Frac­king, ¿opor­tu­ni­dad o ame­na­za?

La po­lé­mi­ca téc­ni­ca ayu­da­ría a au­men­tar las re­ser­vas del país, pe­ro hay te­mor por sus efec­tos.

El Heraldo (Colombia) - - ECONOMÍA - Por Lu­pe Mout­hón Me­jía

El de­ba­te so­bre la apli­ca­ción de la téc­ni­ca del frac­king o es­ti­mu­la­ción hi­dráu­li­ca en los Ya­ci­mien­tos No Con­ven­cio­na­les (YNC) en Co­lom­bia lle­va más de diez años y aún no se lo­gra un con­sen­so so­bre su con­ve­nien­cia.

La dis­cu­sión abar­ca des­de con­si­de­ra­cio­nes am­bien­ta­les y so­cia­les has­ta ar­gu­men­tos de ti­po téc­ni­co y eco­nó­mi­co, y se ha pre­sen­ta­do a ni­vel aca­dé­mi­co, gu­ber­na­men­tal y em­pre­sa­rial. Ade­más, re­cien­te­men­te el Con­se­jo de Es­ta­do or­de­nó sus­pen­der la re­gla­men­ta­ción de es­ta ac­ti­vi­dad.

De acuer­do con ex­per­tos, el país es­tá el ries­go de per­der en po­cos años su au­to­su­fi­cien­cia ener­gé­ti­ca co­mo con­se­cuen­cia de la re­duc­ción de las re­ser­vas de hi­dro­car­bu­ros y si bien son va­rias las op­cio­nes que se con­tem­plan, los Ya­ci­mien­tos No Con­ven­cio­na­les se en­cuen­tran en­tre las al­ter­na­ti­vas más fac­ti­bles.

Ci­fras del Go­bierno na­cio­nal in­di­can que las re­ser­vas de gas ten­drían un ho­ri­zon­te de 11 años, mien­tras que las de pe­tró­leo es­tán en­tre 5 y 6 años. Fren­te a es­te pa­no­ra­ma, cálcu­los de Eco­pe­trol apun­tan a que los YNC po­drían du­pli­car las re­ser­vas del país, adi­cio­nan­do en­tre 2 mil y 7 mil mi­llo­nes de ba­rri­les.

El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Pe­tró­leo (ACP), Fran­cis­co Llo­re­da, se­ña­ló que el país ya es­tá im­por­tan­do el 20% de los com­bus­ti­bles, “pues la ca­pa­ci­dad de re­fi­na­ción se que­dó cor­ta”.

“El pe­tró­leo y el gas mue­ven al país, li­te­ral­men­te, por tie­rra, ríos, mar y ai­re; le pro­por­cio­na con­fia­bi­li­dad eléc­tri­ca a las in­dus­trias y ho­ga­res, le per­mi­te al cam­po ser más pro­duc­ti­vo, y le apor­ta re­cur­sos al Es­ta­do co­mo nin­gu­na otra ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca”, agre­gó Llo­re­da.

YA­CI­MIEN­TOS NO CON­VEN­CIO­NA­LES. Es­tu­dios in­ter­na­cio­na­les pre­sen­tan a Co­lom­bia co­mo el ter­cer país de Amé­ri­ca La­ti­na con ma­yor po­ten­cial de Ya­ci­mien­tos No Con­ven­cio­na­les, des­pués de Ar­gen­ti­na y Bra­sil. A la fe­cha hay al me­nos 15 blo­ques ad­ju­di­ca­dos, es­pe­cial­men­te en el va­lle del Mag­da­le­na Me­dio en­tre los de­par­ta­men­tos de Bo­lí­var, Ce­sar, An­tio­quia y San­tan­der.

En los YNC los hi­dro­car­bu­ros se en­cuen­tran en una ro­ca ge­ne­ra­do­ra, don­de las con­di­cio­nes geo­ló­gi­cas ha­cen que el mo­vi­mien­to del flui­do sea muy len­to por la ba­ja per­mea­bi­li­dad de es­tas ro­cas.

Pa­ra la ex­trac­ción se re­quie­re de la es­ti­mu­la­ción hi­dráu­li­ca, que con­sis­te en in­yec­tar un flui­do (agua, só­li­do gra­nu­la­do y quí­mi­cos) a la ca­pa que con­tie­ne el hi­dro­car­bu­ro y lue­go, por efec­to de la al­ta pre­sión con que es in­yec­ta­do, se crean mi­cro­fi­su­ras (de un gro­sor me­nor a una he­bra de ca­be­llo) en las for­ma­cio­nes ro­co­sas que per­mi­ten la li­be­ra­ción del cru­do o gas por el po­zo.

AU­TO­SU­FI­CIEN­CIA ENER­GÉ­TI­CA. La mi­nis­tra de Mi­nas y Ener­gía, Ma­ría Fer­nan­da Suá­rez, ase­gu­ró que la pro­duc­ción de YNC evi­ta­rá que Co­lom­bia de­pen­da del gas im­por­ta­do, lo que au­men­ta­ría los pre­cios. “Los ya­ci­mien­tos no con­ven­cio­na­les son una fuen­te que nos pue­de ga­ran­ti­zar que los co­lom­bia­nos si­ga­mos pro­du­cien­do nues­tro pro­pio gas”, di­jo.

In­di­có que pa­ra el Go­bierno es una prio­ri­dad au­men­tar las re­ser­vas de pe­tró­leo y gas, de tal ma­ne­ra que el país si­ga pro­du­cien­do sus pro­pias fuen­tes de ener­gía.

El pre­si­den­te de Eco­pe­trol Fe­li­pe Ba­yón, di­jo que ca­da año se “em­pu­ja” al me­nos en un año más el ho­ri­zon­te de abas­te­ci­mien­to y pa­ra ello es fun­da­men­tal au­men­tar la ac­ti­vi­dad sís­mi­ca y ex­plo­ra­to­ria y la pro­duc­ción de los cam­pos exis­ten­tes, pe­ro con­si­de­ra que los YNC son un gran opor­tu­ni­dad pa­ra el país de no per­der su su­fi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

“Si tu­vié­ra­mos que im­por­tar el cru­do pa­ra re­fi­nar, ten­dría­mos que sa­car re­cur­sos de otras áreas de la eco­no­mía pa­ra com­prar­lo a pre­cios in­ter­na­cio­na­les, es me­jor pro­du­cir nues­tro cru­do y ser au­to­su­fi­cien­tes y ex­por­tar los ex­ce­den­tes”, agre­gó.

La in­dus­tria pe­tro­le­ra ha­bía anun­cia­do un pi­lo­to de frac­king en la zo­na del Mag­da­le­na Me­dio, don­de se en­cuen­tran los ya­ci­mien­tos no con­ven­cio­na­les más gran­des del país, con el fin de per­fo­rar va­rios po­zos con la téc­ni­ca y ha­cer una lí­nea ba­se so­cial y am­bien­tal pa­ra me­dir los efec­tos de la ac­ti­vi­dad.

Ba­yón di­jo que co­no­cien­do que “es­te te­ma ge­ne­ra du­das y te­mo­res des­de el pun­to de vis­ta de ma­ne­jo del agua, de quí­mi­cos y la sis­mi­ci­dad”, se im­pul­san ac­cio­nes de pe­da­go­gía con las co­mu­ni­da­des. Ade­más, el Mi­nmi­nas con­for­mó una co­mi­sión de ex­per­tos que rea­li­za tra­ba­jo en las re­gio­nes pa­ra re­co­ger las in­quie­tu­des de la co­mu­ni­dad so­bre la tec­no­lo­gía. A fi­na­les de enero de 2019 la co­mi­sión en­tre­ga­rá un in­for­me so­bre el tra­ba­jo rea­li­za­do.

RE­GU­LA­CIÓN SUS­PEN­DI­DA. Ac­tual­men­te dos de los ac­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos (De­cre­to 3004 del 26 de di­ciem­bre de 2013 y la Re­so­lu­ción 90341 del 27 de mar­zo de 2014) que re­gla­men­tan la apli­ca­ción del frac­king en Co­lom­bia fue­ron sus­pen­di­dos pro­vi­sio­nal­men­te por el Con­se­jo de Es­ta­do en res­pues­ta a una ac­ción del Gru­po de Li­ti­gio e In­te­rés Pú­bli­co (GLIP) con­for­ma­do por pro­fe­so­res de la Uni­ver­si­dad del Nor­te.

Pa­ra to­mar es­ta de­ter­mi­na­ción, el tri­bu­nal se ba­só en las con­clu­sio­nes de una ac­ti­vi­dad de con­trol de ad­ver­ten­cia de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral rea­li­za­da en el 2012, es­ta se­ña­la co­mo po­si­bles con­se­cuen­cias de frac­king, el au­men­to de la sis­mi­ci­dad, la con­ta­mi­na­ción hí­dri­ca y la afec­ta­ción de la sa­lu­bri­dad.

La Con­tra­lo­ría ci­ta di­ver­sos es­tu­dios que pre­vén que el uso del frac­king “pue­de te­ner un im­pac­to ne­ga­ti­vo en la pre­ser­va­ción del me­dio am­bien­te y en la sa­lud hu­ma­na y, por lo mis­mo, va­rios paí­ses han de­cre­ta­do su prohi­bi­ción, con­di­cio­na­mien­to o apla­za­mien­to, has­ta no cer­cio­rar­se so­bre sus ver­da­de­ros efec­tos”.

El Con­se­jo de Es­ta­do con­clu­yó que se de­bía apli­car el prin­ci­pio de pre­cau­ción, ya que si bien no hay “cer­te­za cien­tí­fi­ca ab­so­lu­ta, sí hay prue­bas mí­ni­mas de da­ños po­ten­cia­les de­ri­va­dos de la apa­ren­te de­fi­cien­cia de las me­di­das adop­ta­das en los ac­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos de­man­da­dos al au­to­ri­zar una téc­ni­ca cues­tio­na­da”.

So­bre es­te pro­nun­cia­mien­to ya hay un re­cur­so de sú­pli­ca del Mi­nmi­nas, en el que ex­pli­ca que el mar­co re­gu­la­to­rio so­bre la ex­plo­ra­ción y ex­plo­ta­ción de YNC, no so­lo es­tá con­tem­pla­do en los ac­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos del Mi­nis­te­rio, sino en un mar­co nor­ma­ti­vo in­te­gral (Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te, Au­to­ri­dad de Li­cen­cias Am­bien­ta­les, An­la, y Ser­vi­cio Geo­ló­gi­co Co­lom­biano).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.