Alis­tan re­gu­la­ción de pa­ti­ne­tas

Ad­mi­nis­tra­ción alis­ta pau­tas de uso. Ex­per­tos ad­vier­ten in­con­ve­nien­tes.

El Pais de Cali - - Portada -

Es­te mes es­ta­ría lis­ta la re­gu­la­ción del uso de las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas en Cali. Así lo con­fir­mó la Al­cal­día, que ya con­ta­ría con in­for­ma­ción su­mi­nis­tra­da por las em­pre­sas de­di­ca­das al ne­go­cio. Po­lé­mi­ca.

Lue­go que Bo­go­tá re­gu­la­ra el uso de los mo­no­pa­ti­nes eléc­tri­cos, con el áni­mo de ge­ne­rar in­gre­sos por el uso del es­pa­cio pú­bli­co, la ca­pi­tal del Va­lle em­pe­zó a dar pa­sos para re­gla­men­tar es­te mer­ca­do que ca­da vez es más em­plea­do por los ca­le­ños.

Se­gún la Al­cal­día de Cali, en el trans­cur­so de es­te mes se es­ta­ría re­gla­men­tan­do el uso de las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas en la ciu­dad. Es­to, una vez fi­na­li­ce el plan pi­lo­to con Grin Co­lom­bia S.A.S., empresa de ori­gen me­xi­cano que ofre­ce ac­tual­men­te un pro­me­dio de 600 pa­ti­ne­tas, las cua­les es­tán ubi­ca­das, prin­ci­pal­men­te, en in­me­dia­cio­nes a las ins­ti­tu­cio­nes uni­ver­si­ta­rias, es­pe­cial­men­te en el Sur.

“Aun­que no hay in­for­ma­ción con­cre­ta so­bre el te­ma, con­si­de­ra­mos que la re­gu­la­ción en Cali se va a adap­tar acor­de a las con­di­cio­nes del mer­ca­do”, in­di­có Ma­ría Vi­lla­te, vocera de Grin Co­lom­bia S.A.S.

No obs­tan­te, Vi­lla­te se­ña­ló que “des­de ha­ce cer­ca de seis me­ses en­tre­ga­mos a la Al­cal­día la in­for­ma­ción de có­mo es la ope­ra­ción de nues­tras pa­ti­ne­tas, có­mo se ha­ce el des­plie­gue en la ciu­dad y có­mo va cre­cien­do el mer­ca­do con­for­me a las ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción, re­cor­dan­do que es­te es un mer­ca­do muy di­ná­mi­co pe­ro, a pe­sar de los anun­cios, es in­cier­to sa­ber cuán­do se­rá re­gu­la­do el ser­vi­cio en esa ciu­dad”, agre­gó Vi­lla­te.

En es­te pun­to va­le la pe­na recordar que en mar­zo de es­te año a la ciu­dad tam­bién in­gre­sa­ron 1000 pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas de la empresa es­ta­dou­ni­den­se Li­me Net­work. Sin em­bar­go, los vehícu­los de es­ta empresa ya no rue­dan por las vías de Cali; de he­cho, fue­ron re­co­gi­dos el pa­sa­do 15 de oc­tu­bre, cuan­do fi­na­li­zó el plan pi­lo­to que les co­bi­ja­ba.

Por su par­te, el pre­si­den­te del Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal, Fer­nan­do Ta­ma­yo, ase­gu­ró que las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas real­men­te no tie­nen so­por­te le­gal para tran­si­tar en Cali.

“Aquí hay va­rios pun­tos que son bá­si­cos: Pri­me­ro, es­to es un ne­go­cio de un par­ti­cu­lar que es­tá uti­li­zan­do los es­pa­cios pú­bli­cos del Mu­ni­ci­pio a cam­bio de na­da; y se­gun­do, des­co­no­cer es­ta di­ná­mi­ca de mo­vi­li­dad, me­dian­te la cual se po­dría re­co­ger di­ne­ro para me­jo­rar el sis­te­ma de trans­por­te ma­si­vo, es una fal­ta de con­cien­cia con las ne­ce­si­da­des pre­su­pues­ta­les que tie­ne la ciu­dad”, agre­gó Ta­ma­yo.

Del mis­mo mo­do, Ja­neth Mos­que­ra, ex­per­ta en mo­vi­li­dad de la Es­cue­la de Sa­lud Pú­bli­ca de la Uni­ver­si­dad del Va­lle y coor­di­na­do­ra del Ob­ser­va­to­rio del Ci­clis­ta y el Pea­tón, ase­gu­ró que “es­te ne­go­cio que apa­re­ció de la no­che a la ma­ña­na en Cali nun­ca fue so­cia­li­za­do; es más, no es­tá in­clui­do en el Plan In­te­gral de Mo­vi­li­dad Ur­ba­na (Pi­mu)”.

Ade­más, “es­te no pue­de con­si­de­rar­se co­mo un me­dio de trans­por­te, sino co­mo un me­dio re­crea­ti­vo que de­be es­tar su­je­to a cier­tas res­tric­cio­nes; por ejem­plo, a que cir­cu­le de ma­ne­ra ex­clu­si­va por de­ter­mi­na­das zo­nas tu­rís­ti­cas de la ciu­dad”, di­jo Mos­que­ra.

La ana­lis­ta en asun­tos de mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble en­fa­ti­zó que “hay que re­vi­sar que Cali no cuen­ta con vías ade­cua­das para que cien­tos de pa­ti­ne­tas con mo­tor se mue­van, sin con­trol, por es­pa­cios que con tan­to es­fuer­zo se han con­se­gui­do para el ser­vi­cio de ci­clis­tas y pea­to­nes”.

Así fun­cio­na el sis­te­ma en otros paí­ses del mun­do

Ciu­dad de Mé­xi­co, con­si­de­ra­da una de las ur­bes la­ti­noa­me­ri­ca­nas con más pro­ble­mas de mo­vi­li­dad, es una de las ciu­da­des pioneras en el uso de las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas, lla­ma­das tam­bién ‘pa­ti­ne­tas del dia­blo’.

Noé Gon­zá­lez, re­si­den­te en la ca­pi­tal me­xi­ca­na, es un usua­rio in­ter­mi­ten­te de es­te sis­te­ma de trans­por­te que en los dos úl­ti­mos años se ha ex­ten­di­do por di­ver­sos paí­ses de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa.

“Cuan­do se pien­sa en economía de tiem­po es­ta es una bue­na op­ción, pe­ro cuan­do se mi­ra el cos­to las co­sas cam­bian. Por ejem­plo, de mi ca­sa al tra­ba­jo me co­bran ca­si igual a un re­co­rri­do en ta­xi, y si ana­li­zo, el ta­xi me ofre­ce más se­gu­ri­dad que una pa­ti­ne­ta; por es­te mo­ti­vo mu­chas per­so­nas he­mos de­ja­do de em­plear es­te vehícu­lo con tan­ta fre­cuen­cia”, ad­vir­tió Gon­zá­lez.

Sin em­bar­go, otras ex­pe­rien­cias que han te­ni­do lu­gar en me­tró­po­lis co­mo

Pa­rís, en la que se cal­cu­la cir­cu­lan ac­tual­men­te más de

15.000 de es­tos vehícu­los, la re­gu­la­ción del sis­te­ma de las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas ha ge­ne­ra­do bue­na re­cep­ti­vi­dad.

Fran­cia pro­mue­ve la cultura ciu­da­da­na y el uso de es­te sis­te­ma, en tra­yec­tos cor­tos, ba­jo im­por­tan­tes me­di­das de con­trol por par­te de las em­pre­sas y el Es­ta­do.

En el ca­so de Li­ma, Pe­rú, las pa­ti­ne­tas, lla­ma­das tam­bién ‘scoo­ters eléc­tri­cos’, fue­ron re­gu­la­dos en abril de es­te año. Asi­mis­mo, fue­ron de­no­mi­na­das co­mo un vehícu­lo de mo­vi­li­dad per­so­nal, lo que ha fa­ci­li­ta­do la cir­cu­la­ción de los usua­rios en dis­tin­tos lu­ga­res de Pe­rú.

De es­ta for­ma, to­man­do las ex­pe­rien­cias lo­ca­les y ex­tran­je­ras, Fran­cis­ney Vera, ma­gís­ter en Ad­mi­nis­tra­ción y do­cen­te uni­ver­si­ta­ria, re­cor­dó que “ac­tual­men­te to­das las em­pre­sas emer­gen­tes que pres­tan ser­vi­cios en­fo­ca­dos en la pro­tec­ción del me­dio am­bien­te se con­vier­ten en una gran opor­tu­ni­dad de ne­go­cio, tal y co­mo ocu­rre con las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas, que se­gu­ra­men­te, da­rán mu­cho de qué ha­blar”.

Los usua­rios de las pa­ti­ne­tas eléc­tri­cas en Bo­go­tá aún no asu­men so­bre­cos­tos en el ser­vi­cio. Sin em­bar­go, las em­pre­sas re­vi­san la via­bi­li­dad de au­men­tar pre­cios.

Fo­to: Os­wal­do Páez / El País

Grin Co­lom­bia S.A.S. tra­ba­ja ac­tual­men­te en una es­tra­te­gia de in­cen­ti­vos que bus­ca pro­mo­ver, con ma­yor efec­ti­vi­dad, el uso ade­cua­do de las pa­ti­ne­tas.

$1500 cuesta des­blo­quear una pa­ti­ne­ta eléc­tri­ca; por ca­da mi­nu­to de uti­li­za­ción, el usua­rio de­be pa­gar $300 adi­cio­na­les. En Cali se efec­túa el plan pi­lo­to ‘Wa­llet Grin’, una bi­lle­te­ra elec­tró­ni­ca que per­mi­te ac­ce­der al ser­vi­cio re­car­gan­do en efec­ti­vo, en 20 pun­tos au­to­ri­za­dos de la ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.