Un em­pa­te con sa­bor agri­dul­ce pa­ra los hin­chas

En di­fe­ren­tes pun­tos de la ciu­dad se con­gre­ga­ron pa­ra ob­ser­var el par­ti­do ➲ En Car­ta­ge­na, Cór­do­ba y La Gua­ji­ra vi­bra­ron con el par­ti­do.

El Heraldo (Colombia) - - LOCALES - Por Lau­ra Ji­mé­nez y Equi­po de co­rres­pon­sa­les

En el pri­mer due­lo de la fi­nal de la Copa Su­da­me­ri­ca­na el ro­jo y el blan­co pre­do­mi­na­ron en mu­chos rin­co­nes de Ba­rran­qui­lla, co­mo si se tra­ta­ra de los co­lo­res pro­pios de la ban­de­ra de es­ta ciu­dad.

Y no es pa­ra me­nos, el equi­po dispu­ta dos gran­des tor­neos, y el par­ti­do de ano­che qui­zás era uno de los más im­por­tan­tes, de­ci­si­vos y tras­cen­den­ta­les pa­ra el equi­po que di­ri­ge Ju­lio Co­me­sa­ña.

La jor­na­da pa­ra los hin­chas em­pe­zó en el ho­tel don­de se con­cen­tra el cua­dro ti­bu­rón. Allí, en me­dio de una mul­ti­tud de se­gui­do­res, es­ta­ba Ken­su­ke, un fa­ná­ti­co ja­po­nés que ha­ce un año vi­ve en Ba­rran­qui­lla y des­de en­ton­ces pro­fe­sa su ad­mi­ra­ción al on­ceno ba­rran­qui­lle­ro. “Me gus­ta el equi­po y dis­fru­to ca­da par­ti­do. El fút­bol no dis­tin­gue na­cio­na­li­dad”, se­ña­ló el hin­cha.

Y es que pa­ra la hin­cha­da ju­nio­ris­ta no exis­ten los lí­mi­tes, la na­cio­na­li­dad y tam­po­co las fron­te­ras.

“Lle­gué ha­ce dos días de Ve­ne­zue­la pa­ra po­der vi­vir de cer­ca el par­ti­do. Mi fa­mi­lia es de acá y des­de pe­que­ño he­re­dé la afi­ción y me sien­to ti­bu­rón”, se­ña­ló Mai­col Mo­ji­ca.

Mien­tras tan­to, en las afue­ras del Roberto Me­lén­dez se reunían con pa­pa­ye­ra y vu­vu­ze­las otros se­gui­do­res ju­nio­ris­tas que dis­fru­ta­ban ver el par­ti­do en pan­ta­lla gi­gan­te, te­nien­do de fon­do al Me­tro­po­li­tano.

“No pu­de en­trar al es­ta­dio, pe­ro es emo­cio­nan­te sen­tir que se es­tá ju­gan­do tan cer­ca el par­ti­do. Es una tra­di­ción que ten­go con mis ami­gos. Es otra for­ma de go­zar el par­ti­do”, con­tó el hin­cha Wi­lliam Ca­ma­ño.

Un am­bien­te de fies­ta vi-

“Me gus­ta el equi­po y dis­fru­to ca­da par­ti­do”.

vie­ron los hin­chas en ca­da te­rra­za, es­qui­na, tien­da y es­ta­de­ro en el sur de la ciu­dad.

Con ca­da mi­nu­to que trans­cu­rría el pri­mer tiem­po del com­pro­mi­so con el Pa­ra­naen­se de Bra­sil, los ju­nio­ris­tas gri­ta­ban, se an­gus­tia­ban y ha­cían cuen­tas con los pun­tos a fa­vor y en con­tra, que le per­mi­ti­rían con­ver­tir­se en cam­peón el pró­xi­mo 12 de di­ciem­bre, cuan­do se jue­gue el encuentro fi­nal en el es­ta­dio Are­na de Bai­xa­da de Cu­ri­ti­ba.

“Los que ama­mos a Ju­nior so­mos apa­sio­na­dos y con­fia­mos en la nó­mi­na de lujo que tie­ne el equi­po”, di­jo Héc­tor Ca­ma­cho.

En el Me­tro­po­li­tano ha­bían unos 38 mil afi­cio­na­dos, pe­ro fue­ra de esas tri­bu­nas eran cien­tos de fa­ná­ti­cos que es­pe­ra­ban agol­pa­dos el pri­mer gol del equi­po ro­ji­blan­co.

Con el se­gun­do tiem­po la esperanza por el gol hi­zo enar­de­cer va­rias ve­ces los áni­mos de los fa­ná­ti­cos que, en más de una oca­sión, aho­ga­ron el gri­to de gol y la opor­tu­ni­dad pa­ra con­se­guir la victoria.

Cuan­do Ju­nior es­ta­ba en su me­jor mo­men­to del jue­go, la des­con­cen­tra­ción de la de­fen­sa per­mi­tió que el Pa­ra­naen­se con­si­guie­ra su pri­me­ra ano­ta­ción. Es­te gol de­jó en si­len­cio a las de­ce­nas de se­gui­do­res del equi­po ti­bu­rón, que no da­ban cré­di­to al error.

La tris­te­za se apo­de­ró de los ju­nio­ris­tas; sin em­bar­go, po­cos mi­nu­tos des­pués vino el gol de Yony González, que pu­so a vi­brar a los hin­chas. Unos sal­ta­ron de sus si­llas, al­gu­nos gri­ta­ron y otros se abra­za­ron —sin im­por­tar si eran del com­bo o no—, pa­ra ce­le­brar el em­pa­te. “Ju­nior de Ba­rran­qui­lla es una ma­ra­vi­lla”, gri­tó un apa­sio­na­do ro­ji­blan­co en me­dio de la eu­fo­ria que oca­sio­nó es­ta ano­ta­ción.

Lle­gó el pi­ta­zo del ar­bi­tro que in­di­ca­ba la fi­nal del par­ti­do y en las afue­ras los hin­chas ce­le­bra­ron con mo­de­ra­ción y con un sa­bor agri­dul­ce el em­pa­te an­te el Pa­ra­naen­se. Con­fían en que en el jue­go de vuel­ta se con­si­ga la Copa Su­da­me­ri­ca­na.

FO­TOS CéSAR BO­Lí­VAR

Un gru­po de hin­chas can­tan el gol de Yony González al mi­nu­to 52, que sig­ni­fi­có el em­pa­te del par­ti­do.

Los ven­de­do­res apro­ve­cha­ron pa­ra ha­cer su ‘agos­to’.

Hin­chas ani­man al equi­po an­tes de in­gre­sar al ‘Me­tro’.

Al­gu­nos hin­chas pre­fe­rían no mi­rar la pan­ta­lla.

KEN­SU­KE Hin­cha ja­po­nés

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.