Li­ber­tad con­di­cio­nal a San­to­fi­mio

El ex­mi­nis­tro, con­de­na­do por el asesinato de Luis Carlos Ga­lán, pa­ga­rá ocho años de su pe­na fue­ra de pri­sión.

El Pais de Cali - - Portada - Agencia EFE

En las pró­xi­mas ho­ras, el ex­mi­nis­tro Al­ber­to San­to­fi­mio de­ja­rá la cár­cel La Pi­co­ta, pa­ra ter­mi­nar de cum­plir su pe­na de 24 años bajo li­ber­tad con­di­cio­nal. Así lo de­ter­mi­nó el juz­ga­do 16 de eje­cu­ción de pe­nas, que con­si­de­ró que el po­lí­ti­co ya ha­bía re­di­mi­do más de las tres quin­tas par­tes de su con­de­na por el crimen del excandidat­o pre­si­den­cial Luis Carlos Ga­lán, ocu­rri­do en Soa­cha en 1989. La de­fen­sa del sen­ten­cia­do pre­sen­tó la pe­ti­ción ha­ce 20 días y la mis­ma fue re­suel­ta por el des­pa­cho.

Un juez con­ce­dió ayer la li­ber­tad con­di­cio­nal al ex­mi­nis­tro Al­ber­to San­to­fi­mio, de 77 años, y quien pa­ga una con­de­na de 24 años de pri­sión co­mo coau­tor del mag­ni­ci­dio del excandidat­o pre­si­den­cial Luis Carlos Ga­lán, per­pe­tra­do en 1989.

La li­ber­tad con­di­cio­nal fue otor­ga­da lue­go de que la de­fen­sa de San­to­fi­mio, que fue se­na­dor y mi­nis­tro de Jus­ti­cia, so­li­ci­ta­ra es­ta medida en los úl­ti­mos días con una acción de tu­te­la (re­cur­so de am­pa­ro) ar­gu­men­tan­do que ya cum­plió tres quin­tas par­tes de su con­de­na por el crimen de Ga­lán.

“Al­ber­to San­to­fi­mio se en­cuen­tra pri­va­do de la li­ber­tad des­de el 31 de agos­to de 2011, fe­cha en la que se hi­zo efec­ti­va la or­den de cap­tu­ra emi­ti­da por la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, es de­cir que a la fe­cha ha per­ma­ne­ci­do en cau­ti­ve­rio ocho años, sie­te me­ses y 25 días”, di­ce uno de los apar­tes del fa­llo pro­fe­ri­do el mar­tes 25 de mar­zo.

Sin em­bar­go, la medida so­lo se hará efec­ti­va cuan­do San­to­fi­mio pa­gue una cau­ción de seis sa­la­rios mí­ni­mos le­ga­les vi­gen­tes, es de­cir, una suma cer­ca­na a los 5.900.000 pe­sos, y se com­pro­me­ta a re­pa­rar a sus víc­ti­mas.

En las úl­ti­mas se­ma­nas la de­fen­sa de San­to­fi­mio tam­bién ha­bía pedido su li­ber­tad con­di­cio­nal pa­ra evi­tar que su clien­te se pu­die­ra con­ta­giar del Covid-19

en la cár­cel La Pi­co­ta, de Bogotá, donde con­si­de­ra que no hay ga­ran­tías pa­ra tra­tar la en­fer­me­dad de la que ya hay 470 casos confirmado­s en Co­lom­bia.

Al co­no­cer la li­ber­tad con­di­cio­nal, el ex­se­na­dor Juan Ma­nuel Ga­lán, hi­jo del excandidat­o ase­si­na­do, ma­ni­fes­tó que es­pe­ra que “los demás re­clu­sos en cir­cuns­tan­cias de ser mayor de 60 años, con pa­de­ci­mien­tos cró­ni­cos de sa­lud, ma­dres lac­tan­tes, en si­tua­ción de al­to ries­go de con­traer el Covid-19, co­mo él (San­to­fi­mio), pron­to sean pues­tos en li­ber­tad”.

San­to­fi­mio y la jus­ti­cia

En ma­yo del año pa­sa­do, un juez ha­bía re­vo­ca­do la de­ten­ción do­mi­ci­lia­ria y en­vió de nue­vo a la cár­cel a San­to­fi­mio, con­de­na­do por ha­ber si­do el de­ter­mi­na­dor del asesinato de Ga­lán per­pe­tra­do en agos­to de 1989 en Soa­cha, por no re­pa­rar a las víc­ti­mas del mag­ni­ci­dio.

El homicidio de Ga­lán, quien se per­fi­la­ba co­mo el más seguro su­ce­sor del en­ton­ces go­ber­nan­te Vir­gi­lio Bar­co (1986-1990), fue atri­bui­do a una alian­za del car­tel de Me­de­llín con sec­to­res po­lí­ti­cos y agen­tes es­ta­ta­les que se opo­nían a la ex­tra­di­ción.

Se­gún las in­ves­ti­ga­cio­nes, San­to­fi­mio su­gi­rió al nar­co­tra­fi­can­te Pa­blo Es­co­bar el asesinato de Ga­lán, quien ha­bía de­nun­cia­do la in­fil­tra­ción y cre­cien­te po­der de esas ma­fias en la so­cie­dad y la po­lí­ti­ca.

En enero pa­sa­do, la Jus­ti­cia Es­pe­cial pa­ra la Paz (JEP) re­cha­zó el so­me­ti­mien­to de San­to­fi­mio a su ju­ris­dic­ción al con­si­de­rar que el asesinato de Ga­lán “se pro­du­jo por ra­zo­nes de nar­co­trá­fi­co y sin nin­gu­na re­la­ción con el con­flic­to ar­ma­do”.

San­to­fi­mio pre­sen­tó en 2018 su so­li­ci­tud de aco­gi­mien­to a la JEP ar­gu­men­tan­do que los he­chos re­la­cio­na­dos con el asesinato de Ga­lán por los que fue con­de­na­do a 24 años de cár­cel te­nían re­la­ción con el con­flic­to ar­ma­do.

La li­ber­tad con­di­cio­nal le fue con­ce­di­da por el juz­ga­do 16 de eje­cu­ción de pe­nas de Bogotá, tras más de cin­co so­li­ci­tu­des del abo­ga­do de San­to­fi­mio.

El ex­mi­nis­tro fue con­de­na­do a 24 años de pri­sión por el asesinato del excandidat­o pre­si­den­cial Luis Carlos Ga­lán, ocu­rri­do en agos­to del año 1989.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.