El en­can­to DE LO SIM­PLE

LA PA­SA­RE­LA FUCSIA-FINESSE, PRO­TA­GO­NI­ZA­DA POR MA­NUE­LA PE­ÑA Y SU FIR­MA RELIGARE, FUE UNA ODA A LO NA­TU­RAL. FI­BRAS, MA­TE­RIA­LES, SILUETAS Y CO­LO­RES, A SIM­PLE VIS­TA BÁ­SI­COS, ENALTECEN EN LA PRO­PUES­TA EL VA­LOR DE LA SEN­CI­LLEZ, LA IM­POR­TAN­CIA DE LO AN­CES­TRAL Y

Fucsia - - COLOMBIA MODA -

UNA SE­GUI­DI­LLA de looks en co­lo­res cru­dos, ac­ce­so­ri­za­dos con enor­mes som­bre­ros de fi­bra na­tu­ral, fue el se­reno abre­bo­cas de Üio, la pro­pues­ta con la que la di­se­ña­do­ra Ma­nue­la Pe­ña, crea­do­ra de la fir­ma Religare, ga­nó el con­cur­so Se Bus­ca Di­se­ña­dor FUCSIAFINESSE 2018 y el de­re­cho a pre­sen­tar­se de la mano de es­tas dos mar­cas –y con el res­pal­do de las te­las de Pri­ma­te­la– en las pa­sa­re­las de Co­lom­bia­mo­da.

Ins­pi­ra­da en la Ama­zo­nía co­lom­bia­na y en su cos­mo­go­nía, el nom­bre de su co­lec­ción es una de­ri­va­ción de la pa­la­bra Güio, que quie­re de­cir ‘anacon­da’ en los pue­blos de es­ta zo­na, la ser­pien­te gi­gan­te que re­la­cio­nan con el ori­gen de la vi­da, el río Ama­zo­nas y sus cau­da­les y la co­ne­xión con el cie­lo (vía lác­tea). Su pun­to de par­ti­da fue el li­bro La ser­pien­te cós­mi­ca, de Je­remy Narby, que ha­bla de la re­la­ción en­tre el mun­do cha­má­ni­co y la for­ma­ción del ADN.

De es­ta pu­bli­ca­ción, cuen­ta la di­se­ña­do­ra, na­cen las siluetas am­plias y en­vol­ven­tes que se ama­rran, mu­dan,

cam­bian y arras­tran. “La com­bi­na­ción de pren­das muy bá­si­cas y otras en­vol­ven­tes con de­ta­lles dra­pea­dos y que re­sal­tan el cuer­po fe­me­nino ge­ne­ra una cons­truc­ción que se ve tra­ba­ja­da e in­no­va­do­ra”, di­jo Mart­ha Cá­lad, con­sul­to­ra de mo­da, so­bre la pro­pues­ta.

A sim­ple vis­ta las pren­das son sen­ci­llas, pe­ro con un po­co más de aten­ción al de­ta­lle se re­ve­la la mi­nu­cio­sa y con­cien­zu­da la­bor ma­nual que le exi­gie­ron pie­zas co­mo las que reali­zó en cu­ma­re, una fi­bra na­tu­ral ex­traí­da de la pal­ma del mis­mo nom­bre, que tra­ba­jó de la mano de la co­mu­ni­dad co­re­gua­je del Ca­que­tá y que va te­ji­da nu­do a nu­do com­ple­tan­do una red. “Su ma­ne­jo del cu­ma­re va más allá del te­ma ar­te­sa­nal y ofre­ce un nue­vo ca­mino pa­ra quie­nes

“LA PRO­PUES­TA

FUE TO­TAL­MEN­TE COHE­REN­TE CON LA ESEN­CIA NA­TU­RAL DE FINESSE.

Las dos mar­cas dia­lo­ga­ron cla­ra y or­gá­ni­ca­men­te”.

Ju­lián po­sa­da

quie­ren in­cluir téc­ni­cas ar­te­sa­nas en sus di­se­ños”, co­men­tó Ju­lián Po­sa­da, con­sul­tor de mar­cas.

En su sim­ple­za hay un gran po­der: el de trans­for­mar ma­te­ria­les y co­lo­res ele­men­ta­les y apa­ren­te­men­te po­co lla­ma­ti­vos en al­go re­fi­na­do y so­fis­ti­ca­do, que acen­túa a la vez el ca­rác­ter na­tu­ral, an­ces­tral y hand­ma­de de la mar­ca.

“La pro­pues­ta de Religare es fiel a su crea­do­ra, es cohe­ren­te con quien es, con có­mo pien­sa y sien­te la mo­da. Es muy sa­tis­fac­to­rio ver cuan­do un di­se­ña­dor es ab­so­lu­ta­men­te ho­nes­to con­si­go mis­mo y sus co­lec­cio­nes son un re­fle­jo pro­fun­do de su ser, de una ex­plo­ra­ción in­ter­na”, re­fle­xio­na Po­sa­da.

Na­ci­da en Bar­ce­lo­na pe­ro cria­da en Me­de­llín, Ma­nue­la Pe­ña re­fle­ja siem­pre un ca­rác­ter tran­qui­lo y ar­mó­ni­co, ade­más de una gran sen­si­bi­li­dad ar­tís­ti­ca, pro­duc­to de sus es­tu­dios en la Es­co­la Mas­sa­na. Religare es la co­mu­nión en­tre esas dos pa­sio­nes, el ar­te y la mo­da, y fru­to de su gran in­quie­tud por la sos­te­ni­bi­li­dad y la pro­tec­ción del me­dio am­bien­te; de ahí que uti­li­ce te­las deads­tock (sin uso), en lo po­si­ble or­gá­ni­cas, así co­mo pro­ce­sos de es­tam­pa­ción eco­ami­ga­bles, em­pa­ques re­ci­cla­dos, tin­tes ve­ge­ta­les y una pro­duc­ción cons­cien­te (no ma­si­va).

UNA HIS­TO­RIA DE CO­LOR

Los to­nos nu­de y neu­tros con los que ini­ció la pa­sa­re­la fue­ron pa­ra Glo­ria Sal­da­rria­ga, ex­ga­le­ris­ta y apa­sio­na­da por la mo­da, el lien­zo con el que Ma­nue­la em­pe­zó a es­cri­bir su his­to­ria. Y es que hu­bo una pen­sa­da na­rra­ti­va de co­mien­zo a fin: de los cru­dos pa­só a la pa­le­ta de los tie­rra (mos­ta­za, ladrillo, cho­co­la­te), se de­tu­vo mo­men­tá­nea­men­te en el do­ra­do pa­ra se­guir con el ro­jo os­cu­ro, el ver­de oli­va, el ama­ri­llo y el vio­le­ta has­ta lle­gar al ne­gro. “Ma­nue­la tra­ba­ja muy bien el te­ma, su co­lo­ri­do es muy ar­mo­nio­so y na­ce del mun­do ve­ge­tal; ade­más, usa téc­ni­cas an­ces­tra­les de es­tam­pa­ción co­mo el ba­tik y el de­gra­dé”, ase­gu­ra Cá­lad.

Pa­ra Sal­da­rria­ga es­to se de­bió tam­bién a un im­pe­ca­ble tra­ba­jo de es­ti­lis­mo que fue com­ple­men­ta­do con una acer­ta­da elec­ción de pei­na­do, ma­qui­lla­je y mú­si­ca. La ce­re­za del pas­tel fue­ron los ac­ce­so­rios (som­bre­ros, mi­to­nes, al­par­ga­tas, za­pa­ti­llas, mo­chi­las y sue­cos), la ma­yo­ría ela­bo­ra­dos en cu­ma­re y cuero. .

“LA CO­LEC­CIÓN ES IDEAL PA­RA UNA MU­JER QUE ES­TÁ BUS­CAN­DO

al­go sim­ple y bá­si­co, pe­ro so­fis­ti­ca­do y con un al­to gra­do de con­fort”.

mart­ha cá­lad

Lau­ra Lon­do­ño, ac­triz e ima­gende Finesse, fue la en­car­ga­da de ce­rrar el des­fi­le de Ma­nue­la Pe­ña y su mar­ca Religare en elmar­co de Co­lom­bia­mo­da.

Ade­más del cu­ma­re, Ma­nue­la Pe­ña eli­gió al­go­do­nes, li­nos y se­das de Pri­ma­te­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.