Trein­ta años de la caí­da del Mu­ro

Hoy, ha­ce tres dé­ca­das, tras 28 años de di­vi­dir una ciu­dad y una na­ción, ca­yó el Mu­ro de Ber­lín. Aquí, al­gu­nos mo­men­tos cla­ve de una edi­fi­ca­ción que se con­vir­tió en sím­bo­lo de la historia mo­der­na.

El Pais de Cali - - Portada - POR CA­RO­LI­NA JOJOA, RE­POR­TE­RA DE EL PAÍS

El 9 de no­viem­bre de 1989, hoy ha­ce 30 años, mi­les de per­so­nas de­rri­ba­ron el Mu­ro de Ber­lín, una cons­truc­ción de 155 ki­ló­me­tros de ex­ten­sión que di­vi­dió en dos a la ca­pi­tal ale­ma­na por 28 años. Su caí­da sig­ni­fi­có el fin de la Gue­rra Fría y de la fa­mo­sa Cor­ti­na de Hie­rro que se­pa­ró a Eu­ro­pa du­ran­te dé­ca­das.

1

Un día co­mo hoy, ha­ce 30 años, mi­les de per­so­nas de­rri­ba­ron el Mu­ro de Ber­lín, una cons­truc­ción de 155 ki­ló­me­tros de ex­ten­sión, que di­vi­dió en dos ciu­da­des a la ca­pi­tal ale­ma­na a lo lar­go de 28 años.

2

Tie­ne sus an­te­ce­den­tes en el fin de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, cuan­do en 1945 las cua­tro na­cio­nes vic­to­rio­sas (Fran­cia, Gran Bre­ta­ña, EE. UU. y la Unión So­vié­ti­ca) se re­par­tie­ron el te­rri­to­rio ale­mán y su ca­pi­tal (Ber­lín).

3

Aun­que Ber­lín que­dó en el cen­tro del te­rri­to­rio so­vié­ti­co, las cua­tro po­ten­cias ad­mi­nis­tra­ban su pro­pio sec­tor: Fran­cia, Gran Bre­ta­ña y EE .UU. eran un blo­que ca­pi­ta­lis­ta en el Oes­te, y la Unión So­vié­ti­ca, en el Es­te, era el co­mu­nis­ta.

4

Pe­ro lo que era un mu­ro ideo­ló­gi­co has­ta 1961, se ma­te­ria­li­zó el 13 de agos­to en un in­ten­to de las au­to­ri­da­des co­mu­nis­tas por evi­tar que su po­bla­ción (del Es­te) hu­ye­ra al Oes­te en bus­ca de me­jo­res opor­tu­ni­da­des.

5

En­ton­ces la Ale­ma­nia co­mu­nis­ta se en­con­tra­ba al bor­de del co­lap­so. Más de 2,5 mi­llo­nes de per­so­nas ha­bían emi­gra­do, la ma­yo­ría eran jó­ve­nes pro­fe­sio­na­les es­pe­cia­li­za­dos: mé­di­cos, pro­fe­so­res, in­ge­nie­ros.

6

La cons­truc­ción del Mu­ro sur­gió co­mo una so­lu­ción mo­ti­va­da por el lí­der co­mu­nis­ta Walter Ul­bricht, quien con­si­guió el per­mi­so de Mos­cú, aun­que ne­gó (min­tió) pú­bli­ca­men­te su in­ten­ción el 15 de ju­nio de ese año.

7

En las pri­me­ras ho­ras del 13 de agos­to de 1961, el ejér­ci­to co­mu­nis­ta se to­mó las ca­lles de Ber­lín Es­te para le­van­tar el Mu­ro pro­vi­sio­nal en una no­che, ro­dean­do com­ple­ta­men­te a ca­si 2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes de Ber­lín Oes­te.

8

En los días si­guien­tes, obre­ros de cons­truc­ción del Es­te sus­ti­tu­ye­ron, ba­jo la es­tric­ta vi­gi­lan­cia de los guar­dias fron­te­ri­zos, los ro­llos de alam­bre con pa­ne­les de hor­mi­gón y pie­dras. Ca­lles, pla­zas y ca­sas que­da­ron di­vi­di­das.

9

Quie­nes vi­vían en el Oes­te no pu­die­ron vol­ver. Uno de los ca­sos más con­mo­ve­do­res fue el de una jo­ven ma­dre que de­jó a su hi­jo al cui­da­do de fa­mi­lia­res para sa­lir con unas ami­gas. Es­pe­ró 28 años para abra­zar­lo de nue­vo.

10

En po­cas se­ma­nas una es­truc­tu­ra más ela­bo­ra­da se abrió pa­so: un Mu­ro de ca­si 3,5 me­tros con alam­bres de púa y obs­tácu­los y una va­lla tra­se­ra. En­tre am­bos, es­ta­ba la ‘Fran­ja de la muer­te’, un área des­pe­ja­da para dis­pa­rar.

11

Has­ta su caí­da no de­jó de re­for­zar­se. En su úl­ti­ma ver­sión, me­día 3,6 me­tros y es­ta­ba res­guar­da­do por 302 to­rres de vi­gi­lan­cia, 11.500 sol­da­dos, una va­lla me­tá­li­ca, una cer­ca de púas, 3000 pe­rros y 55.000 mi­nas.

12

El 15 de agos­to de 1961 el sol­da­do Con­rad Schu­mann

se con­vir­tió en el pri­mer de­ser­tor del Es­te. Su ima­gen sal­tan­do so­bre el alam­bra­do es hoy un sím­bo­lo he­cho es­cul­tu­ra en la Ave­ni­da Brun­nens­traße 47 10115 de Ber­lín.

13

Para evi­tar in­ten­tos de es­ca­pe, el Mu­ro fue re­for­za­do

con re­ji­llas me­tá­li­cas y bún­ke­res. Ce­rra­ron par­ques, puen­tes, ca­sas y te­ja­dos. Mu­chos sol­da­dos que ba­ja­ron a las al­can­ta­ri­llas a ins­ta­lar ba­rre­ras des­apa­re­cie­ron.

14

Con el pa­so de los años unas 600 per­so­nas mu­rie­ron en el in­ten­to de huir por dis­pa­ros de la guar­dia fron­te­ri­za, ac­ci­den­tes o aho­ga­mien­to. Al tiem­po, al­gu­nos sol­da­dos y po­li­cías fa­lle­cie­ron por sui­ci­dio o ac­ci­den­tes con ar­mas.

15

Aun­que cru­zar el Mu­ro no era del to­do im­po­si­ble, mien­tras exis­tió, más de 5000 ber­li­ne­ses con­si­guie­ron huir con di­fe­ren­tes es­tra­te­gias: a tra­vés de tú­ne­les, es­con­di­dos en au­tos o ma­le­tas y has­ta en glo­bos im­pro­vi­sa­dos.

16

Ida Siek­mann, una mu­jer de 58 años, fue la pri­me­ra per­so­na en mo­rir al in­ten­tar es­ca­par de Ber­lín Es­te. Vi­vía en un cuar­to pi­so en la zo­na fron­te­ri­za y el 23 de agos­to de 1961 sal­tó por la ven­ta­na con in­ten­ción de lle­gar al otro la­do.

17

El sas­tre Gün­ter Lit­fin, de 24 años, fue la pri­me­ra per­so­na en ser baleada por la guar­dia fron­te­ri­za en un in­ten­to de cru­zar na­dan­do ha­cia Ber­lín Oes­te, el 24 de agos­to, des­de Hum­boldt­ha­fen, en el río Spree.

18

La úl­ti­ma víc­ti­ma mor­tal del Mu­ro de Ber­lín fue Win­fried Freu­den­berg, de 32 años. Mu­rió al caer de un glo­bo de gas im­pro­vi­sa­do a gran al­tu­ra so­bre Ber­lín, el 8 de mar­zo de 1989, año en el que se lo­gró la caí­da del Mu­ro.

19

Du­ran­te los 28 años que el Mu­ro es­tu­vo le­van­ta­do exis­tie­ron ocho pun­tos de con­trol por los cua­les di­plo­má­ti­cos con vi­sa­do es­pe­cial po­dían pa­sar de un la­do a otro. Uno de los más co­no­ci­dos es el ‘Check­point Char­lie’.

20

Pos­te­rior­men­te se su­po que las au­to­ri­da­des so­vié­ti­cas de­ja­ron al­gu­nas sec­cio­nes del Mu­ro in­ten­cio­nal­men­te dé­bi­les para que los tan­ques de Ale­ma­nia del Es­te pu­die­ran atra­ve­sar­lo en ca­so de que se desatara una gue­rra.

21

Por la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca Ale­ma­na, RDA, que ocu­pa­ba el orien­te del país, fue de­no­mi­na­do co­mo el Mu­ro de Pro­tec­ción An­ti­fas­cis­ta. Sin em­bar­go, la opi­nión pú­bli­ca oc­ci­den­tal de Ale­ma­nia lo co­no­cía co­mo el ‘Mu­ro de la ver­güen­za’.

22

La caí­da sim­bó­li­ca del Mu­ro de Ber­lín co­men­zó con la cri­sis de la Unión So­vié­ti­ca, que la obli­gó a cor­tar la ayu­da eco­nó­mi­ca que ha­bía da­do du­ran­te dé­ca­das a to­dos los paí­ses co­mu­nis­tas, in­clui­da la Ale­ma­nia Orien­tal (RDA).

23

Fi­nal­men­te, su caí­da fí­si­ca es­tu­vo mo­ti­va­da por la aper­tu­ra de fron­te­ras en­tre Aus­tria y Hun­gría, en ma­yo de 1989, ya que ca­da vez más ale­ma­nes via­ja­ban a Hun­gría para pe­dir asi­lo en las dis­tin­tas em­ba­ja­das.

24

Enor­mes ma­ni­fes­ta­cio­nes lle­va­ron a que el 9 de no­viem­bre de 1989 el Go­bierno de la RDA afir­ma­ra que el pa­so ha­cia el Oes­te es­ta­ba per­mi­ti­do. Ese mis­mo día, mi­les de per­so­nas se agol­pa­ron en los pun­tos de con­trol para po­der cru­zar.

25

Se pro­du­jo un éxo­do ma­si­vo que na­die pu­do de­te­ner. El 10 de no­viem­bre se abrie­ron las pri­me­ras bre­chas en el Mu­ro y co­men­zó la cuen­ta atrás para el fi­nal de sus días. Fa­mi­lias y ami­gos pu­die­ron vol­ver a ver­se des­pués de 28 años.

26

Has­ta la fe­cha, en di­fe­ren­tes par­tes de la ciu­dad se pue­den en­con­trar res­tos del Mu­ro de Ber­lín. La par­te más im­por­tan­te se ha man­te­ni­do en pie en la zo­na co­no­ci­da co­mo East Si­de Ga­llery. Allí se pue­den re­co­rrer 1,3 ki­ló­me­tros.

27

El 14 de agos­to de 2018 un miem­bro del Con­se­jo de Ber­lín anun­ció que se des­cu­brió una sec­ción des­co­no­ci­da del Mu­ro en una zo­na re­si­den­cial de la ciu­dad. Ha­bía es­ta­do cu­bier­ta por ar­bus­tos y per­ma­ne­ci­do ocul­ta to­do ese tiem­po.

28

La fran­ja de te­rreno so­bre la que se le­van­ta­ba el Mu­ro de Ber­lín se ha con­ver­ti­do en una ru­ta para bi­ci­cle­tas en la que se en­cuen­tran hue­llas de la trans­for­ma­ción vi­vi­da por la ca­pi­tal ale­ma­na y tes­ti­mo­nios de lo ocu­rri­do.

29

Va­rios seg­men­tos han si­do in­ter­ve­ni­dos ar­tís­ti­ca­men­te. El más co­no­ci­do re­tra­ta el be­so que se die­ron los lí­de­res Erich Ho­nec­ker (Ale­ma­nia Orien­tal) y Leó­ni­das Brez­nev (Unión So­vié­ti­ca) du­ran­te el 30 aniver­sa­rio de la RDA en 1979.

30

Hoy, en to­da la ca­pi­tal ale­ma­na, pe­ro es­pe­cial­men­te en sie­te pun­tos de in­te­rés his­tó­ri­co, se desa­rro­lla­rán múl­ti­ples pro­gra­mas, ac­tos y fies­tas en con­me­mo­ra­ción a la má­gi­ca no­che del 9 de no­viem­bre de 1989.

En la ac­tua­li­dad, una lí­nea de la­dri­llos si­gue el an­ti­guo tra­za­do del Mu­ro que re­co­rre la ciu­dad de Ber­lín.

Ciudadanos del Es­te de Ber­lín ca­mi­nan a tra­vés uno de los pa­sa­jes que la Po­li­cía fron­te­ri­za de­rrum­bó.

Ber­li­ne­ses de la Ale­ma­nia Oes­te ayu­dan a sus con­ciu­da­da­nos del Es­te a tre­par el Mu­ro el 9 de no­viem­bre de 1989.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.