Has­ta que la ho­ja de co­ca los se­pa­re

Las au­to­ri­da­des in­for­ma­ron que en la pu­ja por el con­trol del nar­co­trá­fi­co, va­rios gru­pos al mar­gen de la ley se fu­sio­na­ron en el sur de Cór­do­ba. Es­te ma­ri­da­je de­ja una es­te­la de muer­tos y des­pla­za­dos.

El Heraldo (Colombia) - - REGIONALES - Por Ós­car Cue­llo

Un ma­tri­mo­nio se­lla­do con san­gre y fue­go ha vuel­to a cau­sar te­rror en el sur de Cór­do­ba, don­de la pu­ja por el con­trol de los cul­ti­vos de ho­ja de co­ca reavi­vó he­chos vio­len­tos que hoy las au­to­ri­da­des tra­tan de fre­nar.

Ha­ce po­co la Fuer­za Pú­bli­ca ad­mi­tió el “ma­ri­da­je de­lin­cuen­cial” en­tre ‘los Ca­pa­rra­pos’ y las di­si­den­cias de las Farc, que pre­ten­den sa­car del ne­go­cio del nar­co­trá­fi­co al ‘Clan del Gol­fo’. Es­ta si­tua­ción ha he­cho que los ho­mi­ci­dios, ex­tor­sio­nes, aten­ta­dos se in­cre­men­ten en una re­gión que en el úl­ti­mo me­dio si­glo ha si­do azo­ta­da por gue­rri­lla, pa­ra­mi­li­ta­res, nar­co­tra­fi­can­tes y ban­das cri­mi­na­les.

Es­ta pu­ja, se­gún la De­fen­so­ría del Pue­blo, des­en­ca­de­nó du­ran­te el año 2018, cua­tro even­tos de des­pla­za­mien­tos que com­pro­me­tie­ron a 311 fa­mi­lias, pa­ra un to­tal de 1.143 per­so­nas en el sur del de­par­ta­men­to.

“En Cór­do­ba la ma­yo­ría de des­pla­za­dos pro vie­nen de los mu­ni­ci­pios de San Jo sé de Uréy Tie­rral­ta, por la pre­sen­cia y en­fren­ta­mien­tos en­tre los gru­pos ar­ma­dos ile­ga­les (Clan del Gol­fo, Ca­pa­rra­pos y Pai­sas), en los cua­les se vie­ron afec­ta­das la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na Do­cha­ma y la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na de Kan­yi­do, am­bas per­te­ne­cien­tes al pue­blo Em­be­ra Ka­tío”, ase­gu­ró la De­fen­so­ría.

Se­gún el re­por­te en­tre­ga­do por la Po­li­cía de Cór­do­ba, en el sur de Cór­do­ba hoy en día se con­cen­tran 4.780 hec­tá­reas de ho­ja de co­ca sem­bra­das, que re­pre­sen­tan un au­men­to del 79%, pues en 2017 se te­nía un re­por­te de 2.668 hec­tá­reas.

Los mu­ni­ci­pios que más cul­ti­vos ilí­ci­tos tie­nen son San Jo­sé de Uré, con 249 hec­tá­reas; Va­len­cia, con 49; Tie­rral­ta, con 40, Mon­te­lí­bano, con 40 y Puer­to Li­ber­ta­dor, con 40. El res­to de la ho­ja de co­ca es­tá en te­rre­nos bal­díos del Es­ta­do.

“NA­DA CAM­BIA”

La pu­ja en el sur de Cór­do­ba por el con­trol del nar­co­trá­fi­co ha in­cre­men­ta­do los ín­di­ces de cri­mi­na­li­dad. Se­gún el Ob­ser­va­to­rio del De­li­to del Cen­tro de Es­tu­dios Po­lí­ti­cos y So­cio­cul­tu­ra­les del Ca­ri­be, du­ran­te 2018 ese de­li­to se in­cre­men­tó en un 52%. El 28% de las muer­tes se re­gis­tra­ron en la zo­na del San Jor­ge, al sur de Cór­do­ba.

La Fun­da­ción So­cial De­par­ta­men­tal Cór­do­ba Con­tro­ver­sial, Cor­do­ber­xia, di­ri­gi­da por el de­fen­sor de de­re­chos hu­ma­nos An­drés Chi­ca, se pro­nun­ció con re­la­ción a es­ta olea­da cri­mi­nal.“Ve­mos con gran preo­cu­pa­ción que na­da cam­bia. En­tre di­ciem­bre y es­tos días de enero se han sus­ci­ta­do di­ver­sos con­se­jos de se­gu­ri­dad de ca­rác­ter mu­ni­ci­pal, de­par­ta­men­tal y re­gio­nal, en los que se pro­yec­tan me­di­das ur­gen­tes pa­ra con­tra­rres­tar­las ac­cio­nes do­lo­sas y sin con­trol apa­ren­te que ma­lo­gran la vi­da, pe­ro na­da cam­bia”.

Chi­ca tam­bién hi­zo re­fe­ren­cia a las muer­tes que se vie­nen re­gis­tran­do en la zo­na. “Son ci­fras es­can­da­lo­sas y ver­gon­zo­sas pa­ra un Es­ta­do So­cial de De­re­cho, que en­lu­tan a mu­ni­ci­pios prio­ri­za­dos pa­ra la con­so­li­da­ción de la paz te­rri­to­rial co­mo Mon­te­lí­bano, Puer­to Li­ber­ta­dor y San Jo sé de Uré. Muer­tos hay to­dos los días ba­jo la mis­ma mo­da­li­dad y qui­zá con los mis­mos pro­pó­si­tos y fi­nes cri­mi­na­les. Los ac­to­res ar­ma­dos ile­ga­les se dispu­tan el te­rri­to­rio a san­gre y fue­go; ma­tan, lan­zan gra­na­das, des­pla­zan, ex­tor­sio­nan, y, so­bre to­do pa­re­cie­ra que no hay re­me­dio de­fi­ni­ti­vo y que lle­ve al res­ta­ble­ci­mien­to de la tran­qui­li­dad en es­te sur de Cór­do­ba”.

UNIóN DE BACRIM Y DI­SI­DEN­CIAS

El co­man­dan­te de la Po­li­cía de Cór­do­ba, co­ro­nel Jai­ro Ba­que­ro Puen­tes, ase­gu­ró que la pu­ja por el con­trol de los cul­ti­vos ilí­ci­tos pro­pi­cia­ron la unión en­tre la ban­da cri­mi­nal ‘los Ca­pa­rra­pos’, que ope­ran de ma­ne­ra coor­di­na­da con la gue­rri­lla del Eln y las di­si­den­cias de las Farc pa­ra aca­bar con la he­ge­mo­nía del ‘Clan del Gol­fo’.

“Tan so­lo en Mon­te­lí­bano, en los úl­ti­mos cua­ren­ta días han ocu­rri­do 18 ho­mi­ci­dios, seis de los cua­les se han re­gis­tra­do en los pri­me­ros días de es­te año. To­ma­mos va­rias me­di­das, pri­me­ra­men­te ac­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra im­pe­dir la cir­cu­la­ción con pa­rri­lle­ro hom­bre por el mu­ni­ci­pio y el con­trol en los ho­ra­rios de fun­cio­na­mien­to de los es­ta­ble­ci­mien­tos pú­bli­cos”, di­jo el al­to ofi­cial.

Al­gu­nos co­mer­cian­tes, que se abs­tie­nen de re­ve­lar su iden­ti­dad por te­mor a re­pre­sa­lias, ase­gu­ran que tam­bién son lla­ma­dos por per­so­nas que se ha­cen pa­sar por miem­bros de cual­quier gru­po al mar­gen de la ley pa­ra exi­gir pa­gos de va­cu­nas, co­mo la lla­ma­da cuo­ta de la se­gu­ri­dad.

El co­ro­nel Ba­que­ro Puen­tes in­for­mó que “hay un fe­nó­meno so­cial con el que se es­tá lu­chan­do, es en par­te una cos­tum­bre que tie­nen al­gu­nas per­so­nas de ac­ce­der al pa­go de es­tas exi­gen­cias con la ex­cu­sa de que es­ta es la cuo­ta de la se­gu­ri­dad. Lo me­jor es que las per­so­nas de­nun­cien an­te las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes pa­ra que los in­ves­ti­ga­do­res pue­dan ini­ciar un pro­ce­di­mien­to le­gal”, pun­tua­li­zó el ofi­cial.

RE­CHA­ZO DES­DE EL CON­GRE­SO

La se­na­do­ra cordobesa Ruby Cha­güi se pro­nun­ció con re­la­ción a la ola de vio­len­cia. “Re­cha­za­mos los aten­ta­dos y las ex­tor­sio­nes por par­te de gru­pos ile­ga­les. No po­de­mos se­guir per­mi­tien­do la ola de vio­len­cia que vi­ve el Al­to San Jor­ge”.

La con­gre­sis­ta ce­re­ta­na so­li­ci­tó un cas­ti­go pa­ra los res­pon­sa­bles. “Pe­di­mos a las au­to­ri­da­des es­cla­re­cer los he­chos, dar con los au­to­res y te­ner pre­sen­cia mi­li­tar en es­tos te­rri­to­rios pa­ra que re­tor­ne la se­gu­ri­dad. So­li­ci­ta­mos a la Po­li­cía Na­cio­nal es­ta­ble­cer un plan de ac­ción en Cór­do­ba que per­mi­ta com­ba­tir la ex­tor­sión que hoy nos ase­dia”

Una de las pri­me­ras me­di­das adop­ta­das por la Al­cal­día de Mon­te­lí­bano, con­sis­tió en emi­tir un de­cre­to que prohí­be la cir­cu­la­ción del pa­rri­lle­ro en mo­to des­de las 6:00 a.m. has­ta las 6:00 p.m.

La me­di­da co­bi­ja tan­to a hom­bres co­mo mu­je­res ma­yo­res de 14 años. De igual ma­ne­ra se or­de­nó el to­que de que­da pa­ra me­no­res de edad, que ini­cia des­de las 10:00 de la no­che has­ta las 6:00 de la ma­ña­na del día si­guien­te.

La ad­mi­nis­tra­ción lo­cal ar­gu­men­tó que la me­di­da bus­ca evi­tar que los me­no­res sean ob­je­to de los he­chos de vio­len­cia que se vie­nen pre­sen­ta­do.

SE TRAS­LA­Dó LA VIO­LEN­CIA

En el co­ra­zón de la su­bre­gión del San Jor­ge, al sur del de­par­ta­men­to de Cór­do­ba, el mu­ni­ci­pio de Mon­te­lí­bano se man­te­nía con una ci­fra de vio­len­cia re­la­ti­va­men­te ba­ja, pe­ro en las úl­ti­mas se­ma­nas se ha dis­pa­ra­do la cri­mi­na­li­dad. “No­ta­mos que de al­gu­na ma­ne­ra se tras­la­dó al sur de Cór­do­ba la si­tua­ción de con­flic­to que se es­ta­ba re­gis­tran­do en An­tio­quia. Por eso es­ta­mos tra­ba­jan­do en am­bos de­par­ta­men­tos con la co­la­bo­ra­ción es­pe­cial de las Fuer­zas Mi­li­ta­res”, in­di­có el co­ro­nel Ba­que­ro Puen­te.

GRA­FI­TIS AME­NA­ZAN­TES

El te­rror en el sur de Cór­do­ba si­gue cre­cien­do, pues re­cien­te­men­te en va­rias vi­vien­das del mu­ni­ci­pio de San Jo­sé de Uré apa­re­cie­ron pa­re­des ra­ya­das con men­sa­jes alu­si­vos a los gru­pos al mar­gen de la ley.

“Ya te­ne­mos a las uni­da­des de la Po­li­cía y de las Fuer­zas Mi­li­ta­res im­ple­men­tan­do un dis­po­si­ti­vos es­pe­cial pa­ra sal­va­guar­dar a la po­bla­ción ci­vil”, di­jo el Co­ro­nel.

Se­gún el ba­lan­ce en­tre­ga­do por las au­to­ri­da­des, en los úl­ti­mos días se ha lo­gra­do la cap­tu­ra de seis pre­sun­tos miem­bros de la ban­da cri­mi­nal ‘los Ca­pa­rra­pos’ que es­ta­rían co­me­tien­do los ho­mi­ci­dios en la zo­na.

De igual ma­ne­ra se es­pe­ra que en los pró­xi­mos días la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca pon­ga en mar­cha la ope­ra­ción Aqui­les en Cór­do­ba que pro­pi­cia­ría la lle­ga­da de un nue­vo ba­ta­llón.

His­tó­ri­ca­men­te los gru­pos al mar­gen de la ley han he­cho pre­sen­cia en Cór­do­ba pa­ra apro­ve­char su geo­gra­fía que per­mi­te los tres es­la­bo­nes de la ca­de­na del nar­co­trá­fi­co, que son la siem­bra, el pro­ce­sa­mien­to y el en­vío de dro­ga.

Ya en el pa­sa­do, otros gru­pos han ope­ra­do en con­jun­to pa­ra ga­nar po­der, des­de 1967 con las gue­rri­llas del Epl has­ta el 2008 con las AUC y en la ac­tua­li­dad con las di­si­den­cias de las Farc, ‘Clan del Gol­fo’ y ‘Ca­pa­rra­pos’. Unio­nes efí­me­ras que aca­ban cuan­do el de­seo por el con­trol ab­so­lu­to por la pro­duc­ción de ho­ja de co­ca los se­pa­ra.

AR­CHI­VO Y COR­TE­SíA

Se­gún la ONU, 4.780 hec­tá­reas de ho­ja de co­ca es­tán dis­tri­bui­das en­tre va­rios mu­ni­ci­pios del sur de Cór­do­ba.

Co­ro­nel Jai­ro Ba­que­ro Puen­tes, co­man­dan­te de la Po­li­cía de Cór­do­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.