Pu­tin ce­le­bra éxi­to de re­fe­ren­do, en me­dio de crí­ti­cas de Oc­ci­den­te

El re­sul­ta­do elec­to­ral en fa­vor de cam­biar la Cons­ti­tu­ción le per­mi­te al Pre­si­den­te ru­so ex­ten­der su man­da­to has­ta el 2036.

El Pais de Cali - - Poder -

El pre­si­den­te de Ru­sia, Vla­di­mir Pu­tin, agra­de­ció ayer a sus com­pa­trio­tas por vo­tar a fa­vor de con­tro­ver­ti­das en­mien­das a la Cons­ti­tu­ción que abren la vía pa­ra man­te­ner­se en el po­der has­ta 2036, re­sul­ta­do cri­ti­ca­do por la opo­si­ción y los paí­ses oc­ci­den­ta­les.

La Co­mi­sión Elec­to­ral Cen­tral de Ru­sia anun­ció en la ma­dru­ga­da del jue­ves que el 77,92 % de los vo­tan­tes res­pal­da­ron las re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les que per­mi­ti­rían a Pu­tin, en el po­der en Ru­sia en las úl­ti­mas dos dé­ca­das, pos­tu­lar­se pa­ra pe­río­dos adi­cio­na­les des­pués de que su man­da­to ac­tual de seis años fi­na­li­ce en 2024.

“Mu­chas gra­cias por su apo­yo y con­fian­za”, di­jo Pu­tin en una alo­cu­ción te­le­vi­sa­da, du­ran­te la cual tam­bién ad­vir­tió que la Ru­sia mo­der­na aún es­ta­ba en pro­ce­so de for­ma­ción.

“Ha pa­sa­do muy po­co tiempo des­de la de­sin­te­gra­ción de la Unión So­vié­ti­ca”, sos­tu­vo el Man­da­ta­rio y agre­gó: “Ne­ce­si­ta­mos es­ta­bi­li­dad in­ter­na y tiempo pa­ra for­ta­le­cer el país y sus ins­ti­tu­cio­nes”.

Los ru­sos co­men­za­ron a vo­tar des­de la se­ma­na pa­sa­da con res­pec­to al pa­que­te de cam­bios cons­ti­tu­cio­na­les pro­pues­to por el Je­fe del Krem­lin a prin­ci­pios de es­te año, in­clui­do un res­ta­ble­ci­mien­to de los lí­mi­tes del man­da­to pre­si­den­cial.

Otras en­mien­das for­ta­le­cen los po­de­res eje­cu­ti­vos y le­gis­la­ti­vos, con­sa­gran la prohi­bi­ción del ma­tri­mo­nio ho­mo­se­xual y ga­ran­ti­zan me­jo­res sa­la­rios mí­ni­mos y pen­sio­nes.

El Krem­lin hi­zo to­do pa­ra au­men­tar la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral, ins­ta­lan­do me­sas de vo­ta­ción im­pro­vi­sa­das en to­do el país, in­clu­so en au­to­bu­ses, tien­das de cam­pa­ña y ban­cos de la ca­lle, que fue­ron ri­di­cu­li­za­das en las re­des so­cia­les.

Los re­sul­ta­dos a fa­vor de las re­for­mas sus­ci­ta­ron crí­ti­cas en Es­ta­dos Uni­dos, que ex­pre­só su preo­cu­pa­ción por “in­for­ma­cio­nes so­bre los in­ten­tos del Go­bierno ru­so de ma­ni­pu­lar” la vo­ta­ción, mien­tras que la Unión Eu­ro­pea (UE) pi­dió a Mos­cú in­ves­ti­gar los re­por­tes de “irre­gu­la­ri­da­des”.

El opo­si­tor ru­so Alexei Na­valny ca­li­fi­có la elec­ción de “gran men­ti­ra” y pi­dió a sus se­gui­do­res que se mo­vi­li­cen pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes re­gio­na­les pro­gra­ma­das pa­ra septiembre.

1 de ju­lio

so­bre el pro­yec­to de nue­va Cons­ti­tu­ción, que le

por dos man­da­tos más, has­ta sus

Un “triun­fo”

La vo­ta­ción, que ori­gi­nal­men­te es­ta­ba pro­gra­ma­da pa­ra el 22 de abril, tu­vo que pos­po­ner­se des­pués de que las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias in­for­ma­ron un au­men­to en los ca­sos de co­ro­na­vi­rus, que con­vir­tie­ron a Ru­sia en el país más in­fec­ta­do del mun­do des­pués Es­ta­dos Uni­dos y Bra­sil.

Pu­tin re­pro­gra­mó la jor­na­da elec­to­ral pa­ra que se ce­le­bra­ra una se­ma­na des­pués de las ma­si­vas con­me­mo­ra­cio­nes de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial en to­do el país que, se­gún los ana­lis­tas, eran im­por­tan­tes pa­ra el Krem­lin pa­ra des­per­tar el sen­ti­mien­to pa­trió­ti­co an­tes de la vo­ta­ción.

Los ín­di­ces de apro­ba­ción de Pu­tin se des­plo­ma­ron a mí­ni­mos his­tó­ri­cos de 59 % en los úl­ti­mos me­ses, en par­te por el ma­ne­jo que su Go­bierno le dio a la pan­de­mia del co­ro­na­vi­rus, pe­ro tam­bién por el ma­les­tar eco­nó­mi­co de lar­ga da­ta.

El por­ta­voz del Krem­lin, Dmi­tri Pes­kov, con­si­de­ró el re­sul­ta­do co­mo un “triun­fo” y des­cri­bió la vo­ta­ción co­mo un “re­fe­ren­do so­bre la con­fian­za” en el Pre­si­den­te ru­so.

Sin em­bar­go, el re­sul­ta­do fue vis­to por mu­chos co­mo inevi­ta­ble, y co­pias de la nue­va Cons­ti­tu­ción ya es­ta­ban a la ven­ta en las li­bre­rías se­ma­nas an­tes de la vo­ta­ción.

Vio­la­cio­nes “sin pre­ce­den­tes”

So­lo la re­gión au­tó­no­ma de Ne­nets, en el Ár­ti­co ru­so, se opu­so a las re­for­mas pro­pues­tas, con un

55,25 % de los vo­tan­tes con­tra­rios a los cam­bios.

Las au­to­ri­da­des lo vie­ron co­mo una ex­pre­sión de pro­tes­ta con­tra los pla­nes de fu­sio­nar Ne­nets con la re­gión ve­ci­na de Ark­han­gelsk.

Las dos cá­ma­ras del Par­la­men­to de

Ru­sia ha­bían apro­ba­do pre­via­men­te las en­mien­das, pe­ro Pu­tin di­jo que so­lo en­tra­rían en vi­gor si la ma­yo­ría de los vo­tan­tes las apo­ya­ban.

Pa­ra pro­pi­ciar la par­ti­ci­pa­ción ma­si­va, el úl­ti­mo día de vo­ta­ción fue de­cla­ra­do fe­ria­do na­cio­nal y se ofre­cie­ron pre­mios a los vo­tan­tes, in­clui­dos apar­ta­men­tos, au­to­mó­vi­les y efec­ti­vo.

El gru­po de mo­ni­to­reo elec­to­ral Go­los di­jo el jue­ves que ha­bía re­ci­bi­do más de 2100 que­jas por po­si­bles vio­la­cio­nes, in­clu­yen­do in­for­mes de em­plea­dos obli­ga­dos a vo­tar.

La or­ga­ni­za­ción des­cri­bió la vo­ta­ción co­mo “sin pre­ce­den­tes” en tér­mi­nos de vio­la­cio­nes, y di­jo que pa­sa­ría a la his­to­ria co­mo un ata­que a la so­be­ra­nía del pue­blo.

La por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do de Es­ta­dos Uni­dos, Mor­gan Or­ta­gus, afir­mó que Washington es­ta­ba “preo­cu­pa­do” por “las in­for­ma­cio­nes so­bre coer­ción de elec­to­res, pre­sión so­bre los opo­si­to­res de las en­mien­das y res­tric­cio­nes de los ob­ser­va­do­res in­de­pen­dien­tes de la vo­ta­ción”.

Pe­ter Stano, vo­ce­ro de la UE, tam­bién se­ña­ló “acu­sa­cio­nes de irre­gu­la­ri­da­des” y pi­dió a Mos­cú que in­ves­ti­gue los “gra­ves” re­cla­mos.

La je­fa de la co­mi­sión elec­to­ral ru­sa, Ella Pam­fi­lo­va, re­cha­zó las crí­ti­cas y di­jo que “no hay du­da de que el vo­to es vá­li­do y le­gí­ti­mo”.

El opo­si­tor ru­so Alexei Na­valny ca­li­fi­có la elec­ción de “gran men­ti­ra” y pi­dió a sus se­gui­do­res que se mo­vi­li­cen pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes re­gio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.