El dra­ma de una fa­mi­lia

La hi­ja de la primera víc­ti­ma mor­tal del coronaviru­s en el Va­lle re­la­ta el dra­ma que es­tán padeciendo por la in­for­ma­ción que se ha pu­bli­ca­do en re­des so­cia­les y las fo­tos en las que ex­po­nen a su fa­mi­lia.

El Pais de Cali - - Portada - POR HU­GO MARIO CÁRDENAS LÓ­PEZ - RE­POR­TE­RO DE EL PAÍS

Shir­ley se en­te­ró de la muer­te de su ma­dre, la primera va­lle­cau­ca­na fa­lle­ci­da por coronaviru­s, por un bo­le­tín del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, su pa­dre está en es­ta­do crí­ti­co y a su fa­mi­lia la re­cha­zan por in­fec­ta­da.

ara muchos la in­for­ma­ción so­bre la muer­te de la ma­dre de Shir­ley de­be­ría ser so­lo una es­ta­dís­ti­ca: la primera persona que fa­lle­ce en el Va­lle por coronaviru­s y la se­gun­da víc­ti­ma re­por­ta­da en Co­lom­bia du­ran­te la pan­de­mia.

Pe­ro al dra­ma que vi­ve Shir­ley, quien tie­ne ade­más a su pa­dre en gra­ve es­ta­do de sa­lud por Covid-19 y a to­da su fa­mi­lia en ais­la­mien­to, cada día le sur­ge una preo­cu­pa­ción más.

Se en­te­ró del fa­lle­ci­mien­to de su ma­dre por un bo­le­tín de pren­sa del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, a su pa­dre lo han da­do por muer­to un par de oca­sio­nes en ca­de­nas de Wath­sApp, ha es­ta­do a pun­to de en­lo­que­cer­se igual número de ve­ces y aho­ra la foto de su fa­mi­lia apa­re­ce en re­des so­cia­les con el ró­tu­lo de ‘in­fec­ta­dos’.

An­te tan­ta cruel­dad y fal­ta de solidarida­d de­ci­de rom­per su si­len­cio pa­ra cues­tio­nar la ma­ne­ra co­mo las au­to­ri­da­des los han ex­pues­to y pa­ra pe­dir­le a la gente que se pon­ga en su lu­gar y no ahon­de más el su­fri­mien­to de su fa­mi­lia.

¿Por qué han que­ri­do ha­cer pú­bli­co el dra­ma que vie­nen padeciendo?

Pe­se a los atro­pe­llos que he­mos vi­vi­do, ha­bía­mos de­ci­di­do per­ma­ne­cer en si­len­cio, pe­ro tras lo ocu­rri­do ayer con la pu­bli­ca­ción de in­for­ma­ción nues­tra, de fo­tos de mi fa­mi­lia y los co­men­ta­rios de la gente, op­ta­mos por vi­si­bi­li­zar es­ta si­tua­ción por­que nos es­tán ha­cien­do de­ma­sia­do da­ño y nos es­tán ex­po­nien­do no so­lo la gente del co­mún sino las en­ti­da­des pú­bli­cas. Y no que­re­mos que es­to le pa­se a otras per­so­nas; que se ma­ne­jen los pro­to­co­los ade­cua­dos y se con­cien­ti­ce la gente del mal que le pueden ha­cer a una fa­mi­lia co­mo la nues­tra, tan gol­pea­da por to­da es­ta si­tua­ción del coronaviru­s.

¿Cuál es exac­ta­men­te la ra­zón por la que se sien­ten ex­pues­tos?

Creo que el co­mu­ni­ca­do del Mi­nis­te­rio de Sa­lud vio­la nues­tra in­ti­mi­dad por­que dan de­ma­sia­do de­ta­lle. Lue­go me lle­ga un mensaje por What­sApp de una entrevista al Al­cal­de de Yum­bo donde di­ce que ini­cial­men­te no co­no­cía el ca­so de mis padres por­que no fue­ron a una clí­ni­ca en Yum­bo y cuan­do le pre­gun­tan de dón­de eran, no da la ubi­ca­ción exac­ta, pe­ro di­ce que vi­ven en tal ba­rrio en tal uni­dad e in­me­dia­ta­men­te la uni­dad se en­lo­que­ce y em­pie­za a lla­mar a la ad­mi­nis­tra­ción. La ad­mi­nis­tra­do­ra me di­jo que ha­bía un pá­ni­co to­tal. Se vio­ló to­tal­men­te la pri­va­ci­dad nues­tra y la con­fi­den­cia­li­dad de la in­for­ma­ción.

¿Su­pie­ron los ve­ci­nos que se tra­ta­ba de us­te­des?

Mis pa­pás re­cién se ha­bían pa­sa­do a esa uni­dad, pe­ro una ve­ci­na si le di­jo a la ad­mi­nis­tra­do­ra que ha­bía vis­to sa­lir de la to­rre de mi fa­mi­lia a una se­ño­ra muy mal, que la ha­bían mon­ta­do a un ca­rro y se la ha­bían lle­va­do. Pe­ro se­gu­ra­men­te con los da­tos que en­tre­ga­ron re­la­cio­na­ron el te­ma y aho­ra hay fo­tos cir­cu­lan­do en re­des so­cia­les con miem­bros de mi fa­mi­lia.

¿Se han sen­ti­do es­tig­ma­ti­za­dos?

Te di­go to­do lo que he­mos pa­de­ci­do: he­mos sen­ti­do es­tig­ma­ti­za­ción, nos he­mos sen­ti­do bur­la­dos, agre­di­dos en nues­tra in­ti­mi­dad y te­mo por la seguridad de mi fa­mi­lia. Por­que mien­ten al de­cir que a mis padres los con­ta­gió mi her­ma­na y te ima­gi­na­rás cómo se pue­de es­tar sin­tien­do ella; se­gun­do, por­que es­tán pu­bli­can­do fo­tos de mi fa­mi­lia donde hay me­no­res y el im­pac­to que pue­da te­ner en niños de 7 años los co­men­ta­rios pueden llegar a ser muy crue­les y los pue­de afec­tar psi­co­ló­gi­ca­men­te.

¿Cómo ad­quie­re su ma­má el con­ta­gio del Covid-19?

No lo sa­be­mos por­que el co­mu­ni­ca­do del Mi­nis­te­rio de Sa­lud donde se in­for­ma del fa­lle­ci­mien­to de mi ma­dre, emi­ti­do sin ni si­quie­ra no­so­tros ha­ber­nos da­do cuen­ta de que ha­bía muer­to, da a en­ten­der que se con­ta­gió por la hi­ja que tu­vo un via­je a Cu­ba. Pe­ro ella fue al mé­di­co por ur­gen­cias y la de­vuel­ven por­que le di­cen que ella lo que tie­ne es den­gue. Si­guió con ma­les­tar, con fie­bre, con do­lor en el cuerpo y ya la aís­lan por­que creen que es Covid-19, pe­ro la prueba sa­le ne­ga­ti­va.

El bo­le­tín del Mi­nis­te­rio di­ce que su her­ma­na no aca­tó la cua­ren­te­na y que ella in­fec­ta a sus pa­pás...

Eso es fal­so. Mi her­ma­na lle­ga de Cu­ba, pa­sa por el ae­ro­puer­to ElDo­ra­do y co­mo no ve­nía de un país po­ten­cial­men­te en ries­go, no le hi­cie­ron lle­nar nin­gún for­ma­to. Ella lle­ga a Ca­li y a los po­cos días pre­sen­ta ma­les­tar, se va a la clí­ni­ca y aso­cian to­dos los sín­to­mas a un te­ma de den­gue. Ja­más le di­je­ron que se te­nía que ais­lar a pe­sar de que ella co­mo pa­cien­te cum­plió to­do el pro­to­co­lo y di­jo que ha­bía via­ja­do a Cu­ba, que es­ta­ba afec­ta­da, que te­nía sín­to­mas de gri­pa y que allá ha­bía te­ni­do con­tac­to con ex­tran­je­ros y que te­nía mie­do por eso, pe­ro la de­vol­vie­ron pa­ra la ca­sa. Es to­tal­men­te fal­so lo que di­jo el Mi­nis­te­rio de Sa­lud.

¿Qué otro con­tac­to tu­vie­ron sus padres que los pu­die­ra afec­tar?

No te pue­do de­cir exac­ta­men­te quién los con­ta­gia por­que de he­cho mi pa­pá en esa se­ma­na en que se en­fer­mó te­nía una ci­ru­gía y eso obli­gó a que ir a la clí­ni­ca, ir a un cen­tro co­mer­cial con mi ma­má a com­prar ele­men­tos re­la­cio­na­do con la ci­ru­gía y una me­di­ci­na. En­ton­ces al­gu­na persona pu­do ha­ber­los in­fec­ta­do o pu­die­ron ha­ber to­ca­do una su­per­fi­cie que es­tu­vie­ra in­fec­ta­da.

¿Cuá­les fue­ron los sín­to­mas que pre­sen­tó su ma­má?

Empezó con fie­bre y do­lor en el cuerpo y se lle­vó por primera vez a la clí­ni­ca en donde aso­cia­ron los sín­to­mas con un pro­ble­ma en los ri­ño­nes. Esa primera vez es­tu­vo ella to­do el día en la clí­ni­ca y la de­vol­vie­ron en la no­che y los me­di­ca­men­tos que le en­via­ron fue­ron un tra­ta­mien­to parar una in­fec­ción uri­na­ria. Pe­ro si­guió mal y a los dos días vuel­ve a la clí­ni­ca y ahí queda hos­pi­ta­li­za­da por­que ya está muy de­te­rio­ra­da y sus pul­mo­nes tam­bién se es­ta­ban vien­do muy afectados. Co­mo a los cua­tro o cin­co días le ha­cen la prueba de Covid-19 e in­gre­san a mi pa­pá con los mis­mos sín­to­mas.

¿De in­me­dia­to dan am­bos po­si­ti­vo pa­ra coronaviru­s?

No. Mi ma­má en­tra a cui­da­dos in­ten­si­vos y mi pa­pá queda hospitaliz­ado por un pro­ble­ma su­pues­ta­men­te re­nal que le diag­nos­ti­can. En­ton­ces él tam­po­co permanece ais­la­do y pu­do re­ci­bir vi­si­tas, pe­ro a los po­cos días mi pa­pá in­gre­sa tam­bién en cui­da­dos in­ten­si­vos y con res­pi­ra­dor ar­ti­fi­cial. Es­tan­do allí le ha­cen la prueba de Covid-19 y tam­bién sa­le po­si­ti­vo.

¿Qué les di­cen a cer­ca del tra­ta­mien­to a se­guir?

Los mé­di­cos ha­blan con no­so­tros y em­pie­za to­do el tra­ta­mien­to re­la­cio­na­do con el Covid, que es un tra­ta­mien­to, co­mo nos di­je­ron, bas­tan­te agresivo pa­ra con­tra­rres­tar el vi­rus y mi ma­dre, co­mo to­do el mun­do sa­be, fa­lle­ce el pa­sa­do domingo a causa de las afec­cio­nes que le pro­vo­có el coronaviru­s.

¿Y cómo fue el pro­to­co­lo a se­guir por el res­to de la fa­mi­lia?

Nos di­cen so­lo que te­nía­mos que ir­nos en cua­ren­te­na, usar ta­pa­bo­cas y es­tar en una ha­bi­ta­ción ais­la­da. Yo en es­te mo­men­to estoy en Bogotá y no pu­de ir a Ca­li por­que ten­go un be­bé re­cién na­ci­do y ya des­pués cuan­do se desató to­da es­ta si­tua­ción ya no se po­día via­jar. No­so­tros so­mos un nú­cleo fa­mi­liar muy pe­que­ño y ade­más les or­de­nan la cua­ren­te­na unas ve­ci­nas, una tía y una pri­ma, a quie­nes les hi­cie­ron el exa­men y es­tán a la es­pe­ra del re­sul­ta­do.

¿Cómo se en­cuen­tra su pa­pá en es­te mo­men­to?

Lo que me di­cen de mi pa­dre es que está muy de­li­ca­do de sa­lud, pe­ro que su cuerpo está lu­chan­do contra el vi­rus y pues a la es­pe­ra de que a pe­sar de lo de­li­ca­do y la ti­pi­ci­dad de to­do lo que tie­ne, pue­da sa­lir avan­te.

¿Es cier­to que en re­des co­rrie­ron el ru­mor de que ha­bía fallecido?

Un se­ñor de nom­bre Wil­son Sua­za, que di­ce que es abo­ga­do de la Uni­ver­si­dad Santiago de Ca­li y que fue can­di­da­to al Con­ce­jo es­cri­bió que mi pa­dre ha­bía fallecido y por What­sApp nos han lle­ga­do 50.000 men­sa­jes di­cien­do lo mis­mo. In­clu­si­ve, mi her­ma­na es­tan­do en la clí­ni­ca le lle­gó ese mensaje y pues te po­drás ima­gi­nar una persona tan­to tiem­po hos­pi­ta­li­za­da y que le lle­gue es­te mensaje la cri­sis en la que en­tró. Yo lla­mé asus­ta­da a la clí­ni­ca di­cien­do que por fa­vor me di­gan la ver­dad por­que no quie­ro que pa­se lo mis­mo que con mi ma­má que ha­bía fallecido y no­so­tros ni sa­bía­mos.

¿Quién de­bía in­for­mar­les an­tes de sa­lir a emi­tir un co­mu­ni­ca­do?

Yo hu­bie­ra es­pe­ra­do que por ser un te­ma na­cio­nal, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud hu­bie­ra fi­ja­do tam­bién un pro­to­co­lo pa­ra que an­tes de emi­tir ese co­mu­ni­ca­do le in­for­ma­ran a la fa­mi­lia. Lue­go por di­rec­tri­ces de la clí­ni­ca nos di­je­ron que de­bía ir una persona fí­si­ca­men­te a la uni­dad de cui­da­dos in­ten­si­vos por­que no podían dar in­for­ma­ción por te­lé­fono y al fi­nal lo­gra­mos que fue­ra un cu­ña­do, por­que tam­bién fue muy di­fí­cil por­que en es­ta épo­ca na­die quie­re sa­lir de su ca­sa y ahí le di­je­ron a mi cu­ña­do que mi ma­dre ha­bía fallecido. Pe­ro ya la no­ti­cia ha­bía sa­li­do por to­do la­do.

¿Su pa­pá se dio cuen­ta del fa­lle­ci­mien­to de su ma­dre?

Ellos es­ta­ban uno al la­do del otro en cui­da­dos in­ten­si­vos, am­bos con res­pi­ra­dor ar­ti­fi­cial y en­tien­do que en co­ma in­du­ci­do. O sea, mi pa­pá no se ha en­te­ra­do de que mi ma­má fa­lle­ció y eso pa­ra él va a ser una no­ti­cia to­tal­men­te de­vas­ta­do­ra.

¿Cómo fue la lo­gís­ti­ca pa­ra el se­pe­lio de su se­ño­ra ma­dre?

No te­nía­mos, pri­me­ro, a quién le en­tre­ga­ran el cuerpo por­que yo estoy en Bogotá y a na­die de mi fa­mi­lia se la iban a en­tre­gar por te­mas de seguridad y por ser víc­ti­ma del vi­rus. En­ton­ces nos lla­ma­ron y nos di­je­ron que le dié­ra­mos los da­tos del ser­vi­cio fu­ne­ra­rio y ellos fue­ron, la re­co­gie­ron y la en­te­rra­ron en el si­tio donde no­so­tros de­ci­di­mos, pe­ro na­die en la fa­mi­lia pu­do asis­tir al se­pe­lio.

¿Cómo tra­tan de so­bre­lle­var es­ta si­tua­ción tan com­ple­ja?

Ha si­do muy di­fí­cil pa­ra no­so­tros y muy do­lo­ro­so. Yo estoy un po­qui­to más ale­ja­da y no estoy en la cua­ren­te­na o con la preo­cu­pa­ción de que el exa­men me pue­de dar po­si­ti­vo. Pe­ro no he po­di­do de­rra­mar una lá­gri­ma por mi ma­dre, por su muer­te, por to­do es­to que ha pa­sa­do y sien­to que to­dos los días me le­van­to y es un pro­ble­ma tras otro que de­bo so­lu­cio­nar. Es es­tar pen­dien­te de los exá­me­nes a mi fa­mi­lia y por eso no he po­di­do ha­cer el due­lo por mi ma­má.

“Has­ta el mo­men­to to­dos los exá­me­nes que le han he­cho a mi her­ma­na han sa­li­do ne­ga­ti­vos pa­ra Covid-19. En­ton­ces es fal­so que ella con­ta­gia­ra a mis padres”.

Yo aho­ra estoy en cons­tan­te co­mu­ni­ca­ción con la clí­ni­ca gra­cias al pro­to­co­lo es­ta­ble­ci­do con ellos y así em­pie­za uno a ha­cer ca­so omi­so a co­men­ta­rios tan mal in­ten­cio­na­dos”.

Yo re­ci­bo re­por­tes dia­rios de la clí­ni­ca so­bre mi pa­dre y mi her­ma­na por­que a raíz de nues­tra si­tua­ción casi to­da mi fa­mi­lia está ais­la­da y no ten­go al­guien que va­ya per­so­nal­men­te a ave­ri­guar”

SHIR­LEY,

Hi­ja de víc­ti­mas de Covid-19. “No­so­tros no vol­vi­mos a ver a mi ma­má por­que in­gre­sa a cui­da­dos in­ten­si­vos, la aís­lan y el ser­vi­cio fu­ne­ra­rio lue­go la re­ci­be y en so­le­dad va y la se­pul­ta”.

En­fer­me­ros de la Uni­dad de Cui­da­dos In­ten­si­vos de la Clí­ni­ca Nue­va, atien­den a algunos pa­cien­tes sos­pe­cho­so por Covid-19 en la ciu­dad de Ca­li.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.