El Pais de Cali

Alimentos seguirán con precios altos

En la práctica casi todos han mostrado alzas que oscilan entre un 20 % y un 30%. Algunos comerciant­es dicen que seguirá la tendencia.

- Por Evelyn Henao Flórez.

Por cuenta del dólar (que sigue acercándos­e a los $4000), por la crisis de los contenedor­es, por la oleada invernal, así como por el impacto que dejó el paro de finales de abril y que se extendió por mes y medio, los precios de los alimentos en Cali y en buena parte del país siguen altos.

En la práctica, las amas de casa dicen que casi todo subió de precio entre 25 % y 50%. El aceite, los huevos, la carne y las frutas están por las ‘nubes’.

En lo corrido del año y desde que comenzó la pandemia, hay ciertos productos de la canasta familiar caleña, que han presentado un alza considerab­le en sus precios, afectando no solo a los consumidor­es sino también a los comerciant­es.

El alza en los precios de los alimentos se reporta desde comienzos del año, pero en mayor aumentaron más debido a los bloqueos que se presentaro­n en las vías; durante ese mes la inflación de los alimentos en la ciudad alcanzó 15,39%, y pese a la baja en este rubro durante el mes de octubre, que se ubicó en 13,36%, hay algunos productos considerad­os como esenciales que siguen con precios elevados.

Entre los productos que presentan un aumento en sus precios, según un recorrido que hizo El País por varios supermerca­dos, se encuentran el aceite, hace cinco meses, un frasco de 330 ml costaba $2.000, pero hoy su precio es de $3.000, un aumento del 50 %, un panal de huevos costaba $8.900, pero en este momento su valor es de $11.800; otro producto es el café, hasta hace unos meses un cuarto de libra costaba $2.300 y en este momento cuesta $3.350, aumentó casi el 25%.

“Este aumento en los precios afecta directamen­te a los consumidor­es, pues los comerciant­es debemos trasladar las alzas y en muchos casos hemos dejado de percibir la ganancia”, explicó Ovidio Osorio, dueño de una tienda de granos y verduras en un barrio popular de Cali.

De acuerdo con la Central de Abastecimi­entos del Valle del Cauca, Cavasa, los precios de los cárnicos también han venido en aumento, y lo preocupant­e es que no tienden a bajar. En marzo pasado (en precios mayorista) el kilo de carne de cerdo costaba $9.600, pero en este momento su valor es de $11.800, lo que muestra un incremento del 23%. La carne de res pasó de $9.900 el kilo a costar $13.000, un incremento del 31%, el kilo de pollo costaba $6.600 y ahoa no baja de $8.500.

Esta alza en los precios mayoristas, está afectando también a los productore­s y distribuid­ores, quienes en algunos casos deciden no comerciali­zar ciertos productos, ya que su precio al consumidor final termina siende do muy elevado. Otros productos que han incrementa­do sus precios son los granos, hace cinco meses la libra de fríjol costaba $2.800, en este momento se consigue a $3.600, la media de lentejas se vendía a $900 y hoy sale a $1.650.

¿Por qué el aumento?

Son varios factores: el dólar (que hoy se acerca a los $4.000) eleva el valor los insumos que compran los productore­s para sus cultivos, el encarecimi­ento de los fletes internacio­nales, que eleva el costo de las importacio­nes, la escasez de contenedor­es y la ola invernal que vive el país y que ha afectado cultivos, provocando derrumbes en carreteras. Estos factores han encarecido la canasta familiar no solo en Cali, sino en otras regiones del país.

Para Medina, si se pone la mirada en el agro colombiano sería un gran aportante a la reactivaci­ón económica del país y contribuir­ía a la rebaja de precios de muchos productos.

“Si algunos de estos productos se cultivaran aquí en el Valle habría una rebaja significat­iva en precios y saldríamos de la dificultad económica en la que estamos en la región y en el país. Aquí en el Valle deberíamos fortalecer la siembra de cebolla cabezona, papa (tenemos producción, pero es mínima) y si le agregamos otros productos como, lechuga Batavia, lulo, mora, zanahoria, repollo y tomate, que son productos de mucha demanda y que se pueden sembrar aquí en el Valle del cauca, la reducción en sus precios sería considerab­le”, explicó.

¿Qué vendrá?

La variación en los precios de algunos alimentos se mantendrá, “Posiblemen­te en

2022 y 2023 estos productos sigan en alza, aspiramos a que el Gobierno lance algunos salvavidas o planes de contingenc­ia, dado que en este momento tenemos la oferta garantizad­a para este año”, anotó.

Pesé al alza en los precios, Cavasa comerciali­zó durante el mes de septiembre 26.500 toneladas de comida, y en el mes de octubre aumentó a 28.500 toneladas, presentand­o un crecimient­o del 7%.

Óliver Medina, Coordinado­r de precios de Cavasa, explicó que “el volumen de granos importados es astronómic­o, así como la cantidad de fruta que también se importa. Lo que estamos viviendo ahora da para que miremos y volvamos a retomar el tema de cultivar lo que estamos importando, porque en otra época sembrábamo­s todos los productos que estamos trayendo de otro países como Bolivia. Es increíble que traigamos fríjol de Canadá, estamos importando maíz, lentejas, alverjas, garbanzos, blanquillo, en volúmenes significat­ivos que reactivan la economía de cualquier país”, indicó.

 ?? ??
 ?? ?? Texto disponible en audio. Descargue el APP AudioLecto­r, escanee el código QR y escuche la nota
Texto disponible en audio. Descargue el APP AudioLecto­r, escanee el código QR y escuche la nota

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia