El Pais de Cali

Cuba, Patria y Vida

-

La protesta social llegó a Cuba. Por primera vez en 30 años, miles de cubanos salieron a las calles a reclamar contra el sistema comunista y a exigir alimentos, medicinas y respuestas adecuadas a la emergencia que ha ocasionado el Covid-19. Y a reclamar su libertad a un régimen que está lejos de tener en su léxico esa palabra, a pesar de haberla manoseado en su intento permanente por desestabil­izar la democracia en todo el continente e imponer el comunismo que los hermanos Fidel y Raúl Castro sembraron en la patria de José Martí.

Los hechos se produjeron el pasado domingo, aunque la inconformi­dad viene de hace mucho tiempo, de la mano de jóvenes, artistas y gente del común que demuestra su rechazo a una tiranía basada en un solo partido que sigue la férrea mano del sistema más absolutist­a de América. En varias ciudades, incluyendo La Habana, la gente salió a expresar su rechazo bajo el lema “patria y vida”, la antítesis del eslogan “patria o muerte” que ha caracteriz­ado la tiranía, una manera de justificar su fracaso de seis décadas, el que tiene a los cubanos residentes en la isla en la peor de las crisis de su historia.

Y el lunes, las calles de esas ciudades amaneciero­n desiertas. La dictadura encabezada por el sucesor de la dinastía, Miguel Díaz-Canel ordenó la represión, y al grito de “la orden de combate está dada, a la calle los revolucion­arios” enfrentó a los cubanos unos con otros mediante el llamado a sus correligio­narios. Y al tiempo desató la represión con allanamien­tos y detencione­s de miles de personas que participar­on en la protesta además del despliegue de todas las organizaci­ones secretas y militares para detener la expresión de un pueblo que rechaza la miseria a la cual lo condenó el comunismo.

Luego de la caída de la Unión Soviética en 1991, Cuba vivió lo que Fidel llamó “el periodo especial”, una gran crisis debida a la desaparici­ón del protector del régimen castrista, lo cual llevó a la última gran protesta, en 1994. Ahora, la ruina de Venezuela, su padrino desde cuando apareció Hugo Chávez, revivió la crisis eterna, pues el comunismo cubano no tiene de dónde echar mano para conseguir petróleo ni divisas ni suministro­s.

Por supuesto, en la tragedia que padece el pueblo cubano tiene protagonis­mo principal la decisión del gobierno de los Estados Unidos de aislar al régimen castrista, impidiendo la entrada de suministro­s o la negociació­n de los dólares que producía el turismo o que enviaban a sus familias en la isla los cubanos en el exilio. Aunque es la oportunida­d para acusar al “Imperialis­mo” de ser el causante, eso ya no sirve para resolver lo que es la peor de las tragedias en la historia de Cuba.

Hasta Raúl, quien con 90 años delegó el poder absoluto que ejerció durante 60 años, debió reaparecer para tratar de enfrentar la protesta de los cubanos. Con seguridad, el régimen usará toda su capacidad de represión para silenciar a su pueblo, y volverá a expulsar más cubanos de su tierra como lo hizo antes o lo hace Venezuela. Pero el grito de “Patria y Vida” llegó para quedarse y enfrentar la dictadura más antigua de América.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia