Ho­rós­co­po

Fucsia - - HORÓSCOPO -

RE­CUER­DE QUE LAS ES­TRE­LLAS DICTAN EL PORVENIR PE­RO UNO PUE­DE HA­CER QUE EL UNI­VER­SO CAM­BIE A SU FA­VOR. FE, OP­TI­MIS­MO Y SUER­TE PA­RA TO­DOS.

POR Olivia Rincón Pa­rra As­tró­lo­ga

LEO

la rue­da de la for­tu­na in­ver­ti­da

Ten­ga pru­den­cia con los gas­tos y las pa­la­bras de más en el en­torno la­bo­ral; pro­cu­re pa­sar inad­ver­ti­da pa­ra evi­tar con­tra­rie­da­des y en­vi­dias. Se ave­ci­na el ale­ja­mien­to de se­res cer­ca­nos, lo que

re­que­ri­rá de su ener­gía po­si­ti­va pa­ra no caer en de­pre­sión.

ARIES

— el dia­blo

Cam­bios ines­pe­ra­dos; nue­vas opor­tu­ni­da­des eco­nó­mi­cas y la­bo­ra­les. Si se sien­te un po­co ner­vio­sa por lo que se ave­ci­na, pien­se que to­do lle­ga y to­do pa­sa. No de­je ir los bue­nos even­tos que la lle­va­rán a ho­ri­zon­tes más fres­cos.

TAURO

— la es­tre­lla

Pros­pe­ri­dad eco­nó­mi­ca y la­bo­ral. Con­tro­le su tem­pe­ra­men­to pa­ra elu­dir rom­pi­mien­tos con amo­res o ami­gos. Con­cén­tre­se en las co­sas bue­nas y no per­mi­ta que el pe­si­mis­mo la es­tan­que o fre­ne sus pla­nes.

GÉMINIS

— la JUS­TI­CIA in­ver­ti­da

Si­ga con su ru­ti­na dia­ria, pe­ro es­té aten­ta a la fir­ma de do­cu­men­tos im­por­tan­tes; ase­só­re­se pri­me­ro. No es épo­ca de cam­bios, así que es­pe­re a que lle­guen me­jo­res opor­tu­ni­da­des.

CÁN­CER

— el em­pe­ra­dor in­ver­ti­do

Bue­nas nue­vas pa­ra las re­la­cio­nes sen­ti­men­ta­les: si no tie­ne una, po­dría lle­var­se una sor­pre­sa; las ya exis­ten­tes se re­afir­ma­rán. Ha­ga ca­so omi­so al mal hu­mor de per­so­nas del se­xo opues­to. Re­lá­je­se.

VIRGO

— la fuer­za

Bue­na for­tu­na, via­jes, amor, di­ne­ro, em­ba­ra­zos. Dis­fru­te es­tos mo­men­tos y lo­gra­rá agran­dar sus be­ne­fi­cios. De­je al día to­dos sus pen­dien­tes eco­nó­mi­cos y evi­te to­do lo que pue­da em­pa­ñar su fe­li­ci­dad. LI­BRA —la JUS­TI­CIA in­ver­ti­da Es tiem­po de re­co­ger. El mes trae no­ti­cias de em­ba­ra­zos, nue­vos amo­res y cam­bios de tra­ba­jo. No se duer­ma y apro­ve­che cual­quier opor­tu­ni­dad de avan­zar, pues no se re­pe­ti­rá.

ESCORPIÓN

— la em­pe­ra­triz

Se ave­ci­nan no­ti­cias fe­li­ces en los asun­tos amo­ro­sos y la­bo­ra­les, o un as­cen­so en su ac­tual lu­gar de tra­ba­jo. Ten­ga cui­da­do de no os­ten­tar su éxi­to pa­ra es­qui­var res­que­mo­res. Sa­lud y be­ne­fi­cios que lle­gan de su en­torno cer­cano.

SAGITARIO

— el em­pe­ra­dor

Las es­tre­llas es­tán a su fa­vor y trae­rán con­si­go ins­tan­tes sa­tis­fac­to­rios. Ex­ce­len­te eco­no­mía y fe­li­ci­dad en sus re­la­cio­nes de pa­re­ja; si es­tá so­la, en­con­tra­rá el amor a la vuel­ta de la es­qui­na.

CAPRICORNIO

— la TEMPLANZA

El mes arran­ca con au­gu­rios po­si­ti­vos que le con­vie­ne apro­ve­char pa­ra con­tra­rres­tar los al­ti­ba­jos la­bo­ra­les que trae­rán dis­tan­cia­mien­tos de com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo.

ACUA­RIO

— la em­pe­ra­triz in­ver­ti­da

Ha­ga aco­pio de cal­ma y so­sie­go; qué­de­se quie­ta. Tra­te de no pro­mo­ver nin­gún mo­vi­mien­to en su área la­bo­ral y evi­te cam­biar de vi­vien­da; nin­gu­na es re­co­men­da­ble es­te mes.

PISCIS

— el CA­RRO in­ver­ti­do

Si te­nía preo­cu­pa­cio­nes por la sa­lud de al­guien: to­do me­jo­ra­rá. Y en ca­so de que es­té es­pe­ran­do no­ti­cias so­bre pa­pe­les pen­dien­tes, la res­pues­ta se­rá po­si­ti­va. Cui­de su tem­pe­ra­men­to y llé­ne­se de fuer­za pa­ra es­tar se­re­na.

@sa­ma­ra ar­tist

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.