Iván Du­que y Car­los Alon­so

El Pais de Cali - - Activos - PON­CHO REN­TE­RÍA

Mi re­ga­lo por ‘Día del pa­dre’: que no es­cri­bo so­bre ‘San­trich,’ esa co­me­dia me can­só y el par­ti­do Farc y mu­chos de iz­quier­da y ul­tra-iz­quier­da di­cen que es un mon­ta­je. ¿Ustedes, ma­li­cio­sos e in­te­li­gen­tes, creen que eso fue mon­ta­je? Yo no, los ‘bru­jos del pe­rio­dis­mo,’ que to­do lo ol­fa­tean y sa­ben es­cul­car, lo han da­do por le­gí­ti­mo di­cien­do: ”’San­trich’ fue un gil, un ilu­so al co­mer­le cuen­to a un DEA me­xi­cano, una tor­pe­za tra­jo pro­ble­mo­nes al par­ti­do Farc y a la JEP”. En cam­bio, leí una de­nun­cia de Vicky Dá­vi­la, en re­vis­ta Se­ma­na: que un mi­llón de dó­la­res le re­ga­ló la me­xi­ca­na cons­truc­to­ra Ce­mex a la cam­pa­ña del ple­bis­ci­to que ja­lo­na­ron Roy Ba­rre­ra, Cris­to, ‘Ti­mo­chen­ko,’ etc. La de­mo­cra­cia co­lom­bia­na, tan ra­quí­ti­ca y tram­po­sa, bus­có a Ode­brecht y Ce­mex, los bus­ca­ron unos ‘lo­bis­tas VIP’ a pe­dir­les mi­llo­na­das que lue­go pa­ga­ron ustedes en im­pues­tos pe­ro al tri­ple. ”Un ne­go­cio chi­rria­dí­si­mo, ala”. Pun­to.

Tran­qui­los, no voy a ‘San­trich,’ voy al ex­par­la­men­ta­rio Car­los Alon­so Lu­cio por­que él re­ci­bi­rá mañana en Pa­rís, en la Em­ba­ja­da, al pre­si­den­te Iván Du­que. Lo hará co­mo con­sor­te–es­po­so de nues­tra em­ba­ja­do­ra Vi­vian Morales. A ca­ra­xos, de jo­ven fue ul­tra­iz­quier­dis­ta, lue­go lí­nea li­be­ral, lue­go crí­ti­co del po­der inep­to-de­rro­chón y hoy pi­sa du­ro en Pa­rís. Ale­lu­ya, el Pa­rís que de jó­ve­nes go­za­mos por­que era so­cia­lis­ta, li­ber­ta­rio y fra­ter­nal. Car­los Alon­so so­ñó de jo­ven un Pa­rís (ter­tu­lia­ba en el Ca­fé Los Tur­cos con sus ‘mom­pas’) y hoy lo vi­ve con cho­fer en un Mer­ce­des-Benz ne­gro: al­muer­za en el Ritz, vi­si­ta el ca­fé Le Flo­re don­de el fi­ló­so­fo Sar­tre y su Si­mo­na-com­pa­ñe­ra to­ma­ban Mar­ti­ni y fu­ma­ban ha­chís a nom­bre de la fu­tu­ra Re­vo­lu­ción. Pun­to.

Iro­nías de la vi­da, Car­los Alon­so co­mo iz­quier­dis­ta mar­chó en Pa­rís con­tra pre­si­den­tes de Co­lom­bia por ‘reac­cio­na­rios-fas­cis­tas.’ Y hoy con su Vi­vian es­po­sa-em­ba­ja­do­ra to­man Cam­pa­ri con el pre­si­den­te Du­que, ele­gi­do con diez y medio millones de vo­tos. Oh la-la, Pa­rís, el Cen­tro Pom­pi­dou, Ives Mon­tand, Si­mon Sig­no­ret, Edith Piaf, los Cam­pos Elí­seos. Hoy Vi­vian Morales y Car­los Alon­so ejer­cen muy bien su em­ba­ja­da, son apli­ca­dí­si­mos, años atrás la ejer­cie­ron dos ca­le­ños, Fe­de­ri­co Ren­gi­fo y Adolfo Car­va­jal.

Iván Du­que go­zó los go­les de Co­lom­bia so­bre Mes­si & Cia. Y hoy ve­rá, vía te­le­vi­sión, 5 go­les nues­tros al equi­po Ca­ta­rí. Mañana es­ta­rá en Pa­rís, lo espera una mar­cha fu­rio­sa iz­quier­dis­ta-Farc con cha­vis­tas pa­ra gri­tar­le “Fas­cis­ta”. ¿Lo se­rá? Ummmm, opi­nen ustedes. To­do pre­si­den­te co­lom­biano en Eu­ro­pa re­ci­be in­sul­tos de ellos, los bra­vos ‘li­ber­ta­rios an­ti­fas­cis­tas he­roi­cos e idea­lis­tas.’ Por eso el vie­jo He­ming­way de­cía que “Pa­rís era una fies­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.