El año que ini­cia

El Heraldo (Colombia) - - OPINIÓN PUNTOS DE VISTA - Por Jo­sé Amar Amar

El año que co­mien­za nos en­cuen­tra con un me­jor país. Se­gún in­for­me de la Fis­ca­lía, des­de el 2017 te­ne­mos los ín­di­ces de ho­mi­ci­dio más ba­jos de los úl­ti­mos 42 años. As­pec­tos de la vi­da de nues­tra na­ción han cam­bia­do: ya no hay mi­les de se­cues­tros, ni ma­sa­cres, ni to­ma de pue­blos; tam­po­co ciu­da­des con­tro­la­das por in­sur­gen­tes, ni jó­ve­nes co­lom­bia­nos dia­ria­men­te he­ri­dos, mu­ti­la­dos o muer­tos en com­ba­te defendiendo nues­tra frá­gil ins­ti­tu­cio­na­li­dad.

Aun­que con­tro­lar la vio­len­cia se­rá siem­pre la ta­rea prio­ri­ta­ria del Es­ta­do, la agen­da po­lí­ti­ca del 2019 en­fren­ta un am­plio es­pec­tro de pro­ble­mas que preo­cu­pan a la ciu­da­da­nía. Se ini­cia el año con un Go­bierno de­bi­li­ta­do, con un 64% de los co­lom­bia­nos que desaprue­ban su ges­tión. Su mi­nis­tro de Ha­cien­da no sa­lió bien li­bra­do del de­ba­te so­bre los fa­mo­sos “bo­nos de agua”, de­jan­do un sen­ti­mien­to de de­sen­can­to muy ge­ne­ra­li­za­do; y, pa­ra re­ma­tar, pre­sen­tó la de­no­mi­na­da Ley de Fi­nan­cia­mien­to, que in­ten­ta­ba po­ner IVA a to­da la ca­nas­ta fa­mi­liar y gra­var a sec­to­res im­por­tan­tes de la vi­da eco­nó­mi­ca.

Por otro la­do, su equi­po po­lí­ti­co ha fra­ca­sa­do al no po­der es­ta­ble­cer una for­ma ade­cua­da de re­la­cio­na­mien­to con el Con­gre­so, que re­pre­sen­ta la di­ver­si­dad re­gio­nal, y tam­bién las di­ver­sas con­cep­cio­nes del Es­ta­do.

A so­lo cua­tro me­ses de un con­tun­den­te triun­fo elec­to­ral, el 2019 en­cuen­tra al pre­si­den­te Iván Du­que con una go­ber­na­bi­li­dad de­bi­li­ta­da y una ad­mi­nis­tra­ción que de­ja la im­pre­sión de que le cues­ta en­con­trar rum­bo. Es im­por­tan­te que el Go­bierno re­cu­pe­re su go­ber­na­bi­li­dad lo más pron­to po­si­ble por el bien de to­dos los co­lom­bia­nos, ya que es­te año que ini­cia se ve ve­nir lleno de gran­des desafíos: en lo eco­nó­mi­co, se­gún ana­lis­tas, no hay bue­nas se­ña­les pa­ra el cre­ci­mien­to, y per­sis­te una ba­ja con­fian­za de los con­su­mi­do­res y los in­ver­sio­nis­tas que con­lle­va­rá a la pér­di­da de pues­tos de tra­ba­jo, tan es­ca­sos en el país.

Tam­bién hay gran­des desafíos en la agen­da in­ter­na­cio­nal. El con­flic­to de Ve­ne­zue­la es ca­da vez más preo­cu­pan­te, y aun­que ya es un te­ma de se­gu­ri­dad re­gio­nal, pa­ra Co­lom­bia es muy sen­si­ble —y es un ries­go in­mi­nen­te— don­de des­afor­tu­na­da­men­te hay que es­tar pre­pa­ra­dos por la com­ple­ji­dad en que vi­ve esa na­ción her­ma­na. Co­mo si es­to fue­ra po­co, las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les con Es­ta­dos Uni­dos es­tán de­pen­dien­do de la lu­cha con­tra el nar­co­trá­fi­co, cu­ya au­da­cia lle­ga a lí­mi­tes que na­die se ima­gi­na, co­mo lo vi­mos la se­ma­na pa­sa­da cuan­do a uno de los gran­des ca­pos del clan del Gol­fo —uno de sus hom­bres más pe­li­gro­sos—, lo en­con­tra­ron vi­vien­do en el mis­mo edi­fi­cio del al­cal­de de Me­de­llín.

En el te­ma de se­gu­ri­dad in­ter­na hay un in­men­so desafío: el cri­men ur­bano. Los atra­cos y hur­tos cam­pean en las ciu­da­des, y la lu­cha por la pro­pie­dad de la tie­rra nos es­tre­me­ce to­dos los días por los ase­si­na­tos im­pu­nes a los lí­de­res so­cia­les. A es­tos desafíos se unen gran­des de­man­das en el cam­po de la sa­lud, la edu­ca­ción y la lu­cha con­tra la co­rrup­ción, que nun­ca sa­len de la agen­da po­lí­ti­ca.

Pre­si­den­te Iván, le de­seo un muy buen año. Sé que no pue­de sa­tis­fa­cer a to­dos, ni ha­cer­lo to­do en su pe­río­do de cua­tro años. Pe­ro es un an­he­lo de los co­lom­bia­nos lo­grar un óp­ti­mo país, pa­ra ha­cer de Co­lom­bia un me­jor lu­gar pa­ra vi­vir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.