Lo que di­ce el per­fu­me

Fucsia Novias - - CONTENIDO -

Ebo­da no se pue­de de­jar na­da cho me­nos el ma­qui­lla­je; de has no­vias op­ten por ha­cer­se prue­bas pre­vias. Pe­ro más allá de pre­pa­rar el look con an­te­la­ción, hay que sa­ber qué se de­be ha­cer y qué no an­tes de es­cu­char la mar­cha nup­cial.

¿La ten­den­cia? Lo na­tu­ral. Pe­ro na­tu­ra­li­dad no quie­re de­cir sim­ple­za: se pue­de es­tar muy bien ma­qui­lla­da y ver­se fres­ca. So­lo hay que sa­ber des­ta­car lo que se de­be re­sal­tar, dar­le lu­mi­no­si­dad a la piel y vi­da a la mi­ra­da. Eso sí, hay que ma­ne­jar el ma­qui­lla­je con cui­da­do, pues en el afán de mos­trar­se des­lum­bran­te se cae en erro­res co­mu­nes.

El error de mu­chas no­vias es no ha­ber cui­da­do la piel an­tes del gran día, pen­san­do que el ma­qui­lla­je ha­ce mi­la­gros. Pa­ra co­rre­gir­lo, mu­chas sue­len po­ner­se ba­ses pe­sa­das y va­rias ca­pas, res­tán­do­le na­tu­ra­li­dad; es im­por­tan­te pre­pa­rar la piel y ha­cer­se tra­ta­mien­tos ade­cua­dos pa­ra no de­jar al ma­qui­lla­je la res­pon­sa­bi­li­dad de ta­par lo que se ha des­cui­da­do.

¿Quién no sue­ña con ver­se ab­so­lu­ta­men­te her­mo­sa al lle­gar al al­tar? Si bien es im­por­tan­te pre­pa­rar to­do pa­ra el día so­ña­do, tam­bién es vi­tal co­no­cer qué con­vie­ne más a la ho­ra de ele­gir un look es­pe­cí­fi­co y qué evi­tar. To­me no­ta.

HAY QUE MAQUILLARSE CON LUZ NA­TU­RAL.

Si se ha­ce con luz ar­ti­fi­cial, se co­rre el ries­go de que los co­lo­res y aca­ba­dos sean com­ple­ta­men­te dis­tin­tos a los que se bus­ca­ron en un co­mien­zo. Pue­den ocu­rrir desas­tres, co­mo que la ba­se que se usó es de otro tono, se pu­so una som­bra muy os­cu­ra o se apli­có ma­qui­lla­je de más.

CUI­DA­DO CON LOS OJOS.

Aun­que hay ten­den­cia ha­cia los de­li­nea­dos perfectos, no siem­pre es­tos fa­vo­re­cen: un de­li­nea­do muy grue­so y os­cu­ro en unos ojos pe­que­ños pue­de ha­cer que pier­dan ex­pre­sión (y ta­ma­ño). Tam­bién pa­sa que si es­tá mal he­cho opa­ca la mi­ra­da.

Lo ideal es bus­car co­lo­res de som­bra que ayu­den a des­ta­car los ojos y le den bri­llo a la mi­ra­da.

SI SUE­LE USAR MU­CHO MA­QUI­LLA­JE,

ese día pro­ba­ble­men­te se vea ex­tra­ña si op­ta por un look muy na­tu­ral y vi­ce­ver­sa: si se ma­qui­lla po­co en el día a día, pa­ra la bo­da no es ideal ex­pe­ri­men­tar con unos smo­key eyes (ojos ahu­ma­dos).

LA­BIOS RO­JOS, ¿por qué no? Lo im­por­tan­te es que la no­via use lo que la ha­ga sen­tir bien. Si quie­re dar­le un to­que sen­sual a su con­jun­to, lle­var el ro­jo apro­pia­do pue­de ver­se de ma­ra­vi­lla. Lo im­por­tan­te es no ma­qui­llar los ojos con to­nos os­cu­ros pa­ra que la bo­ca sea la pro­ta­go­nis­ta. Lo que no de­be ha­cer­se es po­ner co­lo­res fuer­tes en to­do el ros­tro; so­lo se de­be des­ta­car una par­te de la ca­ra (ojos o la­bios).

CEJAS SUA­VES. Son el mar­co de los ojos, así que hay que sa­ber lle­var­las más na­tu­ra­les po­si­ble. Ma­qui­llar­las con un tono muy os­cu­ro pue­de en­du­re­cer la ex­pre­sión; por eso se re­co­mien­da usar un co­lor más cla­ro que el del pe­lo.

Ru­bor en per­las; de Too Fa­ced La­bial; de Mary Kay®

Es­mal­te nu­de; de Chi­na Gla­ze Per­las trans­lú­ci­das; de Guer­lain Pre­pa­ra­dor de piel; de Re­vlon

Pes­ta­ñi­na UNA; de Na­tu­ra Co­rrec­tor en bro­cha; de Cli­ni­que

Pa­le­ta de som­bras Na­ked3; de Ur­ban De­cay

Pa­le­ta de ilu­mi­na­do­res y con­torno; de The Balm

Fo­to: Ka­rim y Ma­ría. Ma­qui­lla­je: Na­dia Kosh Mo­de­lo: Mar­ga­ri­ta Pe­ral­ta, de Gru­po 4 Pro­duc­ción: Ana Ma­ría Ja­ra­mi­llo Cas­ti­llo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.