Có­mo evi­tar una in­to­xi­ca­ción ali­men­ta­ria

El Heraldo (Colombia) - - LOCALES - DO­RA SÁN­CHEZ

Lle­ga­ron las bri­sas de di­ciem­bre y con ellas las reunio­nes con la fa­mi­lia, com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo, ami­gos y vi­si­tas tu­rís­ti­cas. En­ton­ces sur­ge la pre­gun­ta: ¿Qué va­mos a co­mer?, ¿a dón­de va­mos a ir?, ¿qué pue­do ofre­cer?, ¿se­rá me­jor co­ci­nar en ca­sa o sa­li­mos de pa­seo?

Pues bien, ami­go lec­tor, an­tes de to­mar de­ci­sio­nes, ten­ga en cuen­ta:

Al lu­gar que va­ya a con­su­mir los ali­men­tos ya pre­pa­ra­dos, de­be ser de su con­fian­za, don­de las con­di­cio­nes del es­ta­ble­ci­mien­to sean hi­gié­ni­cas, or­de­na­das; que quie­nes ma­ni­pu­len los ali­men­tos se la­ven las ma­nos, usen go­rro y ta­pa­bo­cas y, en el ca­so que se per­mi­ta, el uso de guan­tes.

Al com­prar ali­men­tos aún no pro­ce­sa­dos, ten­ga en cuen­ta fe­cha de ven­ci­mien­to, abom­ba­mien­tos de es­tos sin abrir, la­tas que ten­gan gol­pes o pre­sen­ten áreas oxi­da­das; si al des­ta­par­los pre­sen­tan sa­bo­res amar­gos y des­agra­da­bles, acom­pa­ña­dos de un mal olor, evi­te lle­var­los y/o com­su­mir­los. Co­ci­ne bien los ali­men­tos, y las fru­tas y ver­du­ras la­var­las muy bien an­tes al co­mer­las. To­dos los ali­men­tos en­la­ta­dos, una vez se ha­yan abier­to, sino los con­su­mió del to­do, de­ben desechar­los. Ten­ga pre­sen­te que los ali­men­tos que más oca­sio­nan in­to­xi­ca­cio­nes son lác­teos, que­sos, car­nes, en­cur­ti­dos co­mo ja­món, pes­ca­dos y ma­ris­cos, por lo que de­ben per­ma­ne­cer re­fri­ge­ra­dos. Re­cuer­de que la in­to­xi­ca­ción se pre­sen­ta por ali­men­tos que lle­van bac­te­rias o toxinas.

Se re­co­mien­da con­su­mir los ali­men­tos el mis­mo día que se pre­pa­ran, evi­te guar­dar pa­ra días pos­te­rio­res y, me­nos, si se de­ben con­ge­lar y des­pués des­con­ge­lar. Re­cuer­de que pa­ra man­te­ner una ali­men­ta­ción sa­na, de­be evi­tar el con­su­mo de ali­men­tos co­mo fri­tos, co­mi­da cha­ta­rra; y si co­ci­na en ca­sa, in­gie­ra ali­men­tos ba­jos en sal, dis­mi­nu­ya el dul­ce, evi­te ali­men­tos de­ma­sia­do con­di­men­ta­dos, así co­mo pi­can­tes, en­sa­la­das, salsas y cre­mas, más si su con­su­mo no es in­me­dia­to.

Pa­ra man­te­ner­se sano y no ga­nar unos ki­los de más, hay que te­ner en cuen­ta dos as­pec­tos: mo­de­ra­ción y equi­li­brio, se­gún re­co­mien­da la doc­to­ra San­dra Pa­tri­cia Al­fa­ro, nu­tri­cio­nis­ta del Cen­tro Mé­di­co Im­ba­na­co, ya que en es­tas fe­chas ten­de­mos a co­mer de más.

Re­cuer­de que si su­fre de al­gu­na en­fer­me­dad, no de­be fal­tar a sus há­bi­tos en su con­su­mo en fre­cuen­cia y can­ti­dad. Evi­te com­pli­ca­cio­nes pos­te­rio­res.

Pa­ra te­ner en cuen­ta y re­cor­dar: ¿Qué es la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria? Son to­das las con­di­cio­nes y me­di­das ne­ce­sa­rias pa­ra la ma­ni­pu­la­ción y con­ser­va­ción de los ali­men­tos, an­tes, du­ran­te y des­pués de pre­pa­rar­los, y cui­da­dos al con­su­mir­los.

Las es­ta­dís­ti­cas mun­dia­les re­cien­tes in­di­can que una de ca­da 10 per­so­nas se in­to­xi­ca por in­ge­rir ali­men­tos con­ta­mi­na­dos. ¿Có­mo se pue­de iden­ti­fi­car que es­ta in­to­xi­ca­do? La per­so­na em­pie­za con do­lor es­to­ma­cal, acom­pa­ña­do de náu­seas, vó­mi­tos, sen­sa­ción de pe­sa­dez y dia­rrea, que se in­cre­men­tan en el tras­cur­so del día. Es­tos sín­to­mas pue­den du­rar en­tre uno a tres días, por lo que se de­be evi­tar la au­to­me­di­ca­ción. Man­tén­ga­se bien hi­dra­ta­do, acu­da a con­sul­ta mé­di­ca y más en el ca­so de ni­ños, adul­tos ma­yo­res y mu­je­res em­ba­ra­za­das.

Es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta que el ries­go de in­to­xi­ca­ción es ma­yor en ellos. Les de­seo una fe­liz na­vi­dad en fa­mi­lia, con há­bi­tos nu­tri­cio­na­les sa­nos.

AR­CHI­VO

El brin­dis de co­pas con li­cor es una de las ma­yo­res tra­di­cio­nes en las fe­chas es­pe­cia­les de di­ciem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.