No hay bo­le­tas pa­ra tan­to hin­cha

La Bo­le­te­ria pa­ra Ame­ri­ca - Ju­nior se pu­so en ven­ta ayer en po­co tiem­po se es­fu­mo, an­te el ma­les­tar de los hin­chas que no al­can­za­ron una.

El Pais de Cali - - Portada -

Fo­to: Raúl Pa­la­cios / El País

En me­nos de dos ho­ras fue­ron ven­di­das las bo­le­tas pa­ra la fi­nal en­tre Amé­ri­ca y Ju­nior el sá­ba­do en el Pas­cual Gue­rre­ro, lo que desató el enojo de mu­chos afi­cio­na­dos que se que­da­ron sin en­tra­das, ar­gu­men­tan­do que gran par­te de ellas es­tá en ma­nos de los re­ven­de­do­res. Tu­vo que in­ter­ve­nir la Po­li­cía.

La fi­la en la ca­se­ta La Ma­ría, el tra­di­cio­nal pun­to de ven­ta de bo­le­tas pa­ra los par­ti­dos del Amé­ri­ca, co­men­zó des­de el mis­mo do­min­go en la no­che, des­pués del em­pa­te de los ro­jos an­te el Ju­nior en Ba­rran­qui­lla, en la ida de la gran fi­nal de la Li­ga.

Mu­chos hin­chas de­ci­die­ron 'mon­tar' guar­dia y pa­sar la fría no­che ca­le­ña ahí, al pie de la ta­qui­lla, pa­ra es­pe­rar el an­he­la­do lu­nes, día en que se po­nían en ven­ta las en­tra­das pa­ra el due­lo del sá­ba­do que co­ro­na­rá al cam­peón del se­gun­do se­mes­tre.

“Aquí es­ta­mos... que to­do sea por la 'Me­cha'”, di­jo uno de los afi­cio­na­dos que des­de el do­min­go to­mó un pri­vi­le­gia­do si­tio en la ca­se­ta.

Du­ran­te la no­che em­pe­za­ron a lle­gar más hin­chas ro­jos, mu­chos de ellos 'con­tra­ta­dos' pa­ra cui­dar el pues­to a cambio de 20 mil pe­sos, y otros con la in­ten­ción de ad­qui­rir la can­ti­dad per­mi­ti­da pa­ra ir en fa­mi­lia al Pas­cual Gue­rre­ro.

El lu­nes en la ma­ña­na ya ha­bía 'ta­qui­lla ale­gre' en el ex­pen­dio ofi­cial. Es­ta­ban los que ha­cían la fi­la des­de el do­min­go, tam­bién los que pre­ten­dían dár­se­las de vi­vos pa­ra me­ter­se en al­gún hue­qui­to, y además la nu­be de re­ven­de­do­res que inex­pli­ca­ble­men­te, y sin ha­cer fi­la, ya ofre­cían las de orien­tal, nor­te y sur.

No tu­vo que pa­sar mu­cho tiem­po pa­ra que co­rrie­ra la voz de que ya no ha­bía bo­le­tas.

El anun­cio exas­pe­ró los áni­mos de los afi­cio­na­dos y por esa si­tua­ción tu­vo que lle­gar de in­me­dia­to la Po­li­cía.

“No es po­si­ble que yo es­té de sex­to en la fi­la, y cuan­do lle­go a la ven­ta­ni­lla, me di­cen que la bo­le­te­ría ya se ha­bía ven­di­do. Se las die­ron a los re­ven­de­do­res... es­to es un ne­go­cio”, di­jo uno de los afi­cio­na­dos que pro­tes­tó du­ran­te to­da la ma­ña­na.

Co­mo él, mu­chos otros mos­tra­ron su in­con­for­mi­dad ya que les pa­re­cía ex­tra­ño que en me­nos de dos ho­ras se hu­bie­ran ago­ta­do cer­ca de 10 mil ti­que­tes de in­gre­so.

La si­tua­ción se vol­vió más di­fí­cil cuan­do uno de los re­ven­de­do­res que se mo­vía con su­fi­cien­cia muy cer­ca de la lar­guí­si­ma fi­la anun­ció que te­nía bo­le­tas pa­ra las tri­bu­nas po­pu­la­res.

Co­mo res­pues­ta mu­chos afi­cio­na­dos lo agre­die­ron y lo des­po­ja­ron de las bo­le­tas, pre­sen­tán­do­se un mo­men­to ten­so que por ins­tan­tes des­bor­dó las in­ten­cio­nes de la Po­li­cía de ga­ran­ti­zar el or­den.

Des­ma­nes en otros la­dos

En los pun­tos de ven­ta en Hol­gui­nes, Uni­cen­tro, Pal­met­to, Cos­mo­cen­tro, Cen­tro Co­mer­cial Úni­co y Río Ca­li, en­tre otros, tam­bién se pre­sen­ta­ron mo­men­tos ten­sos, te­nien­do que in­ter­ve­nir el Es­mad.

“No se jue­gaaaa... con la en­tra­da no se jue­gaaaa”, fue el cán­ti­co que en­to­na­ron cien­tos de hin­chas en Hol­gui­nes, el cen­tro co­mer­cial don­de jus­ta­men­te es­tán las ofi­ci­nas del Amé­ri­ca.

En Uni­cen­tro la fi­la era bas­tan­te ex­ten­sa, lle­gan­do in­clu­so has­ta la zo­na del par­quea­de­ro, pe­ro al ver que no avan­za­ba, mu­chos hin­chas co­men­za­ron a de­ses­pe­rar­se y a pro­tes­tar por el des­or­den a la ho­ra de ven­der las bo­le­tas.

Te­nien­do en cuen­ta que la si­tua­ción ya se tor­na­ba co­mo un pro­ble­ma de or­den público en mu­chos pun­tos de ven­ta, Amé­ri­ca ex­pi­dió rá­pi­do un co­mu­ni­ca­do en el que anun­cia­ba que la bo­le­te­ría se ha­bía ven­di­do en su to­ta­li­dad, además de lla­mar a la cal­ma y a la com­pren­sión.

En la ma­yo­ría de los ex­pen­dios mu­chos afi­cio­na­dos de­ci­die­ron per­ma­ne­cer en la fi­la, es­pe­ran­do el 'mi­la­gri­to', en tan­to que otros, evi­den­cian­do su ma­les­tar, pre­fi­rie­ron mar­char­se a casa o a sus si­tios de tra­ba­jo.

“No pue­de ser que es­to pa­se; yo fui a la ma­yo­ría de los par­ti­dos del Amé­ri­ca es­te año, y jus­to en el más im­por­tan­te no voy a es­tar. La bo­le­te­ría se las die­ron a los re­ven­de­do­res. Nos cas­ti­gan a los que fui­mos lea­les con el equi­po siem­pre”, se­ña­ló Fernando Mar­tí­nez, men­sa­je­ro de un re­co­no­ci­do res­tau­ran­te de la ciu­dad, y quien es­pe­ra­ba com­prar por lo me­nos tres bo­le­tas de orien­tal.

Lleno ga­ran­ti­za­do

La lo­cu­ra por el Amé­ri­ca, el due­lo de la fi­nal an­te Ju­nior y por­que la bo­le­te­ría se ven­dió de ma­ne­ra rá­pi­da, ga­ran­ti­zan lleno el sá­ba­do en el Pas­cual.

Más de 35 mil es­pec­ta­do­res, en­tre abo­na­dos, afi­cio­na­dos que com­pra­ron su bo­le­ta, además de las cor­te­sías, se aco­mo­da­rán en las gra­das del san­fer­nan­dino pa­ra ver el due­lo que co­ro­na­rá al cam­peón del se­gun­do se­mes­tre.

En­tre tan­to, las au­to­ri­da­des pre­pa­ran un es­pe­cial dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad en los al­re­de­do­res del es­ta­dio an­tes, du­ran­te y des­pués del en­cuen­tro, pa­ra pre­ve­nir cual­quier si­tua­ción que al­te­re el or­den público.

Amé­ri­ca, en­tre tan­to, es­pe­ra en lo de­por­ti­vo no de­frau­dar a los hin­chas que lo acom­pa­ña­rán en es­ta má­xi­ma ci­ta, y a los que le ha­rán fuer­za a tra­vés de la te­le­vi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.