es­ta­ba en turno. “Pa­gó 60.000 por la ha­bi­ta­ción con ai­re. Eso es lo que va­le una so­la no­che”, pre­ci­só la fuen­te.

La ha­bi­ta­ción fue la nú­me­ro 9, en la se­gun­da plan­ta del edi­fi­cio. Ram­sés subió con un pe­que­ño ma­le­tín, pues, de acuer­do con la per­so­na, di­jo que iba por dos no­ches. “Co­men­tó que su idea era co­no­cer las mu­ra­llas”.

A las 8:30 p.m. ini­ció el alla­na­mien­to de los fun­cio­na­rios. To­ca­ron la puer­ta de la ha­bi­ta­ción y Ram­sés abrió. Ves­tía un pi­ja­ma azul y en su cue­llo col­ga­ba un ro­sa­rio de ma­de­ra. Su pe­lo es­ta­ba des­or­de­na­do y no te­nía sus ga­fas.

Los de­tec­ti­ves de Ba­rran­qui­lla, que le ha­bían se­gui­do la pis­ta al ex­rec­tor des­de el miér­co­les an­te­rior, le le­ye­ron los de­re­chos y pro­ce­die­ron a ex­pli­car­le los mo­ti­vos por los que era bus­ca­do.

El tes­ti­go tam­bién men­cio­nó que ha­cía unos 20 días atrás unos fun­cio­na­rios del CTI ha­bían ido a bus­car por esa zo­na a al­guien “im­por­tan­te”. “Lle­ga­ron al hos­pe­da­je y re­vi­sa­ron los vi­deos, pre­gun­ta­ron al­gu­nos de­ta­lles, pe­ro no di­je­ron de quién se tra­ta­ba”, agre­gó el tes­ti­go.

Fun­cio­na­rios del CTI pre­pa­ran el tras­la­do de Var­gas La­ma­drid des­de Car­ta­ge­na a la URI de la Fis­ca­lía, en Ba­rran­qui­lla.

Al cie­rre de es­ta edi­ción, Clau­dia Ló­pez, di­rec­to­ra sec­cio­nal de Fis­ca­lías, di­jo que Var­gas La­ma­drid se­rá tras­la­da­do has­ta la Uni­dad de Reac­ción Ime­dia­ta (URI) pa­ra rea­li­zar las au­dien­cias de con­trol pos­te­rior de alla­na­mien­to y re­gis­tro y le­ga­li­za­ción de cap­tu­ra.

LA BúS­QUE­DA. Des­de el jue­ves, los de­tec­ti­ves del en­te in­ves­ti­ga­dor se ha­bían tras­la­da­do has­ta la ca­pi­tal de Bo­lí­var lue­go de in­for­ma­ción ob­te­ni­da de que Var­gas La­ma­drid per­ma­ne­cía con fa­mi­lia­res en un edi­fi­cio de una zo­na ex­clu­si­va lla­ma­do Ibi­za. Los fun­cio­na­rios alla­na­ron el lu­gar por la ma­dru­ga­da, pe­ro en el apar­ta­men­to so­lo en­con­tra­ron a tres hi­jos del ex­rec­tor, a una em­plea­da del ser­vi­cio y a un es­col­ta.

Pos­te­rior a eso, la bús­que­da de Var­gas se ha­bía ex­ten­di­do a is­las car­ta­ge­ne­ras, pues tam­bién se ob­tu­vie­ron da­tos de que es­te to­mó una em­bar­ca­ción ha­cia zo­na in­su­lar. Sin em­bar­go, nun­ca se ob­tu­vo un re­sul­ta­do po­si­ti­vo.

Mien­tras to­do eso su­ce­día, la Fis­ca­lía pre­sen­ta­ba en au­dien­cia a las nue­ve per­so­nas cap­tu­ra­das por los pre­sun­tos ac­tos de co­rrup­ción en la Uniau­tó­no­ma, in­ves­ti­ga­ción en la que Var­gas La­ma­drid es in­di­cia­do.

Los de­te­ni­dos fue­ron el je­fe de sis­te­mas y re­pre­sen­tan­te le­gal de la uni­ver­si­dad, Efraín Au­gus­to Mal­do­na­do Pal­ma; Or­lan­do Saa­ve­dra Ma­gri, vin­cu­la­do al área fi­nan­cie­ra de la uni­ver­si­dad; Ma­riano Romero Ochoa, miem­bro de la sa­la ge­ne­ral de la Uni­ver­si­dad y mu­chas ve­ces rec­tor en­car­ga­do; Je­sús Da­vid Pan­to­ja Mer­ca­do, ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral; Ye­seny Mo­ra­les Mag­da­niel, ex di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to de Cré­di­to y Car­te­ra que fue cap­tu­ra­da en la ciu­dad de Bo­go­tá; Cindy Pao­la So­lar Var­gas, pri­ma de Ram­sés Var­gas y em­plea­da del área de Te­so­re­ría; Lau­ra del Car­men Laíno Gar­cía, quien se desem­pe­ñó en la ofi­ci­na ju­rí­di­ca y do­cen­te la fa­cul­tad de de­re­cho; Joha­na Mar­ti­na Hil­de­brandt Ro­yo, fue vi­ce­rrec­to­ra fi­nan­cie­ra de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma, y Pe­dro Sie­rra Gar­cía, ex vi­ce­rrec­tor ad­mi­nis­tra­ti­vo.

Los su­je­tos fue­ron de­ja­dos a dis­po­si­ción de la Uni­dad de Reac­ción In­me­dia­ta URI de Ba­rran­qui­lla pa­ra su ju­di­cia­li­za­ción. Es­te miér­co­les se re­ini­cia­rán las au­dien­cias a los an­tes men­cio­na­dos por el ca­so UAC .

LAS IN­VES­TI­GA­CIO­NES. Por ca­si 6 me­ses se reali­zó el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción con­tra es­tas per­so­nas por los de­li­tos de con­cier­to pa­ra de­lin­quir agra­va­do con fi­nes de en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, co­rrup­ción pri­va­da, ad­mi­nis­tra­ción des­leal, falsedad en do­cu­men­to pri­va­do y es­ta­fa.

Los es­tu­dian­tes le di­je­ron a la Fis­ca­lía que la ma­trí­cu­la del se­mes­tre se ha­cía en efec­ti­vo, por­que hu­bo pro­ble­mas con el trá­mi­te a tra­vés de la pá­gi­na web. Pa­ra los es­tu­dian­tes, es­te da­ño fue im­pul­sa­do por los co­la­bo­ra­do­res de Var­gas La­ma­drid pa­ra que el di­ne­ro de los pa­gos en­tra­ra en efec­ti­vo.

An­te eso, do­cen­tes tam­bién de­nun­cia­ron que “la pla­ta iba a pa­rar en bol­sas ne­gras de ba­su­ra, el que co­bra­ba la pla­ta la ti­ra­ba en una bol­sa ne­gra que era vi­gi­la­da por un es­col­ta. Ese di­ne­ro lue­go era sa­ca­do de la uni­ver­si­dad pa­ra evi­tar su cur­so ha­cia las ar­cas de la ins­ti­tu­ción”. Se­gún los de­nun­cian­tes to­do el mon­to fue a pa­rar a los bol­si­llos de Var­gas La­ma­drid y sus tra­ba­ja­do­res más cer­ca­nos.

Pa­ra­le­lo a las in­da­ga­cio­nes so­bre los des­víos de di­ne­ros, las au­to­ri­da­des in­da­gan qué ocu­rrió con los bie­nes que po­seía la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be. Por ejem­plo, in­ves­ti­gan cuá­les fue­ron las tran­sac­cio­nes eco­nó­mi­cas rea­li­za­das con los te­rre­nos del cam­pus de­por­ti­vo o po­li­de­por­ti­vo; los pre­dios ubi­ca­dos en la ca­lle 87 con ca­rre­ra 44, y pre­dios de la ca­lle 88 con ca­rre­ra 47, es­pa­cio don­de fun­cio­na­ba el jar­dín infantil Mi Pe­que­ña Uniau­tó­no­ma.

En to­tal son 11 hi­po­te­cas rea­li­za­das du­ran­te la ges­tión de Var­gas La­ma­drid. Es­tas ope­ra­cio­nes se rea­li­za­ron con en­ti­da­des no fi­nan­cie­ras y di­chas hi­po­te­cas se en­cuen­tran abier­tas en pri­mer gra­do sin lí­mi­te de cuan­tía, es de­cir que se cons­ti­tu­yen pa­ra ga­ran­ti­zar deu­das fu­tu­ras e in­de­ter­mi­na­das al mo­men­to de otor­gar­se la res­pec­ti­va es­cri­tu­ra pú­bli­ca. La ga­ran­tía cu­bri­rá obli­ga­cio­nes fu­tu­ras in­de­pen­dien­te­men­te de la cuan­tía que es­tas obli­ga­cio­nes al­can­cen. En es­ta mo­da­li­dad de hi­po­te­ca de­be con­si­de­rar­se que el lí­mi­te de la ga­ran­tía se­rá el va­lor má­xi­mo del in­mue­ble hi­po­te­ca­do.

Los ac­ti­vos ne­go­cia­dos fue­ron el te­rreno de una vi­vien­da ubi­ca­da en la ca­lle 99 con ca­rre­ra 49D–113, ba­rrio Vi­lla San­tos; los apar­ta­men­tos de la ca­lle 87 con ca­rre­ra 44 – 77, edi­fi­cio Sol Ca­ri­be, apar­ta­men­tos 1, 2b, 3a, 4a, 4b. Es­tos te­rre­nos, de acuer­do con los do­cu­men­tos re­co­pi­la­dos por in­ves­ti­ga­do­res, fue­ron hi­po­te­ca­dos a B & V co­mu­ni­ca­cio­nes es­tra­té­gi­cas S.A.S, em­pre­sa de­di­ca­da a ac­ti­vi­da­des de con­sul­to­ría de ges­tión y cons­ti­tui­da en 2013.

Den­tro de es­ta mis­ma mo­da­li­dad, la uni­ver­si­dad hi­po­te­có du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de Var­gas La­ma­drid dos te­rre­nos ubi­ca­dos en la ca­lle 88 con ca­rre­ra 47 -104 y 118. Es­tos ne­go­cios se hi­cie­ron con el gru­po In­ver­sio­nes Agro­pe­cua­rias de la Cos­ta.

En el ca­so del Po­li­de­por­ti­vo de 14 hec­tá­reas ubi­ca­do vía a Puer­to Co­lom­bia, Var­gas hi­po­te­có el com­ple­jo a la em­pre­sa Ju­ri­ser­vir S.A.S. con se­de en San­ta Mar­ta. So­bre es­ta hi­po­te­ca in­ves­ti­ga­do­res en­con­tra­ron una obli­ga­ción por par­te de la Uni­ver­si­dad con es­te gru­po in­ver­sor, se tra­ta de un acuer­do de pa­go por la su­ma de $4.044.634.969 por el con­cep­to de un prés­ta­mo.

LO­RE­NA HEN­RÍ­QUEZ

Var­gas sa­lien­do del ho­tel don­de fue cap­tu­ra­do.

LO­RE­NA HEN­RI­QUEZ Y COR­TE­SíA

Ram­sés Var­gas La­ma­drid es sa­ca­do del ho­tel por va­rios agen­tes de la Fis­ca­lía. El ex­rec­tor iba es­po­sa­do.

Agen­tes del Cuer­po Téc­ni­co de In­ves­ti­ga­cio­nes (CTI) le leen los de­re­chos a Ram­sés Var­gas.

Tres agen­tes cus­to­dian la ha­bi­ta­ción don­de en­con­tra­ron al ex­rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.