Evi­te que le ro­ben su di­ne­ro de for­ma vir­tual

Es­ta se­ma­na, en un ba­rrio del sur de Ca­li, fue capturado un pre­sun­to ci­ber­de­lin­cuen­te. Ex­per­tos le ex­pli­can có­mo blin­dar­se.

El Pais de Cali - - Portada -

En un alla­na­mien­to en el ba­rrio Va­lle del Li­li de Ca­li fue capturado un hom­bre que al pa­re­cer ha­bía hur­ta­do, a tra­vés de me­dios in­for­má­ti­cos, más de $500 mi­llo­nes de una cuen­ta ban­ca­ria de una Al­cal­día del Hui­la.

Es­te ci­ber­de­li­to le pue­de ocu­rrir a cual­quier per­so­na o em­pre­sa, so­bre to­do en tiem­pos de cua­ren­te­na. An­te es­to, ex­per­tos le re­co­mien­dan a la ciu­da­da­nía no abrir co­rreos des­co­no­ci­dos y no en­tre­gar da­tos per­so­na­les por men­sa­jes o lla­ma­das.

Los ci­ber­de­lin­cuen­tes han con­ver­ti­do la cri­sis del co­ro­na­vi­rus y la ne­ce­si­dad de la po­bla­ción de rea­li­zar transac­cio­nes co­mer­cia­les a tra­vés de In­ter­net, en una opor­tu­ni­dad pa­ra po­der ha­cer sus ata­ques.

En­tre los ca­sos que se han pre­sen­ta­do en es­ta épo­ca de au­men­to de de­li­tos in­for­má­ti­cos es­tá el hur­to que se eje­cu­tó a una de las cuen­tas ban­ca­rias de la Al­cal­día de Gar­zón, Hui­la.

De acuer­do con de­cla­ra­cio­nes de la Po­li­cía de ese de­par­ta­men­to, el pre­sun­to res­pon­sa­ble era un hom­bre que ope­ra­ba des­de la ciu­dad de Ca­li y que fue capturado es­ta se­ma­na en el ba­rrio Va­lle de Li­li.

“Se lo­gró iden­ti­fi­car al hom­bre, que me­dian­te ma­nio­bras in­for­má­ti­cas el pa­sa­do 15 y 16 de abril ha­bría par­ti­ci­pa­do en el hur­to de $585 mi­llo­nes de una cuen­ta ban­ca­ria de la Al­cal­día de Gar­zón”, ex­pli­có el co­man­dan­te de la Po­li­cía del Hui­la, co­ro­nel Ha­rold Mau­ri­cio Ba­rre­ra.

La Po­li­cía tam­bién agre­gó que du­ran­te el ais­la­mien­to obli­ga­to­rio, el ‘hac­ker’, jun­to a su gru­po de­lin­cuen­cial efec­tua­ron un to­tal de tres ro­bos ci­ber­né­ti­cos, co­me­ti­dos con­tra dos di­fe­ren­tes al­cal­días del de­par­ta­men­to del Hui­la.

Se­gún re­por­ta­ron, uno de los hur­tos se hi­zo des­de Me­de­llín y los otros se rea­li­za­ron en Ca­li, ciu­dad en la que ca­yó uno de los pre­sun­tos in­vo­lu­cra­dos.

En me­dio del ope­ra­ti­vo de cap­tu­ra del hom­bre en la ca­pi­tal del Va­lle fue­ron in­cau­ta­dos equi­pos elec­tró­ni­cos con los que se pre­su­me ade­lan­tó los ro­bos vir­tua­les.

“Ade­más de la cap­tu­ra se lo­gró in­cau­tar dos compu­tado­res por­tá­ti­les, un dis­co du­ro, dos me­mo­rias USB y un ce­lu­lar”, aña­dió el co­ro­nel Ba­rre­ra.

“El co­rreo elec­tró­ni­co es un me­dio de co­mu­ni­ca­ción muy uti­li­za­do, pe­ro tam­bién es uno de los más ata­ca­dos por los ‘hac­ker’”, di­jo Nazly Bo­rre­ro, ex­per­ta en in­for­má­ti­ca.

An­te es­te pa­no­ra­ma de de­li­tos in­for­má­ti­cos a raíz de la co­yun­tu­ra, la ex­per­ta en ci­ber­se­gu­ri­dad Nazly Bo­rre­ro ase­gu­ró que las com­pa­ñías pue­den ser víc­ti­mas de ci­be­ra­ta­ques de­bi­do a la vul­ne­ra­bi­li­dad de sus sis­te­mas, por eso “las per­so­nas de­ben evi­tar el in­gre­so a en­la­ces que no se co­no­cen o co­rreos ma­li­cio­sos que por lo ge­ne­ral pi­den des­car­gar do­cu­men­tos o tie­nen ad­jun­to víncu­los que en­vían de di­rec­cio­nes sos­pe­cho­sas”.

Del mis­mo mo­do, la tam­bién di­rec­to­ra de IT Ser­vi­ce and Be­ra­tung, -en­ti­dad en­car­ga­da de brin­dar ser­vi­cios de se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca-, ex­pli­có que es bueno que los usua­rios au­ten­ti­quen la in­for­ma­ción de sus transac­cio­nes más de dos ve­ces.

Ade­más, la co­nec­ti­vi­dad a re­des abier­tas fue un te­ma en el que Bo­rre­ro hi­zo én­fa­sis: “las per­so­nas de­ben co­no­cer los pe­li­gros de usar re­des de Wi­fi abier­tos y co­ne­xio­nes co­mo Blue­tooth en los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos”.

Fren­te a es­ta si­tua­ción, Raúl Do­nai­do, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de HR Net­work

INC, con­sul­to­ra de ci­ber­se­gu­ri­dad en Co­lom­bia, tam­bién aco­tó que los ciu­da­da­nos de­ben evi­tar geo­lo­ca­li­za­ción al mo­men­to de rea­li­zar una ope­ra­ción ban­ca­ria o co­mer­cial en el ci­be­res­pa­cio, da­do que op­cio­nes co­mo es­tas per­mi­ten que los ci­ber­de­lin­cuen­tes in­gre­sen a dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos: ce­lu­la­res, ta­ble­tas o compu­tado­res, y lle­gan a ac­ce­der a la in­for­ma­ción per­so­nal, has­ta el pun­to de rap­tar­la”.

En­tre las re­co­men­da­cio­nes que Do­nai­do ex­pli­có fue que las per­so­nas de­ben rehu­sar­se a des­car­gar soft­wa­re gra­tui­tos, y más si no son an­ti-vi­rus que no sean de fa­bri­can­tes le­ga­les, ya que pue­den lle­gar a ver­se afec­ta­dos por la es­tra­te­gia de la­dro­nes in­for­má­ti­cos.

Bo­rre­ro, por su par­te, su­gi­rió que las com­pa­ñías, “ade­más de in­ver­tir en un sis­te­ma de se­gu­ri­dad, de­ben ca­pa­ci­tar a sus co­la­bo­ra­do­res. Re­cur­sos Hu­ma­nos de­be siem­pre coor­di­nar con Tec­no­lo­gías pa­ra evi­tar errores. Por dar un ejem­plo: cuan­do una per­so­na sal­ga de la em­pre­sa, de in­me­dia­to se le tie­ne que eli­mi­nar to­dos los ac­ce­sos”.

En un ope­ra­ti­vo en el sur de Ca­li, la Po­li­cía lo­gró cap­tu­rar a un pre­sun­to ci­ber­de­lin­cuen­te, quien ha­bría ro­ba­do a una Al­cal­día del Hui­la. Se in­cau­ta­ron 2 compu­tado­res, 1 dis­co du­ro, 2 me­mo­rias USB y 1 ce­lu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.